publicidad
La indignación por la masacre ocurrida en Monterrey crece con el paso de los días, y las preguntas al por qué aún no tienen respuestas.

Dan a conocer la identidad de presuntos atacantes de 'Casino Royale'

Dan a conocer la identidad de presuntos atacantes de 'Casino Royale'

Gobernador dio a conocer la identidad de cinco presuntos implicados en el ataque a Casino Royale.

La indignación por la masacre ocurrida en Monterrey crece con el paso de...
La indignación por la masacre ocurrida en Monterrey crece con el paso de los días, y las preguntas al por qué aún no tienen respuestas.

MONTERREY - El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, dio a conocer la identidad de cinco presuntos implicados en el ataque ocurrido en el Casino Royale en donde perecieron 52 personas, mismos que están detenidos y plenamente confesos.

En conferencia de prensa, en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), dijo que los cinco detenidos pertenecen al grupo delictivo denominado "Los Zetas", el cual habría perpetrado el ataque por el incumplimiento de empresarios del casino en el pago de extorsiones.

Tras una labor de la Agencia estatal de Investigaciones (ASE) se logró la captura de Luis Carlos Carrasco Espinosa, 25 años, soltero, originario de Chihuahua y con domicilio en la colonia Vidriera, en esta ciudad.

Así como de Javier Alonso Martinez Morales, alias "El Javo", de 37 años, originario de esta ciudad; Jonhatan Jahir Reyna Gutiérrez, de 18 años; Juan Angel Leal Flores, de 20, y Julio Tadeo Berrones, de 28, alias "El Jlio rayas".

publicidad

Los cinco, subrayó Medina de la Cruz, "están confesos y tenemos pruebas científicas de que esas personas participaron", por lo que para este martes serán presentados ante la opinión pública”.

Dos sicarios que presuntamente fueron partícipes del  habrían sido capturados, según informan medios locales.

Operativos militares en casinos

Cientos de soldados y agentes federales participaron en distintas operaciones en casinos en esta ciudad del norte de México, informaron las autoridades el sábado, dos días después de que un ataque incendiario contra una casa de apuestas dejó 52 muertos y causó conmoción incluso en un país aturdido ya por los reportes frecuentes de matanzas y decapitaciones.

Las fuerzas de seguridad habían confiscado unas 1.500 máquinas tragamonedas en 11 casinos de Monterrey y de los alrededores, y detuvieron a tres personas, informó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La dependencia añadió que las operaciones buscan verificar si los casinos han pagado impuestos o instalado máquinas tragamonedas en forma ilegal.

El ataque incendiario del jueves, perpetrado por sujetos armados, representó un hito macabro en un conflicto que, según el gobierno, ha dejado más de 35.000 muertos desde finales del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los cárteles del narcotráfico.

publicidad

Otros calculan que el número de muertos por la violencia asciende a 40.000.

El incendio del Casino Royale ha generado cuestionamientos sobre la regulación a las casas de apuestas en México, una industria que ha crecido a pasos agigantados.

Twitteros piden renuncia

Tuiteros convocaron una concentración en la Macro Plaza de Monterrey, como protesta por el atentado en el Casino Royale. Tatiana Clouthier, una de las organizadoras, indicó que las autoridades intentaron impedir la protesta.

No obstante, la congregación se realizó el domingo a las 5 de la tarde y entre sus objetivos estuvo la solicitud de renuncia del gobernador del estado, Rodrigo Medina.

Tatiana Clouthier, una de las organizadoras, informó en entrevista con MILENIO, que además de la salida de Medina, también quieren demostrar su solidaridad con las víctimas del atentado y conformar un grupo de ciudadanos que lleve a cabo la restructuración en las áreas donde los poderes del estado han fallado.

Denunció además que las autoridades intentan entorpecer el evento, lo que calificó como “una imprudencia”. Clouthier dijo que en esa zona de la Macro Plaza se encontraban colocadas unas carpas y justo horas antes de la reunión, se han decidido por desmontarlas.

La marcha, que se denominó “Monterrey dice: Hasta aquí” fue convocada principalmente por tuiteros y otras organizaciones se han sumado al movimiento, como Contingente Monterrey y las más de 20 organizaciones que firmaron el desplegado “¿Y después qué?”.

publicidad

Tras los atentados del día jueves pasado en el Casino Royale, los ciudadanos comenzaron a organizar marchas a través de las redes sociales, también llamadas “cacerolazos”, por el hashtag utilizado en Twitter para convocarlas - #cacerolazo, #cacerolazopue-.

La primera se realizó el día viernes en la Ciudad de México, y durante la mañana del domingo se registraron otras dos, una en Guadalajara y otra en Puebla.

Sin rastro de los dueños

Las autoridades no han podido localizar a los dueños de dos compañías señaladas como dueñas del casino. Jorge Domene, vocero de seguridad del estado de Nuevo León, del que Monterrey es capital, dijo que una orden de comparecencia ante la policía estatal ha sido emitida para los dueños de las dos compañías, CYMSA Corp., así como Atracciones y Emociones Vallarta.

El representante legal del Casino Royale, Juan Gómez, dijo a reporteros que los accionistas del negocio eran Jorge Alberto y Raúl Rocha Cantú. Ambos hablarán con las autoridades cuando éstas lo dispongan, señaló Gómez.

Sus familiares tienen prohibido abandonar la ciudad, añadió el abogado, sin dar más detalles.

Durante las operaciones, que comenzaron el viernes, unos 700 soldados, policías federales y agentes tributarios se incautaron de las máquinas y las colocaron en camiones de mudanzas.

publicidad

Las autoridades no informaron si las operaciones tenían relación con el ataque incendiario, pero uno de los casinos allanados está registrado como propiedad de Atracciones y Emociones Vallarta, de acuerdo con el departamento de juegos y sorteos de la Secretaría de Gobernación (ministerio federal del interior). La información de otros lugares no fue ofrecida de inmediato.

La policía federal emplazó 1,500 agentes y envió helicópteros Black Hawk al estado, para reforzar la seguridad en esta metrópolis industrial de más de 4 millones de habitantes. El ejército mexicano informó que enviaría 1,500 soldados.

Casinos infringieron leyes

El alcalde Fernando Larrazábal dijo que el Casino Royale y otros 12 centros de apuestas infringieron leyes municipales y permanecieron abiertos al obtener órdenes judiciales.

El Casino Royale había sido atacado dos veces antes, incluida una en mayo, cuando sujetos armados dispararon contra el inmueble desde el exterior. El mes pasado, un grupo armado mató a 20 personas en un bar en Monterrey.

Los cárteles suelen extorsionar a los dueños de casinos y de otros negocios, amenazándolos con agredirlos o incendiar las instalaciones si se niegan a pagar. Pero Gómez, representante de los dueños, dijo que en el Casino Royale no se habían recibido amenazas de extorsión.

En una conferencia de prensa, el abogado afirmó que el casino tenía los permisos necesarios y cumplía con los estándares de seguridad.

publicidad

Las autoridades no han culpado a una organización criminal específica por el ataque al casino. Sin embargo, la ciudad ha sido asolada por una sangrienta lucha entre el Cártel del Golfo y los Zetas, sus antiguos aliados. El índice local de homicidios está en camino de romper un récord este año.

Una grabación de circuito cerrado mostró el casino envuelto en llamas poco más de dos minutos después de que ocho o nueve sujetos llegaron en cuatro vehículos, introduciendo al inmueble recipientes en los que supuestamente llevaban el combustible.

Las autoridades dijeron que investigaban todavía si las salidas de emergencia del casino estaban bloqueadas. Pero se hallaron muchos cadáveres en las oficinas y en los baños.

Ello sugeriría que, al ver llegar al grupo armado, muchas personas pensaron que habría un tiroteo, no un incendio, y se refugiaron más al interior del casino, según las autoridades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad