publicidad

Michoacán, tierra de decapitados

Michoacán, tierra de decapitados

Este sangriento sello del crimen organizado, se ha repetido 24 veces en Michoacán, tan solo en lo que va del año.

Escenas escalofriantes

MÉXICO – Un sangriento sello del crimen organizado se ha vuelto frecuente en varias regiones de México: cuerpos mutilados, decapitados y cabezas en bolsas o hieleras son una señal inequívoca de la crueldad con la que el narcotráfico mata a los que considera sus rivales.

Las escalofriantes escenas se han repetido especialmente en Michoacán, campo de batalla de Los Zetas y La Familia, grupos criminales que se disputan el control de la entidad generando violencia que sobresale del mapa.

De acuerdo a lo publicado por la versión digital de El Universal, tres víctimas este viernes elevaron la cifra a 24 decapitados en lo que va del año.

Francisco López Nares, Francisco Luna Luna y Víctor Hugo Nares Contreras fueron “levantados” por un comando armado en un lote de autos el jueves por la tarde; el viernes fueron hallados sus cadáveres desmembrados al interior de cuatro bolsas plásticas negras. Todos estaban marcados con la letra “Z”.

Identificaron a víctimas

Esta misma semana, destacó el medio, un enfrentamiento a tiros entre policías Federales y un grupo de sicarios en Apatzingán dejó un saldo de un muerto y dos heridos.

El fiscal local, Jesús Montejano Ramírez dijo por su parte, que seis personas decapitadas halladas la mañana del jueves fueron identificadas.

Las víctimas respondían a los nombres de Jesús Alberto Ángeles Nava de 42 años, Rubén Rodríguez Curz de 39, José Alberto Álvarez Mejía de 34, José Cortés Cornejo de 27 y su esposa María de los Ángeles Escamilla Ziranda, de 26, además de José Bulmaro Trujillo López, de 21 años. Todos ellos vivían en Morelia, la capital del estado.

publicidad

En Michoacán, el año pasado, se dio un ataque con granadas en medio de la celebración de la independencia mexicana. Al menos ocho personas murieron y decenas resultaron heridas. Para las autoridades, este fue el primer ataque contra la población civil en medio de la guerra contra el narcotráfico. Del atentado, fue responsabilizado el grupo delictivo de Los Zetas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad