publicidad
.

Captura de 'La Rana' detonó mortal riña de reos en Nuevo León logo-notic...

Captura de 'La Rana' detonó mortal riña de reos en Nuevo León

Captura de 'La Rana' detonó mortal riña de reos en Nuevo León

Una riña entre reos desatada en la prisión mexicana de Cadereyta terminó el jueves con siete muertos y tres heridos graves.

Siete fallecieron en penal de Cadereyta

MONTERREY - Una riña entre reos desatada en la prisión mexicana de Cadereyta terminó el jueves con siete muertos y tres heridos graves, informó el Consejo de Seguridad del estado de Nuevo León, en el norte del país.

La pelea enfrentó a los dos grupos que controlan el penal de Cadereyta, Los Zetas y el Cártel del Golfo, y se desató a partir de las 9:20 hora local (14:20 GMT), precisó la fuente.

En la riña participaron alrededor de 60 internos que utilizaron objetos afilados y palos. También se quemaron los colchones de dos pabellones del penal, ubicado a 37 kilómetros al este de Monterrey.

Cuatro de los siete reos muertos quedaron calcinados, agregó el Consejo de Seguridad del estado.

La riña se desató a raíz de la captura de Carlos Oliva Castillo, alias "La Rana", este miércoles en la ciudad de Saltillo. Castillo era jefe de Los Zetas para los estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, según informaron las autoridades.

Los Zetas quedaron descabezados

La captura de Castillo, también considerado el tercero en la cadena de mando de Los Zetas a nivel nacional, descabeza a ese grupo criminal en el corazón de sus principales bastiones.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado que Los Zetas controlan los tres penales de Nuevo León, en complicidad con los guardias de los centros de reclusión.

publicidad

En el último año han sido asesinados al menos una docena de custodios de los tres penales del estado.

En  Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, en el noreste de México, se ubica el triángulo de estados en el que esa organización narcotraficante ha concentrado todo su poder.

"La Rana", de 37 años, fue detenido el miércoles en Saltillo, capital de Coahuila, por soldados del Ejército mexicano de la Sexta Zona Militar, que desde el 28 de agosto pasado encabezan la operación "Escorpión", que busca debilitar las estructuras de mando, financieras, operativas y logísticas del crimen organizado en esos tres estados del noreste de México.

En esa región opera también el poderoso cártel de las drogas del Golfo, del que inicialmente Los Zetas eran brazo armado, hasta que las dos organizaciones rompieron sus lazos en marzo de 2010 y se lanzaron a una guerra sin cuartel para dominar el territorio.

De los más sanguinarios

Los Zetas son uno de los cárteles más sangrientos de México, a los que se acusa, entre otras cosas, del homicidio de 72 inmigrantes indocumentados, la mayoría centroamericanos, en Tamaulipas, en agosto de 2010.

Asimismo, se les atribuye el asesinato de alrededor de 200 personas, cuyos cadáveres fueron hallados en una serie de fosas comunes este año, también en Tamaulipas.

Ese cártel ha intentado expandir a sangre y fuego su control territorial en México, lo que los enfrenta con otros grupos narcotraficantes.

publicidad

Según las autoridades, Los Zetas cada vez se involucran más en el secuestro y tráfico de inmigrantes indocumentados y tienen una fuerte presencia en Guatemala, donde en mayo pasado asesinaron a 27 campesinos.

En el marco de la operación "Escorpión", las fuerzas de seguridad han conseguido liberar a 36 secuestrados, detener a 724 sospechosos, y decomisar 27.5 toneladas de marihuana, 1,629 armas, 199 mil cartuchos de diferentes calibres, 7,500 cargadores, 165 granadas, 870 vehículos, 7.5 millones de pesos ($563,909) y $910 mil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad