publicidad

Hallaron cuerpos de 12 ejecutados a orillas de una carretera en Morelia, México.

Hallaron cuerpos de 12 ejecutados a orillas de una carretera en Morelia, México.

Los cuerpos torturados de 11 hombres y una mujer fueron hallados en una carretera del oeste de México, informó la policía.

A orillas del camino

MORELIA - Los 12 cadáveres que fueron hallados  en el estado mexicano de Michoacán, 11 hombres y una mujer, eran policías federales que realizaban trabajo de ivestigación y que se encontraban de descanso, informó el martes la Policía Federal Preventiva (PFP).

Los cadáveres aparecieron atados cerca de la población de La Huacana.

Recibe noticias de México en tu móvil

"En las ultimas horas 12 elementos de policía federal que realizaban trabajo de investigación en Arteaga, Michoacán, y que estaban de descanso, fueron emboscados" y "el 13 de julio los 12 cadáveres fueron abandonados" en una ruta, dijo en rueda de prensa, Monte Alejandro Rubido, vocero de seguridad pública.

Los cuerpos de los policías estaban en la carretera Siglo XXI de Michoacán apilados uno sobre otro y con señales de haber sido torturados.

El diario El Universal reportó que los cuerpos fueron encontrados en el entronque carretero de la autopista Siglo 21 Lázaro Cárdenas-Morelia y el Nuevo Centro de Población, municipio de La Huacana.

Ataques de 'La Familia'

El vocero atribuyó los asesinatos de los policías al cártel de "La Familia", considerado una de las organizaciones criminales más violentas de México.

Tras el macabro hallazgo, las autoridades enviaron a la zona un grupo de Operaciones Especiales del gobierno del estado para iniciar las investigaciones y dar con el paradero de los responsables de la matanza.

publicidad

El fin de semana pasado comandos de 'La Familia' habían atacado ocho estaciones policiales en diferentes ciudades de Michoacán y en los estados vecinos de Guerrero (sur) y Guanajuato (centro).

El ataque fue en respuesta a la detención el viernes pasado de Arnoldo Rueda alias " La Minsa", señalado como el número dos en el mando detrás de los dos máximos dirigentes de "La Familia", explicó Rubido.

Violencia en aumento

La muerte de estas 12 personas es una de las ejecuciones de mayor magnitud desde el asesinato de 24 hombres cuyos cuerpos fueron encontrados en septiembre atados con cintas de aislar y disparos en la cabeza en una zona rural al oeste de la Ciudad de México.

En agosto del 2008, los cuerpos decapitados de 12 hombres aparecieron fuera de Mérida, Yucatán, en el sureste mexicano.

Nexos con el narco

En ambos casos el motivo de los asesinatos podría estar relacionado con los carteles de las drogas, y los métodos que se utilizaron para matar a las personas en la masacre más reciente son aquellos que se utilizan por lo regular para eliminar a los traficantes rivales.

También el lunes aparecieron otros dos cuerpos de hombres torturados y ejecutados cerca del aeropuerto de Morelia, capital de Michoacán.

Una serie de ataques ocurridos durante el fin de semana en Michoacán, en el oeste de México, dejaron cinco policías y dos soldados muertos.

publicidad

En Tijuana, un grupo de sicarios abrió fuego el domingo contra una patrulla de la policía, matando a un policía e hiriendo a tres más. Hasta ahora han muerto 18 policías en la ciudad fronteriza en lo que va del año.

El procurador del estado, Rommel Moreno, anunció el lunes que creará un grupo de investigación especial para impedir los ataques contra la policía, que dijo son parte de la campaña de intimidación del crimen organizado.

Indagan secuestro

Mientras tanto, el jefe policial de otra ciudad fronteriza violenta fue secuestrado en el estado de Coahuila.

Rogelio Ramos, jefe de la policía de Piedras Negras, fue retirado de su patrulla y secuestrado el lunes por la mañana, dijo el director de Seguridad Pública municipal, José Castillo.

Las autoridades indicaron que el secuestro podría estar relacionado a los esfuerzos por frenar la corrupción por medio de la militarización de policía en Piedras Negras, fronteriza con Texas.

El predecesor de Castillo, Arturo Navarro, murió a tiros en abril, menos de tres semanas después de asumir el puesto para terminar con la presunta corrupción.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad