publicidad

Al menos 18 muertos tras tiroteo entre soldados y narcos en Acapulco, México.

Al menos 18 muertos tras tiroteo entre soldados y narcos en Acapulco, México.

Al menos 18 personas murieron en una caleta del balneario de Acapulco, en el pacífico mexicano, según reporte oficial.

Como una guerra

CIUDAD DE MEXICO - Al menos 18 personas murieron la madrugada del domingo en una caleta del balneario de Acapulco, en el pacífico mexicano, según reportes de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA).

Versiones preliminares dan cuenta de 16 sicarios -integrantes de los carteles mexicanos- abatidos por las fuerzas de seguridad, y dos militares.

En el enfrentamiento, que se inició la noche del sábado, se prolongó durante varias horas, "se detuvieron a 5 personas y perdieron la vida 16 agresores", mientras que también fallecieron "un capitán y un soldado" del Ejército, explicó la SEDENA en un comunicado.

Otros cinco soldados y un oficial están heridos.

Versiones de prensa refieren que el enfrentamiento se produjo cerca de una zona turística de Acapulco, sobre las costas del Pacífico, uno de los principales destinos de viajeros locales e internacionales de México.

Evacuaron la zona

La balacera obligó a las autoridades a desalojar algunos hoteles.

Al menos tres transeúntes resultaron heridos y varios turistas mexicanos fueron evacuados de hoteles pequeños de la zona antigua de Acapulco, otrora popular con estrellas de Hollywood aunque desde entonces se ha deteriorado mucho.

Según los primeros reportes, el tiroteo entre narcos y soldados comenzó el sábado por la noche y duro varias horas.

Informe confidencial

Los soldados habrían recibido información confidencial sobre la presencia de hombres armados en una casa de una urbanización vigilada, dijo un coronel del ejército que encabezó la operación y habló con periodistas a condición de guardar el anonimato por razones de seguridad.

publicidad

Dijo que los pistoleros dispararon con fusiles y lanzaron unas 50 granadas contra los soldados que llegaron, agregó el coronel, que tenía el rostro cubierto con un pasamontañas mientras guiaba a los periodistas por el lugar.

Varios atacantes intentaron huir, pero su vehículo chocó con una camioneta del ejército que bloqueó la entrada de la urbanización.

Casa con sospechosos

En determinado momento, varios hombres armados con granadas llegaron en otro vehículo para auxiliar a los hombres sitiados en la vivienda, pero murieron en el tiroteo, informó el coronel.

Dentro de la casa los soldados encontraron esposados a cuatro policías del estado sureño de Guerrero, quienes dijeron que haber sido secuestrados por los hombres armados, dijo el oficial militar que habló con los periodistas.

Los cuatro policías seguían maniatados y sentados en el suelo cuando llegaron los periodistas.

Secuestrados indagados

Los soldados no sabían que los policías se encontraban en la vivienda cuando comenzó el tiroteo y el coronel indicó que sus versiones serán investigadas.

"Los encontramos así y dicen que fueron secuestrados. Así que, si fueron secuestrados, como sostienen, los rescatamos", agregó el coronel señalando a los cuatro.

Los vecinos se parapetaron en sus casas y en varios hoteles modestos durante el incidente.

Cuando amainó el tiroteo, varias personas presas del pánico fueron evacuadas en ambulancias.

publicidad

Estado de alerta

El diario El Universal dijo en su página de Internet que las tropas estaban integradas por soldados, la marina, agentes de la Policía Preventiva, Estatal y Federales.

Agregó que las autoridades policíacas se mantienen bajo alerta y que la zona turística de Caleta, donde se albergan condominios, hoteles, moteles, se mantiene rodeado.

Cuando se inició la balacera, a eso de las 20:00 horas del sábado, las actividades del balneario de Acapulco tradicional se paralizaron. Calles y avenidas fueron cerradas por los militares para buscar a los sujetos armados que se escondieron entre los moteles, terrenos baldíos y la plaza de toros, detalló el diario.

Versión de prensa

El Universal indicó que a eso de las 20:00 horas una camioneta de efectivos federales que patrullaban el área del zócalo de Acapulco marcó el alto a vehículo con vidrios polarizados que se mostraba sospechoso sobre la avenida costera, a la altura del edificio de la CROM, pero los individuos desconocidos se resistieron a parar su vehículo e iniciaron los disparos de armas de fuego contra los federales dándose a la fuga por el rumbo del balneario de Caleta.

Luego de la fuga de los desconocidos, los efectivos federales pidieron refuerzos, ya que los hombres armados se dirigieron al área de los moteles de paso que se ubican en la zona del Acapulco Tradicional.

Los individuos armados, se parapetaron en algunas casas habitación y otros en los moteles como Las vegas y el Picolino, desde donde empezaron a disparar contra las tropas del Ejército Mexicano.

publicidad

Testigos de la balacera

Vecinos del lugar comentaron que algunos sujetos armados, jóvenes y vestidos de playera blanca y pantalón de mezclilla, bajaron armados de unas vecindades que se ubican atrás de los moteles y que lograron huir en un vehículo compacto, mientras que otros brincaron por las azoteas de las hospederías y casas habitación y se dieron a la fuga.

El diario La Jornada de Guerrero dijo que la zona de La Caleta se convirtió a una zona de guerra.

Señaló que a la metralla, las granadas y los AK-47 se movilizaron unos 20 vehículos Hummer del Ejército mexicano, además de patrullas y camiones de la Policía Federal y la Marina Armada de México.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad