publicidad

"Muerte de Cuna" se puede evitar

"Muerte de Cuna" se puede evitar

"La muerte de cuna" es un tipo de apnea del sueño que afecta a los bebés menores de un año, ahogándose al dormir.

La clave, monitorearlos

El Síndrome de Muerte Infantil Súbita (SMIS) conocida comúnmente como "muerte de cuna" es un tipo de apnea del sueño que afecta a los bebés menores de un año, y con más frecuencia, a aquellos que apenas cuentan entre dos y cuatro meses ahogándose al dormir.

El principal problema es que aunque se puede prevenir con un monitoreo constante, es difícil mantenerlos boca arriba.

"La muerte de cuna" afecta a 90 por ciento de los bebés menores de seis meses. Hilda Tovar contó su experiencia y la orientación que recibió en el Hospital Universitario. "Yo la acuesto de espalda, porque si ella mueve un poquito la cabeza se puede ahogar sin darse cuenta"...dijo Tovar.

Irene López, enfermera de ese centro asistencial dio algunos consejos útiles:

  • Deben usar una pijama cómoda y adaptada a las necesidades térmicas, para evitar cobijas que puedan asfixiarlo.
  • No deben dormir boca abajo.
  • No deben tener colchas sueltas.
  • No deben tener juguetes u otras cosas en su cuna.

Los factores hereditarios

Los antecedentes también tienen que ver con la identificación de los síntomas de la enfermedad, en niños aparentemente sanos.

  • Los factores hereditarios, es bueno conocer si existe algún caso familiar.
  • Son más propensos aquellos bebés, hijos de madres fumadoras.
  • Los que son prematuros o tienen poco peso al nacer, influye.
  • Crecen más lento de lo normal.
publicidad


Otras recomendaciones son:

  • No fumar cerca del bebé o en su habitación.
  • Evitar que duerman en la cama con los padres.
  • No colocarles objetos o colchas muy pesadas que impidan el movimiento.

Los padres necesitan educar a la familia -agregó López-, los abuelos, los tíos, los primos, todos aquellos que vayan a cuidar al niño, "es necesario que sepan la costumbre del bebé a la hora de dormir".

Existen estudios que dicen que cuando el niño ya esta acostumbrado a dormir boca arriba y le cambian la posición, el riesgo de mortalidad por muerte de cuna

aumenta en un 19 %.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad