publicidad
La víctima había sido reportada como desaparecida la mañana del viernes por sus familiares.

El escaso control de armas en EEUU aumenta crimen en México

El escaso control de armas en EEUU aumenta crimen en México

Existe una relación directa entre el escaso control en la venta de armas de asalto en EEUU y la violencia del crimen organizado en México, reveló informe.

La víctima había sido reportada como desaparecida la mañana del viernes...
La víctima había sido reportada como desaparecida la mañana del viernes por sus familiares.

Relación directa

NUEVA YORK, Estados Unidos - Existe una relación directa entre el escaso control en la venta de armas y rifles de asalto en Estados Unidos y la violencia homicida perpetrada por el crimen organizado en México, sostuvo un informe publicado por universidades estadunidenses.

¿Quién tiene la culpa de la violencia desatada en México? 

“Lo que presentamos como evidencia apunta a que hay una relación directa entre facilitar el acceso de este tipo de armas en Estados Unidos y el aumento de homicidios por rifles de asalto en la frontera de México”, apuntó Omar García Ponce, investigador de la Universidad de Nueva York (NYU) y coautor del estudio.

Rifles de asalto para el crimen organizado 

Afirmó además que los homicidios cometidos con rifles de asalto "entre los que se incluyen el AK-47" pueden atribuirse en su abrumadora mayoría al crimen organizado, debido a que un ciudadano común difícilmente adquiere un arma de este tipo, diseñada para el combate militar.

publicidad

García Ponce, su colega Oeindrila Dube y el académico de la Universidad de Massachusetts, Arindrajit Dube publicaron a finales de la primavera “Cross-Border Spillover” (derrame transfronterizo), que estudió la relación entre la venta de armas de asalto y los homicidios en México.

Creció violencia en frontera mexicana 

Prácticamente el primero en su tipo, el estudio estableció que tras el fin en 2004 de la prohibición para vender armas de asalto en Estados Unidos, “casi de inmediato, de manera exponencial, creció el número de homicidios en los municipios mexicanos a 100 millas o menos de la frontera norte”.

De poco menos de 260 homicidios por arma de fuego al año registrados en los municipios fronterizos en 2004, dos años más tarde la cifra casi se duplicó. El número no considera al estado de California, donde mediante una regulación estatal se mantuvo la prohibición.

“De acuerdo con los cálculos del modelo, se produjeron en la frontera mexicana 239 homicidios por arma de fuego por año, en 2004 y 2005, atribuibles sólo al fin de la prohibición para vender armas de asalto en Estados Unidos”, afirmó García Ponce, en entrevista con Notimex.

Aumentaron los homicidios 

Mientras tanto, en los municipios mexicanos colindantes con California "que en 2004 registraban la misma tasa de asesinatos que el resto de la frontera con Estados Unidos" los homicidios con arma de fuego no sólo no aumentaron en 2005 y 2006, sino que disminuyeron ligeramente.

publicidad

“Facilitar el acceso de este tipo de armas en Estados Unidos es corresponsable de la espiral de violencia en México, sin duda, aunque ahora y en los últimos cuatro años es más difícil saber qué tanto contribuye en el número de homicidios del crimen organizado”, señaló el investigador.

Indicó que la violencia en México se explica por muchos factores, pero que dificultar el acceso de armas de asalto a los delincuentes, aunque no terminaría con los homicidios por arma de fuego, sí debería “ser parte integral de una política para combatir el crimen organizado”.

Libre venta de armas en EEUU 

De los 60 mil homicidios atribuibles al crimen organizado en México en los últimos seis años, un porcentaje puede ser directamente relacionado con los escasos controles para vender armas de asalto en Estados Unidos, aunque no exista una cifra precisa, según el académico.

De acuerdo con datos del gobierno de Estados Unidos, el 90 por ciento de las armas recuperadas con que se cometen crímenes en México, y que pueden rastrearse, tiene su origen en armerías de Estados Unidos. De ese total, 39 por ciento se vendió en armerías de Texas.

Mayores detalles sobre la venta de armas en este país no están disponibles. De acuerdo con García Ponce, el gobierno de Estados Unidos se niega a proporcionar cifras por condado, aduciendo su responsabilidad para “proteger los derechos de los vendedores”.

publicidad

El investigador manifestó que si en cualquier otra región del mundo existiera evidencia suficiente para comprobar que la escasa regulación para vender armas en un país contribuye a la inestabilidad y al alza en el crimen en un Estado vecino, el tema sería “condenado por la comunidad internacional”.

“Se vería como un Estado que tiene fallas muy graves, casi fallido, que simplemente por no tener una regulación más estricta en su venta de armas genera más crimen en el país vecino. El tema sería tomado con más seriedad, pero en este caso es Estados Unidos y el asunto se ve de modo diferente”, enfatizó García Ponce.

'Error culpar a EU'

La Arquidiócesis Primada de México consideró que el gobierno mexicano se equivoca al pretender culpar a Estados Unidos por la violencia que se vive en el país, al afirmar que “nosotros somos los únicos responsables”.

"Es un error del gobierno querer convencernos de que las leyes estadunidenses tienen toda la culpa del crecimiento de la violencia que se vive en México”, enfatizó la editorial del semanario “Desde la Fe”.

“Sobre todo, cuando somos nosotros los únicos responsables de lo que ingresa a nuestro territorio, legal o ilegalmente, por conductos desconocidos o por las aduanas en las que, por cierto, la corrupción es escandalosa y más que evidente", añadió.

Lucha contra las bandas del crimen organizado 

publicidad

El órgano oficial de la Arquidiócesis Primada de México expuso que el Estado mexicano “vive una batalla contra el tiempo que debe encarar sin miramientos, porque en la medida en que éste avance y no se asuman acciones concretas, esperando a que Estados Unidos actúe, más mexicanos perderán la vida a causa de armas de fuego”.

No obstante, resaltó que la postura tradicional del gobierno mexicano ha sido a favor de la reducción y control de armamento "lo que debe reconocerse" y cuando lo ha adquirido ha sido exclusivamente para su protección y defensa.

Sin embargo, "nuestra historia nos revela que las armas no sólo las ha utilizado el Estado o grupos delincuenciales, también, y en gran medida, los civiles en conflictos internos, incluso en situaciones de violencia comunitaria y familiar", detalló.

Dicha situación, agregó, es una realidad y el Estado no puede esperar más para asumir su responsabilidad, no sólo con acciones concretas para lograr más control en sus fronteras, a fin de erradicar el tráfico de armas, sino promoviendo con ahínco los valores y educar para la paz a las nuevas generaciones.

La Iglesia Católica insistió es que "resultan débiles los argumentos de quienes han encontrado en el tiroteo en un cine de Aurora, Colorado, la oportunidad para adjudicarle a Estados Unidos la total responsabilidad de la violencia desalmada con que se conducen en México los grupos criminales”.

publicidad

“Sería conveniente que el vecino país del norte ejerciera más control sobre los civiles para la adquisición de armas y colaborara más con México para evitar que se traficara con ellas, con miras a atender esfuerzos internacionales en ese sentido.

“Sin embargo, lo anterior se antoja inviable, porque implica modificaciones a su Constitución y porque están de por medio intereses inmorales, tanto políticos como económicos", destacó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad