publicidad

Acusan de intento de homicidio a único detenido por matanza juvenil en México

Acusan de intento de homicidio a único detenido por matanza juvenil en México

Mientras el único detenido por la matanza de jóvenes fue acusado, trascendió que su jefe era estadounidense.

Delitos que carga

CIUDAD JUÁREZ - El único detenido por la matanza de 16 personas, en su mayoría jóvenes que asistían a una fiesta en Ciudad Juárez, fue acusado de tentativa de homicidio de cuatro personas al momento de su captura, informaron el viernes fuentes oficiales.

Durante una audiencia judicial, el jefe del departamento de delitos contra la vida de la Subprocuraduría de Justicia del estado de Chihuahua en la zona norte, el fiscal Edgar Caro Ramírez, acusó a José Dolores Arroyo Chavarría de intentar asesinar a dos sargentos del Ejército mexicano y dos civiles en el momento en que fue detenido.

Asimismo, se le imputa el delito de porte ilegal de armas de fuego.

La fiscalía del estado de Chihuahua, donde se ubica Ciudad Juárez, presentó el martes a Arroyo Chavarría y lo acusó de haber participado en la masacre de los jóvenes, la cual tuvo lugar el pasado domingo en el barrio Villas Salvarcar, en el sur de la ciudad, y que ha conmocionado a la opinión pública en el país.

El Gobierno de Chihuahua precisó en un comunicado que hasta el momento se tiene confirmado que Arroyo Chavarría actuó como "halcón" (persona que avisa a los sicarios si hay policías en la zona donde van a ejecutar un plan criminal).

Otros siete homicidios

Esta participación "es suficiente para iniciar proceso en su contra como cómplice del delito, sin perjuicio de determinar un mayor grado de participación", agregó la fuente al señalar que Arroyo está en prisión para enfrentar el proceso de tentativa de homicidio contra cuatro personas.

publicidad

Además se le vincula con otros siete homicidios más ocurridos recientemente, entre ellos el de un policía.

El sospechoso ya reconoció que por órdenes de un hombre al que identificó como "El 10" o "El Diego" se trasladó al lugar en el que tuvo lugar la matanza de los jóvenes para desempeñarse como "halcón".

Según Arroyo Chavarría, en la casa en la que los jóvenes celebraban una victoria de un equipo estudiantil de fútbol americano había integrantes de la pandilla Artistas Asesinos (AA), un grupo vinculado con el cartel de las drogas de Sinaloa, a los que los sicarios iban a asesinar.

De acuerdo con las autoridades, unos 15 sicarios llegaron durante la madrugada del domingo en varios vehículos hasta el domicilio donde se encontraban unos 60 jóvenes, principalmente estudiantes de diversas escuelas, y tras separar a las mujeres dispararon contra los hombres con un saldo de 13 personas muertas, a las que se sumaron tres que perecieron en hospitales de la zona.

Jóvenes fallecidos

Entre los fallecidos hay jóvenes entre los 13 y los 19 años, así como tres adultos.

Las autoridades municipales, federales y estatales ofrecen una recompensa de un millón de pesos (unos $76,000) a las personas que entreguen datos que permitan la detención de los autores de esta matanza.

La violencia del crimen organizado en México ha dejado en lo que va de 2010 más de mil muertes, el comienzo de año más violento de los últimos cinco, según diversos recuentos periodísticos.

publicidad

En tanto, la policía de El Paso (Estados Unidos) identificó como estadounidense al presunto jefe del grupo que el domingo asesinó a 15 personas en la vecina Ciudad Juárez (norte) la mayoría estudiantes, informó el viernes una autoridad del estado mexicano de Chihuahua.

Adrián Ramírez, quien murió el lunes en un enfrentamiento con militares mexicanos, era norteamericano nacido en El Paso (Texas) en 1979, reportó a los medios la Subprocuraduría de Justicia del estado de Chihuahua.

"El Doce"

Según el organismo Ramírez, apodado 'El Doce', tenía "antecedentes penales en El Paso por violencia intrafamiliar, robo y delitos contra la salud" (narcotráfico).

La policía estadounidense lo buscaba por haber violado su libertad condicional, lo que le habría llevado a cruzar la frontera e instalarse en Ciudad Juárez, la localidad más violenta de México, indicó la Subprocuraduría citando siempre información proveniente de responsables policiales de El Paso.

La Procuraduría estatal ha asegurado que los jóvenes, uno de ellos premiado por su desempeño estudiantil, no estaban involucrados con el crimen organizado.

Familiares de las víctimas han reclamado por declaraciones de autoridades, una de ellas del propio presidente Felipe Calderón, que consideran insinuaron que el mútiple homicidio fue producto de un ajuste de cuentas del narcotráfico.

publicidad

El enfrentamiento que hace varios años sostienen los cárteles de Juárez y de Sinaloa por el control de la zona dejó unos 2,660 homicidios en 2009 y unos 250 en enero en Ciudad Juárez, donde han sido desplegados unos 6,000 militares.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad