publicidad

Balacera en Veracruz dejó dos sicarios muertos

Balacera en Veracruz dejó dos sicarios muertos

Dos presuntos sicarios murieron calcinados dentro de un vehículo en medio de un enfrentamiento en Veracruz.

Persecución

VERACRUZ - Dos presuntos sicarios murieron calcinados dentro de un vehículo en medio de un enfrentamiento entre un comando y policías federales en el estado de Veracruz, informó el lunes la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

Recibe noticias de México en tu móvil

El enfrentamiento se desató cuando policías federales solicitaron a los tripulantes de una camioneta detenerse y fueron agredidos con disparos e incluso granadas de fragmentación, señaló la dependencia en un comunicado.

Los agentes repelieron la agresión y se suscitó una persecución que concluyó con dos presuntos sicarios muertos y uno más herido. Tres policías resultaron lesionados por esquirlas, aunque su estado de salud es estable.

Les marcaron el alto

La vocera de la SSP, Verónica Peñuñuri, dijo que se presume que una de las granadas que llevaban los agresores se detonó cuando estaban dentro del vehículo, lo cual provocó que se incendiara y murieran calcinados.

La dependencia destacó que los agentes federales realizaban recorridos de disuasión, prevención y vigilancia en el centro del Puerto de Veracruz, y los tripulantes de la camioneta en vez de detenerse abrieron fuego e iniciaron su huida.

Calles más adelante los delincuentes fueron alcanzados y se inició una balacera, pero durante su camino los agresores lanzaron granadas de fragmentación contra los agentes federales para evitar la persecución, sin que los uniformados desistieran de darles alcance.

publicidad

Apenas el fin de semana, comandos realizaron ataques coordinados contra fuerzas federales en tres estados del país, lo cual fue calificado por el presidente Felipe Calderón como una reacción "desesperada" del crimen organizado frente a la ofensiva oficial.

La SSP no ha señalado a qué grupo del crimen organizado pertenecerían los agresores de Veracruz.

Delincuencia 'desesperada'

"Sabemos que estas reacciones desesperadas y violentas responden a los severos golpes que ha dado el gobierno a la delincuencia organizada", afirmó Calderón sobre los ataques que el fin de semana dejaron cinco policías y dos soldados muertos, tras la detención de uno de los principales operadores del cartel de La Familia en Michoacán.

Las arremetidas se realizaron en al menos siete ciudades de Michoacán, dos de Guanajuato y una en Guerrero, apenas unas horas después de la captura de Arnoldo Rueda Medina, uno de los principales operadores de La Familia, uno de los seis carteles de las drogas reconocidos por el gobierno.

Golpe a 'La Familia'

Rueda, alias " La Minsa", permanecía retenido mientras se precisa su participación en secuestros, homicidios y tráfico de drogas de Michoacán hacia Estados Unidos.

La SSP ha señalado que "La Minsa" estaba a cargo de supervisar el trabajo de otros operadores en cuanto al acopio de droga, su transformación en precursores químicos, rutas de tráfico a Estados Unidos y la conformación de una red de protección de autoridades.

publicidad

Piden replantear  estrategia

Mientras, la Comisión Nacional de Derechos Humanos llamó en un comunicado al gobierno federal a replantear su estrategia de seguridad pública y combate al narcotráfico, pues los miles de muertos registrados hasta el momento son un reflejo de que "no parece rendir los resultados esperados".

Advirtió, además, que han surgido evidencias de que los derechos humanos no siempre se han respetado en los operativos contra el crimen organizado que Calderón lanzó apenas unos días después de asumir el poder en diciembre de 2006.

Calderón aseguró que a pesar del "asedio del crimen organizado", el gobierno mantendrá su ofensiva.

El lunes, autoridades locales informaron que el fin de semana también se registraron ataques en la ciudad fronteriza norteña de Tijuana contra policías, aunque de nivel municipal.

Los ataques, entre sábado y domingo, dejaron un policía municipal muertos y cinco heridos (tres agentes y dos civiles), según un reporte de la Policía de Tijuana.

Desde diciembre del 2006, la violencia del crimen organizado se ha traducido en más de 11,000 asesinatos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad