publicidad

Polémica por legalización de dosis personales de droga en México

Polémica por legalización de dosis personales de droga en México

La despenalización de la tenencia de dosis mínimas de droga para consumo personal ha desatado una polémica nacional.

¿Solución o problema?

CIUDAD DE MEXICO – La despenalización de la tenencia de dosis minímas de droga para consumo personal ha desatado una polémica nacional, y mientras unos especialistas apoyan la nueva ley, otros afirman que es un retroceso en la sociedad mexicana y en la lucha contra los cárteles del narcotráfico.

Recibe noticias de México en tu móvil

“Querer resolver el problema con la autorización a dosis personales de droga no es lo correcto. Por el contrario, se está complicando el tema al aprobar un antivalor, como lo es el consumo de estupefacientes”, comentó a univision.com Pablo Monzalvo, académico de la Universidad Iberoamericana.  

“Yo creo que el problema de la droga, más que querer resolverlo con autorizaciones, tiene que ver con una educación y una formación a nivel nacional, empezando por la familia, siguiendo por la escuela y terminando por la sociedad.”, añadió el especialista en seguridad pública.

El pasado 20 de agosto el Ejecutivo despenalizó la posesión de dosis para consumo personal e inmediato, estipulando que quien sea detenido con cantidades mínimas de drogas no será procesado legalmente, aunque acota que en una tercera ocasión se le obligará a la persona a entrar en un programa de rehabilitación.

“Es una medida totalmente equivocada que no responde a otra cosa que a la ignorancia  de quienes tuvieron ese punto de vista y de quienes en todo caso votaron por dicha ley o quienes creen que sí vamos a acabar con el problema que trae la droga y con consecuencias delincuenciales y de mercado”, precisó Monzalvo.

publicidad

Diversas opiniones

Otros opinan distinto. José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP) dijo que la medida era un acierto del gobierno del presidente Felipe Calderón, ya que no se puede seguir castigando a los consumidores, quienes lo que necesitan realmente es apoyo para su rehabilitación.

“La problemática se debe abordar con políticas públicas, con prevención, reintegración social de todas aquellas personas que han caído en las drogas y, para eso, es importante fijar límites”, comentó el presidente CCSP.

Para Edgar Angulo, coordinador de operaciones en Oceánica, es una medida controversial “a ninguna persona porque sufra una adicción se le puede considerar como un delincuente, al contrario, se le puede considerar como una persona que necesita ayuda”.

Descartó que se esté fomentando el consumo: “Es un error pensarlo y proponerlo”, aseguró.

Cantidades permitidas

De acuerdo a las disposiciones oficiales se permite la portación de 5 gramos de marihuana, 2 gramos de opio, 50 miligramos de opio, 500 miligramos de cocaína, 0.015 miligramos de LSD y 40 miligramos de metanfetamina, entre otras dosis, pero solamente para el consumo personal e inmediato.

“Esto no tendrá impacto en ningún sentido, hay evidencia de que la medida no favorece ni disminuye, solo evita que se le señale penalmente al consumidor de drogas. Esto es sólo una medida de salud pública, precisó el coordinador de Oceánica.

publicidad

Aunque para el abogado Alfredo Solís estas dosis no necesariamente corresponderían a lo que una persona podría consumir, ya que dijo que esto depende del nivel de adicción de cada persona.

“Normalmente el cigarro de marihuana son 5 gramos. Hay muchos que cargan más y lo utilizan como consumo. Por ejemplo en una reunión unos se fuman tres o cuatro cigarros y no por eso son traficantes. En general no se pueden determinar dosis personales porque varía en cada persona”, destacó Solís.

Más que dosis personal

El abogado Solís indicó que, por lo general, las personas detenidas argumentan que la droga es para consumo personal, aunque no siempre es cierto, por lo que las autoridades hacen estudios toxicológicos y psicológicos. 

Para Alejandro González la despenalización de pequeñas dosis no tendrá ningún efecto “es ilógico que esto sea un beneficio para los consumidores, pues la mayoría de rebasará siempre las cantidades permitidas, sí se limitarán a eso, entonces no serían adictos”.

El joven profesionista criticó las medidas del gobierno federal “solamente se hacen tontos porque en la actualidad todos a los que detienen con droga argumentan que es para uso personal, cuando realmente se nota que es un traficante o narcomenudista, pero por la corrupción en las autoridades se les deja en libertad y es una plaga que no terminara”.

publicidad

Remigio Hernández, un comerciante de la Ciudad de México coincidió en ese aspecto “los mismos policías permiten el tráfico de droga, pasan por su 'mordida' y solapan a los delincuentes.

“Además es ilógico que con esas cantidades tan pequeñas que permitieron la gente se va a conformar”, expresó Hernández.

Algunos analistas coincidieron en que el consumo de droga aumentará tras la despenalización de la portación de dosis personales.

En ese sentido, afirmaron que el narcomenudeo también seguirá incrementado, lo cual pondrá en una situación muy delicada a las autoridades policiales ya que deben reforzar su estrategia contra los verdaderos traficantes de drogas y no procesar en mayor medida a los consumidores.

No obstante, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública asegura que el narcomenudeo incrementará, pero no por la legalización de dosis mínimas, sino por falta de prevención.

Peor el remedio…

“Se puede dar el aumento porque no hay políticas públicas de prevención de delito, que prendan los focos rojos a la juventud del daño que causa consumir drogas. No hay políticas públicas en las escuelas, aquí tendría que entrar la Secretaría de Educación, y otros grupos como las iglesias, y organizaciones civiles”, dijo.

Para Pedro de la Cruz, especialista en Segurida Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México, se trata de una medida a medias porque, a su juicio, es necesaria una estrategia de conjunto, al menos binacional con Estados Unidos, o internacional a nivel de concertación con los países integrantes de la ONU, por lo que cree que “dificilmente tendrá un futuro promisorio”.

publicidad

En cuanto a la rehabilitación, dijo que el tratamiento siempre es importante así como la capacidad del Estado de garantizar la salud. Sin embargo, el problema en este sentido es que la persona realmente esté dispuesta a entrar a un programa de tratamiento.

Rehabilitación “gratis”

Una de las medidas que prevé la nueva ley sobre las dosis personales es la rehabilitación.

“Es un cuento chino,  lo único que se lograrán es aumentar la burocracia y darle de comer a algunos profesionales que no tienen trabajo y encontrarán en eso un pretexto para que se les pague un sueldo, a sabiendas de que no van a rehabilitar nada”, expresó Pablo Monzalvo, especialista en seguridad pública..

Sin embargo, para el director adjunto de los Comités de Integración Juvenil, Luis Rojas, es el punto más importante de esta ley.

“Lo interesante es que al adicto no se le está  tratando como un narcomenudista, sino como una persona que necesita rehabilitación y que mejor que el gobierno se la está ofreciendo gratis”.

Diego Dolores, un joven consumidor a la marihuana descalificó la rehabilitación que ofrece el gobierno a través de la nueva ley. “A mi la verdad no me interesa si el gobierno te quiere rehabilitar, es como si tú mamá te quisiera a obligar a algo”.

Sobre las dosis que despenalizó el gobierno expresó que es una tontería, ya que por lo general las personas consumen más de esa cantidad, dijo que él en un día se puede fumar dos o tres cigarros de marihuana'.

publicidad

Adictos a tratamiento

Solís Rojas precisó que es importante que el adicto se trate a tiempo para reducir los riesgos que tiene de caer en la delincuencia, lo cual ha quedado corroborado sistemáticamente.

“Esta ley, además de evitar el narcomenudeo, está orientada a la rehabilitación de la persona para ser tratada como enferma, además para evitar las consecuencias sociales que trae consigo el consumo de drogas”, aseguró.

El abogado Alfredo Solís precisó que “es un retroceso en esta ley respecto a la lucha contra las droga. Ya la están empezando a permitir: están diciendo 'ok no podemos con este paquete, por lo tanto les estamos dando más  libertades para no llenar las cárceles de drogadictos'”, sentenció Solís.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad