publicidad
.

Mujer rentó su vientre cuatro veces y ganó $100 mil en California logo-n...

Mujer rentó su vientre cuatro veces y ganó $100 mil en California

Mujer rentó su vientre cuatro veces y ganó $100 mil en California

California se ha convertido en el epicentro de las parejas que quieren alquilar un vientre para procrear a sus hijos debido a que el estado ha decidido en por lo menos seis ocasiones los derechos y obligaciones en el procedimiento.

Parejas de todo el mundo buscan ser padres en el estado

LOS ÁNGELES, California - El Estado Dorado es uno de los más frecuentados por parejas infértiles de todo el mundo que buscan la reproducción asistida por terceros o alquiler de vientres, ya que aunque no existe una ley específica sobre el tema, aquí se ha decidido cuáles son los derechos y obligaciones de las parejas y la portadora por lo menos en seis diferentes casos.

El más importante fue en 1998, "Buzzanca vs. Buzzanca". En este caso la Corte del Cuarto Distrito de Apelaciones estableció que aun cuando los futuros padres y el niño por nacer no tengan relación genética, si hay un contrato con una portadora la pareja que la contrató tiene la paternidad asegurada.

Esto ha permitido que individuos solteros, parejas heterosexuales, homosexuales y personas transgénero sean padres y madres.

Ana Dahlín, una salvadoreña residente de California, ha rentado su vientre en cuatro ocasiones.

Tiene dos hijos propios y ha dado a luz a cuatro más para las parejas que la contratan, dos de ellas parejas homosexuales.

Aunque dice sentir felicidad al ver a las parejas con sus bebés, Dahlín no se inició en este trabajo por puro altruismo, sino que tuvo que "alquilar" su vientre después de divorciarse y verse en problemas económicos.

"El primer embarazo me pagaron $20 mil, el segundo $27 mil, la tercera vez me dieron $37 mil", contó Dahlín a Univision34.com. "Lamentablemente, esto fue producto de una necesidad".

publicidad

Con el dinero Dahlín saldó sus deudas, remodeló su casa y se compró un vehículo.

La mujer también ha convencido de alquilar su vientre a mujeres sanas que, como ella, se ven aprietos económicos.

"Al principio están muy en contra, que no entendían, que me decían '¿que qué? ¿Vender al niño? Estás loca como vas a creer, prefiero morirme de hambre', y desgraciadamente hay veces que la necesidad nos hacer ver las cosas" de manera distinta, opinó.

Los costos del contrato de alquiler de vientres pueden variar de acuerdo al Estado, pero en general las mujeres que hacen por primera vez reciben aproximadamente entre $15 a $22 míl por embarazo.

En el caso de Ana, le pagaron $37 míl por los últimos dos embarazos ya que tiene más experiencia que las portadoras primerizas.

Las mujeres que se somenten al proceso de rentar sus vientres son conocidas en inglés como "surrogate mothers". Éstas también reciben compensaciones adicionales como ropa de maternidad, seguro de vida, honorarios por cesárea entre otros. En total un embarazo con un vientre alquilado puede llegar a los $100 mil.

¿Qué se entiende por “surrogate mother”?

"Una mujer recurre a una  "surrogate mother" como última instancia para poder pasar sus genes a su descendencia porque no puede llevar a cabo el embarazo. A través de la extracción de sus óvulos se remueven los folículos que sus ovarios produjeron a través de estimulación, se los fertiliza con esperamtozoides del padre y se forman embriones. Estos embriones son implantados en el útero de la madre de alquiler o  surrogate mother", explica el Doctor Adrian del Boca, obstetra y ginecólogo especialista en problemas de fertilidad. 

publicidad

El proceso, paso a paso

Una vez que la pareja decide recurrir a este sistema de alquiler de vientres, pueden elegir hacerlo a través de una agencia especializada o en forma particular.

La agencia privada más grande y con más experiencia en el mundo en el tema de los programas de alquiler de vientres se llama  Center for Surrogate Parenting, que cuenta con un historial de 24 años en el tema y más de 1.000 bebés que se han desarrollado en vientres alquilados.

Si deciden recurrir a una agencia, el proceso es el siguiente: Primero recibirán un folleto con toda la información concerniente al tema. Luego la pareja se reúne con uno de los especialistas, incluyendo un abogado y un psicólogo,  donde se estudian las diferentes opciones y se determina cuál se va a intentar, si la opción tradicional o la gestacional. También es importante decidir si se recurrirá a la donación de óvulos o esperma de algún anónimo. 

Estas son las tres opciones que las parejas tienen:

Inseminación artificial, en donde la portadora recibe el semen del futuro padre.

Gestacional, en donde el óvulo de la madre y el semen del padre son implantados en la portadora.

Gestacional con donante de óvulos, que incluye la donación de óvulos por parte de la portadora y el semen del padre.

En esa reunión inicial, la pareja también deberá determinar qué característica espera de la madre en alquiler, cuáles son sus creencias en la reducción selectiva de embriones, qué tipo de contacto le gustaría mantener con la madre surrogate y todo lo concerniente a cuestiones financieras y legales.

publicidad

Buscando la "madre perfecta"

Una vez determinado el procedimiento médico a seguir, se hace la búsqueda de la  surrogate mother. Las agencias especializadas en el tema cuentan con un elaborado proceso de selección de estas mujeres, las cuales deben reunir algunos requisitos: todas deben ser madres preferentemente de por lo menos dos niños y haberlos criado, debe tener alrededor de 28 años, someterse a un minucioso examen de salud y evaluación psicológica, deben estar casadas y tener un marido que esté de acuerdo con el plan y tener una situación económica estable.

“De 400 llamados que recibimos al mes, sólo 6 u 8 son aceptadas”, explica en su artículo “ Counseling Issues and Surrogate Parenting” la psicóloga Hanafin, quien se encarga de entrevistar a madres que alquilan su vientre desde hace más de 13 años.

“Es crucial que la candidata tenga un hijo que haya criado porque sería imposible poder dar un real consentimiento a algo que no conoce y construir una relación empática con los padres. Además, desde el punto de vista médico se necesita contar con el antecedente de un embarazo sin complicaciones. Tampoco aceptamos mujeres que reciban ayuda económica del gobierno o que no tengan un ingreso estable porque esa necesidad puede llevarlas a tomar decisiones basadas sólo en el dinero”, agrega.

Alquiló su vientre, tuvo quintillizos y no quiso aceptar el dinero acordardo

publicidad

Una mujer que originalmente había acordado ser madre substituta para una pareja sin hijos, dio a luz a quintillizos. Teresa Anderson, de 25 años, al conocer que los cinco embriones se estaban desarrollando bien durante el embarazo, había decidido no aceptar el dinero que le ofrecieron los padres genéticos de los niños.

Anderson accedió a servir como madre sustituta a cambio de 15.000 dólares, pero tras enterarse de que los cinco embriones se estaban desarrollando, los Anderson renunciaron a recibir compensación alguna de González y Moreno debido a los gastos que enfrentará la pareja.

Los médicos le implantaron cinco embriones a Anderson para aumentar las posibilidades de que al menos uno se desarrollara.

Teresa Anderson, que tiene cuatro niños propios, dijo que originalmente creía que ser madre sustituta para Luisa González y su marido, Enrique Moreno, sería igualmente simple.

"Pero en realidad la hinchazón se multiplica por cinco y los cambios de humor se multiplican por cinco", dijo Anderson en una entrevista publicada por el diario Arizona Republic. "Es muy diferente. Uno está mucho más débil y más vulnerable a los síntomas (del embarazo). Mi útero es enorme, simplemente enorme", explicó al momento de tomar la decisión de no aceptar el dinero.

La mujer y su marido, Gerard, pensaron inicialmente en cobrar 15 mil dólares por dar a luz lo que ellos pensaron que sería un solo niño, pero que en vista de lo ocurrido han decidido no recibir ningún dinero.

publicidad

"Fue una decisión bastante fácil, considerando todo y cuántos niños van a tener que cuidar desde ahora", dijo Anderson enGood Morning America.

En general, las parejas que deciden rentar vientres se mantienen en contacto frecuente con la madre, participan de las consultas médicas, hablan con el obstetra y presencian el nacimiento de su hijo.

Estados Unidos es el país que ofrece la mayor seguridad en todos los aspectos fundamentales de este proceso: legal, médico y social. Cientos de parejas encuentran en el país programas especiales y cantidades de opciones en cuanto a costos y estructuras. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Un día después de la toma de posesión en la capital de Estados Unidos, una concentración de cientos de miles le robó protagonismo al nuevo presidente. No solo eso, los manifestantes buscaron -llenando las calles de Washington DC- trazar claros límites al máximo funcionario del país.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
publicidad