publicidad

Muestran vagones sin asientos

Muestran vagones sin asientos

El servicio de transporte público en trenes de Chicago comenzó a usar vagones con menos asientos para aliviar la demanda.

Una medida necesaria

CHICAGO, Illinois - El servicio de transporte público en trenes de Chicago (CTA) puso en práctica el viernes un nuevo sistema para enfrentar el aumento de la demanda, motivado por el alto precio del combustible.La empresa municipal CTA tuvo un aumento de 9.5 por ciento en el movimiento diario de pasajeros en los trenes, que era de 1.7 millón de personas, se informó oficialmente.

Los habitantes de Chicago, afectados por el precio de la gasolina que supera los 4 dólares el galón, estarían dejando sus automóviles en casa y utilizan autobuses y trenes para ir al trabajo.

Ante el congestionamiento, el presidente de la CTA, Ron Huberman, anunció que a partir del viernes una de las líneas del tren elevado comenzó a usar vagones con menos asientos, que fueron retirados para aumentar la capacidad.

"Tener más usuarios puede ser una bendición, pero también presenta un desafío en las horas pico", dijo.

Se trata de un plan piloto iniciado en la línea café que buscará aumentar de 90 a 115 pasajeros por vagón, aunque la mayoría tendrá que viajar de pie durante las horas de mayor demanda.

Se estima que unos 12 a 14 asientos han sido removidos de vagones que tenían originalmente 39 asientos, al tiempo que se agregan agarraderas para que los pasajeros puedan sostenerse mejor de pie.

Antes de abordar el tren, el usuario podrá identificar los vagones con menos asientos ya que estos tienen una inscripción en el exterior que dice "vagón de capacidad máxima".

publicidad

Huberman dijo que se estudiarán los resultados del plan piloto para extender el servicio de máxima capacidad al resto de las ocho líneas de trenes que sirven la ciudad de Chicago y suburbios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad