publicidad
En julio de 2009 lo clasificación como "Narcotraficante Especialmente Designado", una condición que permite congelar sus cuentas y bienes en ese país.

Podrían pedir la extradición de 'El Coss' a EEUU

Podrían pedir la extradición de 'El Coss' a EEUU

En julio de 2009, autoridades de EEUU otorgaron al narcotraficante la clasificación de "Narcotraficante Especialmente Designado".

En julio de 2009 lo clasificación como "Narcotraficante Especialmente De...
En julio de 2009 lo clasificación como "Narcotraficante Especialmente Designado", una condición que permite congelar sus cuentas y bienes en ese país.

Durante más de 10 años siguieron sus pasos

DALLAS- El jefe del Cártel del Golfo, Jorge Costilla Sánchez, alias 'El Coss', detenido la víspera por las autoridades mexicanas, tiene pendientes dos acusaciones ante la justicia estadounidense en las que se le imputan un total de 17 cargos.

Durante más de diez años, las autoridades de Estados Unidos siguieron los pasos de Costilla Sánchez hasta otorgarle en julio de 2009 la clasificación de "Narcotraficante Especialmente Designado", una condición que permite congelar sus cuentas y bienes en ese país.

La primera acusación en contra de 'El Coss' fue presentada ante una corte federal en Brownsville, Texas, el 14 de marzo de 2000.

La acusación sirvió para que en abril de 2002 se emitiera la primera y única orden de aprehensión que las autoridades estadounidenses tienen pendiente en su contra y que pudiera dar pie a que Estados Unidos interponga ante México una solicitud para su extradición.

publicidad

Lo acusan de amenazar a agentes estadounidenses

En la imputación presentada ante la Corte Federal del Sureste de Texas en Brownsville, 'El Coss' está señalado como responsable de 14 delitos federales, incluidos tráfico y posesión de drogas, lavado de dinero y dos por amenaza de homicidio y asalto a agentes federales estadounidenses.

De acuerdo con procuradores federales, Costilla Sánchez participó el 9 de noviembre de 1999 en un incidente en México en el que dos agentes fueron interceptados por sicarios del cártel del Golfo en Matamoros, en el norteño estado de Tamaulipas.

Un agente pertenecía a la Agencia Estadunidense Antidrogas (DEA) y el otro a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Según las fuentes, los oficiales fueron detenidos por un grupo de hombres fuertemente armados, entre los que supuestamente estarían Osiel Cárdenas Guillén, entonces líder del cártel del Golfo, y otros miembros de esa organización, entre ellos 'El Coss'.

Los miembros del cártel, que portaban ametralladoras AK-47, amenazaron con matar a los dos estadounidenses, pero después de un tenso enfrentamiento, los agentes de la FBI y la DEA fueron dejados en libertad.

Departamento de Estado ofrecía recompensa de cinco millones de dólares

Luego que Costilla Sánchez fuera señalado como uno de los participantes en el incidente, el Departamento estadounidense de Estado comenzó a ofrecer una recompensa de cinco millones de dólares por su captura.

publicidad

Todo esto se dio antes de que las autoridades de ese país recabaran más evidencias que condujeron el 13 de marzo de 2008 a presentar una segunda acusación federal en su contra, interpuesta ahora ante la Corte Federal de Distrito en el Distrito de Columbia.

En esta segunda acusación, 'El Coss' es responsabilizado de tres delitos federales por la manufactura, distribución e importación ilegal de narcóticos, incluyendo cocaína y mariguana.

¿El Coss debería cumplir su pena en México, o debería ser extraditado?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad