publicidad

Dos mandos policiales fueron asesinados en Ciudad Juárez

Dos mandos policiales fueron asesinados en Ciudad Juárez

Una banda de sicarios ejecutó a dos capitanes de la Policía de la fronteriza Cd. Juárez, la localidad más violenta de México.

Ataques de sicarios

CIUDAD JUÁREZ - Una banda de sicarios ejecutó a dos capitanes de la Policía de la fronteriza Ciudad Juárez (norte), la localidad más violenta de México, donde se cometieron otros siete homicidios entre el martes y miércoles, informaron autoridades policiales.

Un capitán de la secretaría de Seguridad Pública de 40 años fue atacado el martes "por un comando de hombres armados con pistolas que le dispararon cuando estaba dentro de su vehículo", reportó este miércoles la subprocuraduría de Justicia del estado de Chihuahua.

Otro capitán, tercer cargo en la línea de mando de la policía de Ciudad Juárez, fue ejecutado la madrugada de este miércoles cuando salía de una comisaría, informó la policía municipal.

La Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) señaló que el capitán de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Abel Ronquillo, fue baleado mientras transitaba en su camioneta por una terracería que conduce a la localidad de Rubio.

Reportó que este capitán, adscrito al distrito Benito Juárez, fue agredido dentro de una camioneta Ford F-150 que terminó impactada en un árbol.

El otro jefe de la corporación, encargado del turno nocturno, que fue asesinado era Juan Gilberto Vázquez Briones, de 40 años. El crimen se suscitó cuando cargaba gasolina en un expendio al poniente de la ciudad.

publicidad

Más hechos de violencia

Por otro lado, una mujer fue asesinada a balazos la tarde del miércoles cuando se encontraba en una tienda con su hija de cuatro años, quien quedó gravemente herida, reportó la subprocuraduría de Justicia.

Seis hombres más fueron asesinados en distintos episodios de violencia en Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso (Estados Unidos) y donde operan 8,500 militares para enfrentar la guerra entre cárteles de la droga que se cobró unas 1,650 vidas en 2008.

En el resto del estado de Chihuahua se cometieron otros tres homicidios, uno en Nuevo Casas Grandes y dos en Guadalupe.

El estado de Chihuahua fue el más violento de México el año pasado con 2,400 asesinatos, aunque el presidente Felipe Calderón aseguró que el índice de crímenes en la región se ha reducido 30 por ciento en el primer trimestre de 2009.

El gobierno federal desplegó desde diciembre de 2006 a más 36,000 militares a lo largo del territorio mexicano para enfrentar a los cárteles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad