publicidad
Caretas de "El Chapo"

Javier Martínez: Recaptura de "El Chapo", el firmamento del realismo mágico

Javier Martínez: Recaptura de "El Chapo", el firmamento del realismo mágico

Para el periodista Martínez Staines, la recaptura de “El Chapo” podría haber salido del libreto de la Bella y la Bestia

Caretas de "El Chapo"
Caretas de "El Chapo"

Por Javier Martínez Staines, periodista mexicano (@javierstaines)

Lo primero que me sorprende es que nos sorprendamos: el villano norteño, paternalista y mujeriego, que promete cuidar como a sus ojos a la actriz guapa (podemos cuestionar lo de actriz) intérprete de personajes melodramáticos en telenovelas y películas. El Chapo, fiel a su personaje, corteja; Kate del Castillo, fiel al suyo, se deja cortejar.

No podemos decir que es una mala telenovela, porque este género no admite adjetivos generosos, pero si en nuestros países se ha encumbrado como en ningún otro lugar del mundo la producción de culebrones, en los que se relata casi siempre la misma historia, eso es porque los latinos somos generalmente cursis, apasionados y muy tirados al drama. De ahí que los chats entre los dos personajes en cuestión –difundidos ayer por el diario mexicano Milenio- tengan líneas que bien podrían ser extraídas de libretos apadrinados por Valentín Pimpstein, Carla Estrada, el Güero Castro o Chava Mejía:

Te cuento que no soy bebedor, pero como va a ser tu presencia algo hermoso, ya que tengo muchas ganas de conocerte y llegar a ser muy buenos amigos. Eres lo mejor de este mundo (…). Ten fe en que estarás a gusto. Te cuidaré más que a mis ojos.

Me mueve demasiado que me digas que me cuidas, jamás nadie me ha cuidado, gracias! ¡Y tengo libre el siguiente fin de semana!

publicidad

Puede ver el intercambio completo de mensajes aquí.

Esto que ha ocurrido es, pues, una versión mexicanísima de “La Bella y la Bestia”, donde la Bella sí es bella pero bastante ingenua, y la Bestia sí es bestia pero criminal y poderosa.

El affaire del Capo con doña Kate era mucho más intenso de lo que todos alcanzamos a sospechar, de acuerdo con el intercambio revelado de textos entre ambos, el tequila compartido, la preparación de “reportajes” y un potencial rodaje de una película, el obsequio de un teléfono de última generación que no pudo ser “color rosita” y los piropos de ida y vuelta.

Kate del Castillo se reunió con "El Chapo" y consiguió la única entrevis...
Kate del Castillo se reunió con "El Chapo" y consiguió la única entrevista que ha dado el capo.


Coincido con Eileen Truax, periodista mexicana residente en Los Angeles, quien dice que a fin de cuentas nada de esto importa, porque lo relevante es lo siguiente: “Sean Penn (además de Kate del Castillo, por supuesto) vio a El Chapo, estuvo con él, comieron, bebieron, compartieron una velada. Uno de los hombres más buscados del mundo, a quien ni el gobierno mexicano ni el de Estados Unidos habían encontrado tras su segunda fuga de prisión, se sentaba con un actor gringo de Hollywood y una actriz telenovelera mexicana, y les permitía el acceso a su guarida en plena huida de la autoridad”.

Ahí está el detalle. Por más que ahora nos cuenten que las autoridades policiales mexicanas ya los traían entre ceja y ceja, todo esto pudo ocurrir en los meses pasados y hasta hace unos días vino la recaptura del capo que dos veces anteriores había sido encarcelado, mismas en las que escapó. Ocurre que Penn, el Ugly American (o gringo culero, en la traducción libre y efectiva de Truax), confundió la realidad con la ficción, se le traspapeló el libreto y pensó que estaba en un set de Hollywood produciendo un western región 4, pero olvidó (como lo evidencia su texto publicado en Rolling Stone) que el individuo con quien se encontró, departió y consideró una suerte de Robin Hood es parte del trágico engranaje de violencia que ha costado más de 100,000 vidas en México.

publicidad

Lea también: Las claves de la entrevista a "El Chapo"

Toda esta avalancha de acontecimientos, inundada de estereotipos, nos termina a todos distrayendo. Es tan buena, tan fantástica y tan inverosímil toda la trama de este culebrón (con su dosis contundente de realismo mágico), que lo esencial se difumina: EL prófugo –así, con mayúsculas- de las justicias mexicana y estadounidense planea a placer encuentros con una actriz y con una celebridad hollywoodense, protegido por una maquinaria impecable que es su propio ejército, dentro de un país azotado por las plagas de una guerra interminable.

Es comprensible, por supuesto, cuando llevamos décadas creyendo que esas telenovelas estereotipadas consumidas por la mayor parte de la población son un reflejo de la realidad social, olvidando que siempre se impone la máxima de que la realidad termina por superar cualquier ficción.

Digamos que en un país con un historial de chupacabras sueltos en la calle, adivinadoras como La Paca buscando osamentas en jardines de casas y náufragos que dan la vuelta a los mares por 9 meses sin mayores pormenores, el intercambio epistolar entre el criminal más buscado del mundo y la actriz que trajo a la vida real su papel estelar en La Reina del Sur es sólo una estrellita más en el firmamento del realismo mágico.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad