publicidad

Más de un millón de mexicanos se dedica a actividades relacionadas con el narcotráfico

Más de un millón de mexicanos se dedica a actividades relacionadas con el narcotráfico

En el país, más de un millón de personas, entre campesinos y mujeres, se dedican a actividades relacionadas con el narco.

Unas 200 mil mujeres

CIUDAD de MÉXICO - En el país, más de un millón de personas se dedica a actividades relacionadas con el narcotráfico, y de ellas, unos 500 mil son campesinos, quienes se ven obligados a dedicarse a estos ilícitos por la difícil situación económica y la pobreza en que viven como consecuencia.

Recibe noticias de México en tu móvil

Así lo declaró José Jacobo Fernat, presidente nacional de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp), quien fue entrevistado durante el Segundo Encuentro Nacional de Mujeres Líderes de la Cocyp.

Citado por El Porvenir.com, Fernat declaró que "lo que los obliga a esto es la falta de oportunidades, la necesidad y porque muchos de ellos no tienen qué comer. En realidad nadie quiere dedicarse a esto, pero es la pobreza la que orilla".

En México, además, unas 200 mil mujeres se dedican a actividades relacionadas con el narco. De este total, casi la mitad son campesinas, quienes se encargan de actividades como "transporte, cosecha y resguardo de siembras de mariguana y amapola en zonas serranas y montes".

El caso de las mujeres resulta de "la inequidad de género y la falta de oportunidades para tener un empleo lícito", citó la web informador.com.mx.

Agregó que "lo anterior demuestra lo erróneo de las políticas públicas del Gobierno federal para mitigar la pobreza en el medio rural con sus programas asistencialistas ya que el sector femenino ha visto como alternativa participar en la siembra, producción, elaboración y distribución de drogas".

publicidad

'Lo sabe el gobierno'

Por su parte, las funciones de los hombres dedicados a este ilícito, quienes en su mayoría son "jóvenes que se encuentran desempleados", son la producción y la siembra de los mencionados enervantes. "(Los campesinos) no son cabecillas y por lo tanto no se benefician de manera sustancial de esta actividad; son sólo trabajadores de grandes narcos", dijo.

Fernat aseguró que lo anterior "lo sabe el gobierno", que "los programas sociales no funcionan" y que el salario que podrían obtener de manera lícita los campesinos es insuficiente para satisfacer sus necesidades básicas. Afirmó que esta situación es frecuente en los estados de Chihuahua, Sonora, Durango y Guerrero, donde hay "poblaciones enteras viviendo de esta economía", citó El Porvenir.

Sobre las recientes declaraciones del ahora ex subsecretario de Agronegocios de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa), Jeffrey Max Jones, Fernat las calificó de una "promoción hacia una actividad ilícita" y una "contradicción con las políticas que el gobierno federal lleva a cabo para combatir al narcotráfico".

En ese mismo sentido, el secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC); Max Correa Hernández, aseguró que las declaraciones "frívolas y estúpidas (...) ofenden la inteligencia de los campesinos mexicanos" y dijo irónicamente que de acuerdo al criterio de Max Jones, el titular de la Sagarpa "debería ser Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo Guzmán".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad