publicidad

Violencia en Ciudad Juárez atemoriza a todos

Violencia en Ciudad Juárez atemoriza a todos

Convivir con tiroteos y asesinatos parece ser el pan de todos los días en este fronterizo lugar, llamado Ciudad Juárez.

Vivir entre balas

CIUDAD DE MÉXICO -  La masacre de 17 jóvenes adictos, acribillados por un comando armado en un centro de rehabilitación, es la muestra más evidente de que en Ciudad Juárez impera el terror de los carteles de la droga y de que, poco a poco, para los habitantes de esta localidad en el norteño estado de Chihuahua se ha vuelto imposible vivir normalmente.

Convivir con tiroteos y asesinatos parece ser el pan de todos los días en este fronterizo lugar, en el que los crímenes a plena luz del día atemorizan a la ciudadanía y a las propias autoridades, quienes no logran contener la ola de narcoviolencia.

Recibe noticias de México en tu móvil

La matanza en el centro de rehabilitación "El Aliviane" demuestra porque se ha ganado el rótulo de ser la más violenta del mundo. "El ambiente es muy tenso. Son demasiadas las muertes que se presentan en Ciudad Juárez, día con día. De hecho el mes de agosto ha sido el más violento del año con más de 300 muertes", dijo a Pedro Torres, reportero del Diario de Juárez.

Pese a la conmoción generada por la masacre, no es la primera vez que esto ocurre en  Juárez. De los 50 centros de rehabilitación que existen en toda la ciudad, por lo menos tres ya fueron atacados. Los capos que se pelean este territorio son el cártel de Juárez y el liderado por el Chapo Guzmán, conocido como el cártel de Sinaloa y de acuerdo con algunas versiones los crímenes están relacionados generalmente  con el ajuste de cuentas entre capos de la droga.

publicidad

"Las autoridades no comentan más que hay una línea de investigación enfocada a gente que se dedica a vender drogas, y luego se refugia en estos lugares. El problema es que no hay detenidos, las investigaciones siempre están en el limbo. El de agosto de hace un año fue el primero", explicó a Univision.com Rocío Gallegos, jefa de información del Diario de Juárez.

Tanto la prensa nacional como la internacional hablan a diario de los crímenes en Ciudad Juárez.  Las imágenes donde los sicarios se enfrentan a los militares, en el operativo contra el narcotráfico más grande del país (Conjunto Chihuahua), son más que evidentes. Sin embargo pese al peligro y la crudeza de la realidad hay quienes se ven "obligados" a vivir con el problema.

"Hay temor de la gente. Se puede vivir, estamos trabajando, estamos viviendo, la mayoría de la gente hace lo que tiene que hacer, ya sea que trabaje o estudie.  La cuestión es que te encuentres en el lugar y en el momento equivocado donde ocurra un enfrentamiento o matanza. Los grupos delincuentes han llevado a todos los espacios su enfrentamiento, en una guerra que ya lleva casi dos años así de intensa", señaló Torres.

Ciudad muerta en vida

En Ciudad Juárez la gente sólo sale a realizar sus actividades cotidianas y nada más. Tratan de exponerse lo menos posible en lugares públicos y siempre que salen, lo hacen con precaución.

publicidad

"Vivimos bajo alerta. En el negocio cerramos más temprano. Usualmente cerrábamos a las 8 de la noche, y ahora a las 5:30 estamos cerrando.  Evito salir, sólo convivo con mi familia. Te vuelves más desconfiado, no hablas para nada con extraños. En la noche, sí te toca el semáforo rojo, prefieres pasártelo, tienes miedo de los carros, del vendedor ambulante, de todos", dijo Estela Robles, quien trabaja en una óptica, en un centro comercial de la entidad.

La vida nocturna también se ha apagado: los bares y discotecas se encuentran cada vez más desiertos. La gente prefiere reunirse en sus propias casas y sólo con la gente allegada. 

"Es muy fácil presenciar un acto de violencia. Siempre se hace en lugares públicos, este centro de rehabilitación está en una colonia populosa, hay gente, hay testigos. La mayoría de las ejecuciones son en cruceros, centros comerciales, restaurantes, siempre hay testigos. Si tú platicas con alguien de aquí: o le tocó presenciar, o era amigo del amigo, o era amigo directo; siempre hay alguien que tiene un vínculo con estos hechos", explicó Torres.

Acorralados y amenazados también están los periodistas, quienes en la tarea de informar lo que pasa, ponen en riesgo sus vidas.

"Estamos en medio de las autoridades, de los delincuentes y demás. Unos te presionan por un lado, otros presionan por otro, en el sentido de que unos quieren que se diga una cosa, otros que se diga otra, pero tratamos de hacer de manera objetiva nuestro trabajo", aseguró el periodista mexicano.

publicidad

Hablar sobre este tema tampoco es fácil. La gente se siente bombardeada por medios de todas partes del mundo que quieren que les cuenten las historias, a sabiendas de que si alguien habla, puede firmar su sentencia de muerte.

"En el caso de los testigos que vieron lo que sucedió en 'El Aliviane" están atemorizados, y los familiares de las víctimas, devastados. Es difícil encontrar testimonios", comentó  Gallegos.

La más violenta

Un informe realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, señala que Ciudad Juárez es la urbe más violenta del mundo por homicidios, seguida de Caracas y de Nueva Orleans.

Argumentan que hasta el 21 de agosto se habían cometido 1,362 homicidios dolosos. Números que demuestran que la violencia ha rebasado hasta a las propias autoridades.

"Hay que reconocer, con humildad y honestidad, que ni las autoridades estamos preparados para esto ni la sociedad misma. Estamos en una contención en seguridad pública, no lo hemos atendido como se debe. Hay una gran crisis de valores y escrúpulos, falta de respeto a la ley y a la vida. Esto no se genera de un día para otro; estamos arrastrando las consecuencias de un comportamiento delictivo. Incluso se han incrementado otro tipo de delitos que no se daban en el estado, como secuestro, extorsión robo de vehículos o asaltos a negocios y casas", señaló Víctor Valencia de los Santos, secretario de Seguridad Pública estatal.

publicidad

Así es vivir en Ciudad Juárez. Y mientras las autoridades investigan las causas de los crímenes en el centro de rehabilitación, probablemente cerca de allí otro comando de sicarios esté ejecutando nuevas víctimas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad