publicidad
La cobertura de hechos de violencia como los que ocurren con frecuencia en México impactan de forma creciente no solo la libertad de expresión, sino la calidad de vida de los reporteros.

Estados Unidos infiltró a bandas narcotraficantes mexicanas

Estados Unidos infiltró a bandas narcotraficantes mexicanas

Las agencias estadounidenses han aumentado el número de informantes al interior de bandas mexicanas.

La cobertura de hechos de violencia como los que ocurren con frecuencia...
La cobertura de hechos de violencia como los que ocurren con frecuencia en México impactan de forma creciente no solo la libertad de expresión, sino la calidad de vida de los reporteros.

EU ha ayudado a la captura de importantes capos

MÉXICO " Agencias del orden estadounidenses han aumentado considerablemente sus redes de informantes mexicanos al interior de los cárteles del narcotráfico en México.

De acuerdo a lo publicado por The New York Times, funcionarios de seguridad a ambos lados de la frontera afirman que las bandas criminales más poderosas y peligrosas de México están infiltradas por Estados Unidos; sus informantes han ayudado a capturar o abatir a cerca de dos docenas de narcotraficantes de alto y mediano nivel.

En algunas ocasiones incluso, los infiltrados han dado acceso a agentes antinarcórticos estadounidenses a los principales líderes de los cárteles.

El medio indica que a medida que EU ha instalado nuevos puestos de avanzada en México, las redes de informantes en Washington también han aumentado, según información obtenida por The New York Times de funcionarios actuales y ex funcionarios.

publicidad

“Los mexicanos parecen desviar la mirada y decir que saben lo que está ocurriendo, pese a que no debería estar ocurriendo (…) Eso es lo que dificulta esto tanto. Estados Unidos está utilizando herramientas en ese país cuyos funcionarios aún se sienten incómodos con esas herramientas”, citó el rotativo a Eric L. Olson, experto del Centro Woodrow Wilson sobre cuestiones de seguridad en México.

EU teme la violencia de México

En un intento por apuntalar la estabilidad de México e impedir que la violencia de ese país cruce a su territorio, Estados Unidos "siempre de acuerdo a lo publicado por el medio"ha incrementado su actuación en México desde hace unos cinco años, incluyendo la incursión de aeronaves no tripuladas en el territorio vecino.

The New York Times apunta que los esfuerzos de México han sido reconocidos, pues las autoridades del país han logrado debilitar a algunos cárteles; no obstante, la violencia en el país continúa, de modo que ha cobrado la vida de unas 40 mil personas en lo que va del sexenio del presidente Felipe Calderón.

Y aunque el uso de informantes sigue siendo clandestino, varios casos recientes se han justificado, al sacar a la luz investigaciones como la reciente conspiración en la que Estados Unidos acusó a un vendedor de autos iraní-americano de intentar contratar a miembros del cártel mexicano Los Zetas para que perpetraran el asesinato del embajador saudí en Washington.

publicidad

Además, los funcionarios citados por el medio detallan que informantes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) vinculados a cárteles, ayudaron a las autoridades a dar con el paradero de varios sospechosos del asesinato en febrero de Jaime I. Zapata, un agente del Departamento de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, presuntamente muerto a tiros por zetas en San Luis Potosí.

Los tratos de la DEA "prosigue The New York Times"con informantes dentro del narco mexicano, se encuentran en el centro de un proceso legal en un tribunal federal de Chicago, donde será enjuiciado el próximo año uno de los mayores líderes del cártel de Sinaloa.

Han dado resultados, pero...

El mes pasado, un juez federal en El Paso, Texas, sentenció a un líder mediano de la misma organización a cadena perpetua. El hombre fue hallado culpable de cargos de drogas y conspiración; se trataría de un doble agente que proporcionaba información sobre un cártel rival para desviar la atención sobre el grupo al que pertenecía.

No obstante la importancia que ha demostrado la actuación de los informantes, destaca el medio, es común que surjan cuestiones éticas cuando funcionarios entran en acuerdos con criminales.

Autoridades consultadas por el diario afirman que pocos informantes lo son por motivos altruistas; la mayoría ha sido capturado cometiendo un delito y buscan mitigar sus líos legales a partir de brindar información.

publicidad

“Los grupos del crimen organizado de México han dejado de ser organizaciones de tráfico de drogas para convertirse en algo nuevo y mucho más peligroso (…). Los Zetas han estado muy activos en cuanto a extorsión, tráfico de personas, lavado de dinero y prácticamente cualquier cosa que pueda hacer una organización criminal para obtener dinero, ya sea en México, Guatemala o incluso Estados Unidos”.

La cita del medio fue de Morris Panner, ex subfiscal federal y actualmente principal asesor del Centro para la Justicia Penal Internacional de la Facultad de Derecho de Harvard, quien hizo hincapié en que las amenazas del narcotráfico en México van mucho más allá.

Funcionarios estadounidenses se mostraron renuentes a brindar datos sobre el alcance de sus fuentes anónimas al sur de su frontera, debido a la clandestinidad de su comunicación con los informantes o al temor de que surjan incidentes diplomáticos entre Estados Unidos y México.

Otros funcionarios citados por el medio afirmaron que agentes de la DEA en Houston lograron desarrollar “varias fuentes confidenciales de alto nivel y acceso directo” a importantes líderes del cártel del Golfo y de Los Zetas. La red de informantes pagados, de acuerdo a The New York Times, es un elemento vital de los esfuerzos de la oficina de Houston por infiltrar las filas de “mando y control” de ambas organizaciones.

Uno de esos informantes fue quien proporcionó la información necesaria sobre la supuesta conspiración para asesinar al embajador saudí en Washington, quien indicó a sus contactos que un iraní-americano llamado Manssor J. Arbabsiar lo contactó para averiguar si los Zetas estaban dispuestos a llevar a cabo ataques terroristas en Estados Unidos y otras partes del mundo.

publicidad

¿México lo sabe?

Las autoridades, informó el medio estadounidense, se limitaron a dar detalles vagos sobre el informante y su relación con Los Zetas, indicando que había sido acusado en EU de delitos relacionados con narcóticos, mismos que habían sido retirados porque “anteriormente había proporcionado información confiable y corroborada a agentes federales del orden público (que) condujo a varios decomisos de narcóticos”.

Finalmente, de acuerdo al medio, la DEA ha negado que Vicente Zambada “Vicentillo”, sea su informante y que le prometiera inmunidad por delitos relacionados al narcotráfico a cambio de información sobre las operaciones de los cárteles enemigos del de Sinaloa.

En tanto, citando al medio estadounidense, el periódico mexicano Reforma dice que en las redes de informantes de EU están también oficiales policiales mexicanos y funcionarios electos.

Autoridades de México no estarían al tanto de esto, tanto por los temores de corrupción al interior de las organizaciones policiales mexicanas, como por motivos legales. Las leyes no permiten que las fuerzas del orden estadounidenses operen en suelo mexicano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad