publicidad

Cadáveres de tres presos prófugos fueron colgados de puente en México

Cadáveres de tres presos prófugos fueron colgados de puente en México

Tres presos que se había fugado de un penal fueron asesinados y sus cadáveres colgados de un puente en México.

Cadáveres de tres presos prófugos fueron colgados de puente en México 0f...

Huellas de tortura

MÉXICO - Tres presos que se habían fugado de un penal del centro de México fueron asesinados y sus cadáveres fueron colgados en un puente de la carretera que une a la ciudad de Cuernavaca con el puerto vacacional de Acapulco (sur), informó este martes la policía.

"Las víctimas estaban atadas de pies y manos, vendados, con huellas de tortura e impactos de arma de fuego", explicó vía telefónica a la AFP una fuente de la policía de Cuernavaca, 60 km al sur de la capital mexicana.

Dos de los cuerpos fueron colgados de un mismo puente y el tercero en otro cercano, informó en un parte policial la Procuraduría de Justicia del estado central de Morelos, cuya capital es Cuernavaca.

Junto a los cuerpos se hallaron mensajes de presuntos grupos del narcotráfico, cuyo contenido no fue revelado.

publicidad

Sin embargo, en los mensajes escritos en cartulinas se atribuyen los asesinatos el Cartel del Pacífico Sur (CPS), señalado por las autoridades como una facción del cartel de los hermanos Beltrán Leyva, cuyo líder Arturo Beltrán Leyva fue abatido en diciembre en una operación de la Armada en Cuernavaca.

Mensajes del narco

Los mensajes señalan a las víctimas como presuntos miembros del grupo de Edgar Valdez Villarreal, alias "La Barbie", quien mantiene una sangrienta disputa por el control del cartel con Héctor Beltrán Leyva.

Las víctimas, que tenían 21, 23 y 36 años, se habían fugado del penal de Atlacholoaya en el estado de Morelos, limítrofe con Ciudad de México, cuando eran trasladados a un juzgado en las mismas instalaciones, indicó la Procuraduría (fiscalía) estatal, sin precisar los delitos por los que habían sido encarcelados ni la fecha de la evasión.

En mayo, el director de ese centro penitenciario fue asesinado y su cuerpo apareció descuartizado con un mensaje del narcotráfico.

Morelos, cuya capital es Cuernavaca, es escenario de una serie de brutales asesinatos atribuidos a pugnas internas en el cartel de los hermanos Beltrán Leyva, cuyo capo murió en un operativo militar en esa ciudad en diciembre.

Campo de guerra

En otro hecho en la localidad de Cuautla, también en Morelos, la policía encontró el cuerpo de un hombre al que aparentemente también los asesinos pretendían colgar de un puente.

publicidad

Al oeste del país, en el estado central de Michoacán, autoridades encontraron el cadáver de un hombre con el rostro cubierto con cinta y una bolsa de plástico.

El cuerpo se encontraba tirado en una brecha y junto a él había un mensaje de advertencia firmado por "La Resistencia", que según reportes de la Policía Federal es una alianza de algunos grupos del narcotráfico encabezada por el cartel de La Familia.

Mientras, en el estado norteño de Tamaulipas, tres pistoleros murieron al enfrentarse con militares, informó en un comunicado la Secretaría de la Defensa Nacional.

El choque armado ocurrió la tarde del lunes en la ciudad fronteriza de Reynosa, cuando soldados realizaban patrullajes. Los militares decomisaron en el lugar tres armas largas, cargadores, municiones y un vehículo.

Cifras de muerte

También el martes, hombres armados mataron a tres policías en dos emboscadas en Ciudad Juárez, en el estado fronterizo de Chihuahua.

En el primer atentado, dos agentes murieron en un patrullero en una avenida transitada, dijo Arturo Sandoval, portavoz de la Procuraduría de Justicia de Chihuahua. El segundo ataque ocurrió 15 minutos después en la misma avenida, con resultado de un agente muerto y otro herido.

Ciudad Juárez ha registrado en lo que va del año 1,400 asesinatos vinculados al narcotráfico. En 2009, los asesinatos en la localidad fueron poco más de 2,600. Las autoridades no conjeturaron sobre la identidad de los agresores ni el motivo de las emboscadas.

publicidad

La violencia del crimen organizado ha dejado más de 22,700 asesinados en todo el país desde diciembre del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad