publicidad

Ataques contra fuerzas de seguridad no cesan y cobran vidas en México

Ataques contra fuerzas de seguridad no cesan y cobran vidas en México

Dos militares, dos policías y ocho presuntos agresores murieron en dos ataques del crimen organizado contra uniformados.

Policías emboscados

MORELIA, México – Dos militares, dos policías y ocho presuntos agresores murieron en dos ataques del crimen organizado contra fuerzas de seguridad en los estados mexicanos de Michoacán (oeste) y Nuevo León (norte), informaron este sábado la fiscalía y el Ejército.

Dos agentes federales murieron y tres resultaron heridos el viernes, cuando un grupo armado emboscó un convoy de cinco patrullas de la policía federal que se desplazaba por una autopista.

Los atacantes desconocidos se habían ocultado por la noche a ambos costados de una autopista cercana al puerto de Lázaro Cárdenas, en la costa del Pacífico, y abrieron fuego al paso de la caravana, informó la procuraduría de justicia del estado de Michoacán.

"Los elementos que no fueron alcanzados por las balas enemigas recogieron a sus compañeros heridos" y los llevaron al hospital, donde dos de ellos fallecieron, dijo a la AFP el vocero de la Procuraduría (fiscalía) de Michoacán, Jonathan Arredondo.

Al menos otros tres agentes resultaron heridos por los pistoleros, que lograron escapar.

En Michoacán, uno de los cinco estados mexicanos más afectados por la violencia de los cárteles de la droga, han sido asesinados 107 policías desde enero de 2008, 12 de ellos en lo que va de año.

Decomisos

También el viernes, oficiales informaron que un grupo de soldados se incautó de unos 15,000 kilogramos de marihuana, siete vehículos y 18 armas de alto calibre en Altar, Sonora, al sur de la frontera con Arizona. No se reportaron detenidos.

publicidad

Por otra parte, en el municipio de Anáhuac (Nuevo Léon) un grupo de militares fue atacado por un convoy de siete vehículos con un saldo de dos soldados y ocho presuntos delincuentes muertos, según la Secretaría de Defensa.

Tras el enfrentamiento, en el que tampoco hubo detenidos, los militares decomisaron cuatro armas largas, 705 cartuchos y seis vehículos, añadió.

La violencia del narcotráfico ha dejado más de 15,000 muertos en todo el país desde finales del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra las bandas dedicadas a esa actividad ilícita.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad