publicidad
La narcoviolencia azota a varios estados de México.

Violencia en México por el narco no ha cesado, afirmó la ONU

Violencia en México por el narco no ha cesado, afirmó la ONU

La ONU aseguró que la violencia generada por el narcotráfico no ha cesado en México, pese a lucha anticrimen del presidente Felipe Calderón.

La narcoviolencia azota a varios estados de México.
La narcoviolencia azota a varios estados de México.

Frenar al crimen organizado

VIENA - México se enfrenta al problema del narcotráfico, así como a la fabricación clandestina de metanfetamina a gran escala para pasarla de contrabando a Estados Unidos, pese a cierto éxito en la lucha contra la droga que no la logrado frenar la violencia generada por el narcotráfico.

Así lo afirma la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU en su informe anual, tras subrayar que el Gobierno de México ha aplicado diversas medidas desde 2005 para combatir esas actividades ilícitas y contener la influencia de las organizaciones delictivas.

Agrega que México ha fortalecido la cooperación judicial para responder mejor al problema del narcotráfico y de los precursores químicos y ha previsto la introducción de mejoras legislativas adicionales, además de intensificar la cooperación con las autoridades judiciales y de represión de otros países de América.

publicidad

Se redujo decomisos de cocaína-

La JIFE también considera que México ha logrado éxitos en la represión de los cárteles de la droga y ha preparado un programa especial para ampliar la actividad de prevención del uso indebido de drogas.

Así las cosas, destaca que "de los tres países de la región, México es, con mucho, el que ha registrado la disminución más profunda de las incautaciones" de cocaína, que pasaron de más de 48 toneladas en 2007, a 9.4 toneladas en 2010.

Apunta, además, que desde 2008 se han abierto muchas instalaciones gubernamentales para ofrecer servicios en la prevención del uso indebido de drogas, asesoramiento y tratamiento de los drogadictos.

La JIFE subrayó asimismo las medidas adoptadas por México para mejorar la disponibilidad de analgésicos opioides y abordar los constantes problemas que plantea el cultivo ilícito de plantas de cannabis, así como el de adormidera para producir opio y usarlo como materia prima en la fabricación ilícita de heroína en el país.

Recomendaciones 

La Junta ha formulado recomendaciones al Gobierno mexicano encaminadas para reducir la oferta ilícita de sustancias sujetas a fiscalización y al mismo tiempo reforzar las actividades de reducción de la demanda en México, destaca el informe.

Pese a todos estos esfuerzos, el problema del narcotráfico sigue azotando al país, donde ha continuado, además de la cocaína, el cultivo ilícito de adormidera, que según los datos de la ONU, permitiría la fabricación potencial del 9 % de la heroína total del mundo, destinada principalmente a Estados Unidos.

publicidad

Los problemas sociales y la proliferación de comunidades marginales es uno de los aspectos que este informe destaca como tendencia que fomenta el consumo ilegal de drogas, el narcotráfico y la violencia, y México es un país que sufre esas tendencias.

La JIFE recuerda en este contexto que, según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, en la última década han sido asesinados 71 periodistas en el país, y muchos más han sido objeto de amenazas.

"La Junta observa con preocupación" el que los periodistas "sean blanco de violencia ejercida por las bandas de traficantes de drogas en México", señala el documento.

Al mismo tiempo resalta positivamente una iniciativa lanzada por varios órganos de la ONU, incluida la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (ONUDD), y el Gobierno mexicano, así como medios de información y universidades, "encaminada a reforzar la seguridad de los periodistas y salvaguardar la libertad de prensa". 

'Legalización de drogas' no es la opción

La legalización de las drogas para luchar contra el narcotráfico "no es una opción", ya que sólo serviría para agravar el problema, aseguró hoy el máximo responsable del organismo de la ONU que vela por el cumplimiento de las leyes internacionales de control de estupefacientes.

publicidad

"La legalización no es una opción", declaró a Efe en Viena Hamid Ghodse, presidente de la Junta Internacional de Estupefacientes (Jife).

"Si nos fijamos en drogas legales como el tabaco y el alcohol, no sólo matan cada año entre 10 y 15 veces más que las drogas ilícitas, sino que también el delito relacionado con el tráfico de tabaco y de alcohol no ha desaparecido, y de hecho, es una gran parte de la actividad criminal", explicó.

Ghodse valoró así, en la presentación del informe anual sobre drogas de la Jife, la propuesta del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, de considerar la despenalización de la producción, transporte y comercio de drogas para combatir el narcotráfico.

Tema complejo 

"Un tema muy complejo (como el narcotráfico) no puede tener una solución sencilla", insistió jurista de origen iraní.

La ONU en un informe del año pasado cifraba en 200.000 el número de fallecimientos anuales relacionados con las drogas.

"Cuando se produzca una aplicación universal (de las leyes internacionales) por parte de los gobiernos, y no sólo palabras, habrá menos problemas", dijo Ghodse.

"Sin embargo, hacer las paces con el tabaco durante los últimos 300 años no ha tenido éxito, hacer la paz con el alcohol por los últimos milenios no ha tenido éxito. Por ello, no entra en cuestión aplicar soluciones simples a problemas complejos", recalcó.

publicidad

El informe presentado hoy asegura que debido a los avances en la guerra contra el narcotráfico en México, cada vez más cocaína pasa por Centroamérica y el Caribe hacia EEUU, lo que ha hecho aumentar la violencia y la corrupción en esos Estados a niveles insólitos.

En Centroamérica, asegura la ONU, operan unas 900 "maras" con unos 70,000 miembros que controlan las rutas de tránsito de la droga y ejercen una violencia cada vez mayor.

Narco ha empeorado en Centroamérica 

Ghodse aseguró que "en algunos países se han producido mejoras", y citó la reducción del cultivo de hoja de coca en Colombia.

"Pero en otras zonas se ha empeorado, por ejemplo, en América Central, donde los narcotraficantes mexicanos han complicado la vida a la gente y los gobiernos, con un montón de corrupción", agregó.

La Jife apunta en el documento que en América del Sur aumenta el consumo de coca a pesar de la clara reducción de la superficie dedicada al cultivo de coca registrado en los últimos años.

La Junta recuerda que el mercado ilícito de cocaína "tiene un valor de más de 80.000 millones de dólares" a escala mundial, según cálculos de la Interpol y de la ONU, destaca el informe.

El origen de esa droga sigue encontrándose en Suramérica, sobre todo en Colombia, Perú y Bolivia, pese a que la superficie dedicada al cultivo ilegal del arbusto de coca ha bajado hasta 154,200 hectáreas en 2010 desde un máximo de 288,400 hectáreas en 1990.

publicidad

En Perú, la superficie de cultivo de coca sigue creciendo y en 2010 alcanzó ya las 61.200 hectáreas, apenas 800 menos que las del principal productor del mundo, Colombia. En Bolivia los plantíos se mantienen estables en 31,000 hectáreas.

Con respecto a la demanda de la droga, los mercados de mayor consumo de cocaína son tradicionalmente Estados Unidos y Europa, especialmente Reino Unido, Italia y España, pero cada vez más droga se destina al cono sur de América.

"La cocaína fabricada en Colombia se envía en su mayor parte a mercados ilícitos extranjeros, mientras que la elaborada en Bolivia y Perú, además de abastecer a Europa, se consume en gran parte en América del Sur", señala la Jife.

Se estima que un 90 por ciento de las cocaína consumida en Estados Unidos -entre 150 y 160 toneladas anuales- proviene de Colombia, mientras que el suministro a Europa, que ha duplicado en el último decenio la cocaína consumida, hasta alcanzar unas 120 toneladas, procede de forma casi igual de Bolivia, Colombia y Perú.

En América del Sur, la prevalencia del consumo de cocaína "es mayor que la media mundial" y los datos de la ONU indican que, "tras años de aumentos, el uso indebido de cocaína ha empezado a estabilizarse, aunque a un nivel más alto".

Según la ONU, los países de la región con tasas más alta de prevalencia anual (consumo al menos una vez al año) de esta droga son Argentina, Chile y Uruguay.

publicidad

La cocaína es además la sustancia citada con más frecuencia como causa de los fallecimientos provocados por drogas en Suramérica, se destaca en el informe. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad