publicidad

Hallaron seis cadáveres en Cancún con brutales signos de tortura

Hallaron seis cadáveres en Cancún con brutales signos de tortura

Desmienten versión que a tres cadáveres, encontrados en Cancún, les abrieron el pecho para extraerles el corazón.

Con letras 'Z'

CANCUN, México - Los seis cadáveres que fueron encontrados con supuestas hendiduras en el pecho para extraerles el corazón, murieron de asfixia, al ser estrangulados, en el sureño balneario de Cancún, declaró el procurador Francisco Alor.

En conferencia de prensa, Alor desmintió que hayan sido descorazonados, versión inicialmente difundida por la Procuraduría.

"Se descarta totalmente esa información que se dio en cuanto a que había sido desprendido el corazón de los cuerpos, no es cierto. Esas son lesiones post mortem, ocasionadas con un instrumento punzo-cortante en prácticamente todos los cuerpos", corrigió.Según información de Alor,  Francisco Silva Ruiz, originario del Distrito Federal y con 30 años de edad, e Isaías de Jesús Valenzuela Ruiz, también de 30 años y jefe de seguridad en Playa del Carmen, son dos de las víctimas.

Declaraciones publicadas por el diario en línea Sipse.com señalan que todos los fallecidos dieron positivo en el consumo de cocaína, mariguana y anfetaminas.

Alor Quezada también desmintió que entre los asesinados se encontrara un menor de edad y confirmó que algunos de los cadáveres presentaban heridas con la forma de una "Zeta".

Las autoridades no han informado oficialmente si se trata de un ajuste de cuentas del narcotráfico, aunque en el pasado se han encontrado en otros lugares del país cadáveres con marcas similares en una aparente referencia al cartel de Los Zetas.Aún se desconoce la identidad de todas las víctimas, las causas y los motivos de su muerte aunque versiones periodísticas apuntan a que podría tratarse tanto de un ajuste de cuentas del crimen organizado como algún tipo de ritual.

publicidad

Al parecer todos los cuerpos tenían las manos atadas o esposadas y al menos tres de ellos lucían una marca de la letra Z en el abdomen, lo cual sería una aparente referencia al sanguinario cártel narcotraficante Los Zetas.

El ex alcalde de Cancún -ciudad señalada como una importante zona de tráfico de drogas- y aspirante a la gobernación de Quintana Roo el próximo julio Gregorio Sánchez fue detenido a finales de mayo acusado de proteger y colaborar con los cárteles de Los Zetas y los Beltrán Leyva.

Los narcotraficantes mexicanos se suelen ensañar con sus víctimas cortándoles en ocasiones la cabeza o descuartizándolas por completo.

Más muertos

En los últimos años Cancún ha sido considerado como una zona de operaciones de carteles de las drogas.

Hace unos días fue detenido el alcalde con licencia de la ciudad y aspirante al gobierno de Quintana Roo, Gregorio Sánchez, por supuesto lavado de dinero y vínculos con los carteles de las drogas de los hermanos Beltrán Leyva y Los Zetas.

Horas antes, en la madrugada del domingo, tres hombres murieron luego que un comando armado irrumpió en una fiesta de 15 años en el estado sureño de Guerrero y disparó contra los asistentes.

El ataque ocurrió en la municipalidad de Coyuca de Catalán y también dejó a otras tres personas heridas, las cuales estaban siendo atendidas en clínicas de la zona, señaló en un parte policial la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Guerrero.

publicidad

La autoridad estatal refirió que hombres armados a bordo de dos vehículos llegaron a la fiesta cerca de las 2 de la mañana y comenzaron a disparar contra la gente.

Algunos de los asistentes repelieron la agresión, aunque al final fallecieron dos hombres de 38 y 52 años que habían acudido a la fiesta, así como uno de los agresores, del cual se desconoce su identidad.

La SSP no señaló ningún motivo para el ataque.

Coyuca de Catalán está a más de 300 kilómetros al suroeste de la Ciudad de México y se localiza en los límites con el estado de Michoacán, en una zona donde en los últimos años se han registrado diversos incidentes atribuidos al crimen organizado y el narcotráfico.

La violencia de las mafias ha dejado más de 22,700 muertos desde diciembre del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas, que a la par de disputar con rivales nuevos territorios han aumentado sus enfrentamientos con las fuerzas federales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad