publicidad
Rafael Caro Quintero

Suprema Corte mexicana niega amparo al narcotraficante prófugo Caro Quintero

Suprema Corte mexicana niega amparo al narcotraficante prófugo Caro Quintero

La Primera Sala de la Suprema Corte confirmó la condena de 40 años de prisión por el asesinato del agente antidrogas estadounidense Enrique Camarena


Rafael Caro Quintero
Rafael Caro Quintero


publicidad




La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó un amparo al narcotraficante Rafael Caro Quintero y confirmó la condena de 40 años de prisión por el asesinato del agente antidrogas estadounidense Enrique Camarena y el piloto Alfredo Zavala, dijo hoy a Efe una fuente judicial.  

La decisión se tomó por mayoría de votos. El único que votó en contra del proyecto fue el ministro José Ramón Cossío, quien consideró que se le debía conceder el amparo por las diversas fallas que hubo en el debido proceso.


Caro Quintero, uno de los narcotraficantes más importantes de México en la década de 1980, fue excarcelado el 9 de agosto de 2013 tras pasar en prisión 28 años, gracias a un fallo judicial que desechó varias causas contra él, una de ellas por los mencionados asesinatos.


Buscan reaprender a Rafael Caro Quintero Univision


Su liberación fue objetada por las autoridades mexicanas y, dos días después, el Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en Ciudad de México concedió a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) la orden de detención provisional con fines de extradición por diversos delitos de los que se le acusa en un tribunal estadounidense de California.


Asimismo, el 6 de noviembre de 2013 la SCJN revocó el fallo judicial que permitió a Caro Quintero abandonar la cárcel, aunque pese a estos fallos no ha sido reaprehendido.


En enero de este año, de nuevo un tribunal mexicano ordenó la inmediata captura del narcotraficante, oriundo del norteño estado mexicano de Sinaloa, por el que Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares y quien llegó a acumular una fortuna de 500 millones de dólares.


publicidad


Al parecer, el asesinato de Camarena, adscrito a la oficina de la DEA en Guadalajara, fue una venganza por haber colaborado en la operación de decomiso realizada en 1984 en el rancho El Búfalo.


La operación en el rancho, propiedad de Caro Quintero y donde se sembraba marihuana, terminó con la quema de toneladas de la hierba en lo que supuso uno de los golpes más importantes contra las drogas de aquellos años.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad