publicidad

Mujer acusada de asesinato en Miami le da un ataque de nervios en corte

Mujer acusada de asesinato en Miami le da un ataque de nervios en corte

Una mujer que enfrenta cargos de asesinato le dio un ataque de nervios lleno de gritos y llanto en la corte del Juez Rodriguez-Chomat.

MIAMI, Florida - Al juez Jorge Rodriguez-Chomat de Miami le caen casos que parecen una producción de telenovela, y la cobertura mediática de estos queda como el comprobante.

Primero fue el cuento de la joven que le mostró el dedo en corte, supuestamente mientras estaba endrogada, y esta semana es el caso de la sospechosa gritona en un sillón de rueda.

Blanca Regalado, quien enfrenta cargos de intento de asesinato por supuestamente apuñalar a su esposo con un cuchillo el sábado, compareció en corte esta semana. Lo que le dijo el juez la incomodó tanto que se puso a gritar incóntrolablemente por un ataque de nervios.

Después de leerle el cargo que enfrenta, el juez le preguntó a la mujer de 53 años si podía pagarle a un abogado defensor.

Cuando le dijo que permanecería en la cárcel sin fianza fue que estalló.

“¡Mi marido me pegó! Es el que me rompió mi pierna”, le gritaba en llanto Regalado.

Ella le explica que tuvo que agredir a su esposo por defensa propia. Regalado alega que ella es la víctima de violencia doméstica, y que por eso está en sillón de rueda, y le ruega al juez entre gritos y llanto que no la envíe a la cárcel.

El mes pasado el juez Rodriguez-Chomat se hizo famoso por otra acusada y sus actos en corte: Penélope Cruz, arrestada por posesión ilícita del medicamento ansiolítico Xanax, se mostró desafiante y burlona frente al juez. Cuando este le dijo la cantidad de fianza, ella le mostró el dedo del medio.

publicidad

Desde entonces Penélope Soto ha estado rehabilitándose por adicción a las drogas y recientemente dio negativo en un examen de drogas ordenado por la corte:

El sábado la Policía de Miami arrestó a Regalado después de ir a su apartamento en la 1800 North Bayshore Drive por cuestiones de una disputa doméstica. De acuerdo al reporte policial, cuando llegaron Regalado les confesó, "Yo lo hice. Mi esposo es un borracho, y estoy cansado de él y lo apuñalé".

Su esposo, Francisco Javier Regalado, de 56 años, fue llevado al hospital, apuñalado seis veces, y sufriendo múltiples heridas, incluyendo el hígado perforado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad