publicidad

Mosaicos latinoamericanos: Los caballos danzantes del Perú

Mosaicos latinoamericanos: Los caballos danzantes del Perú

Reportaje de Annabelle Sedano sobre esta raza equina única, la cual ha desarrollado sus características tras 400 años de selección de los criadores.

LOS ÁNGELES - En años recientes, el Perú ha estado de moda por todo el mundo tanto por su rica gastronomía como por las famosas ruinas de Machu Picchu. 

La riqueza y variedad cultual de ese país, una constante en latinoamerica, es conocida ampliamente. Sin embargo, hay un aspecto que pasa casi inadvertido para los que nos son aficionados a la hípica: los caballos de paso peruanos.

“De las muchas joyas culturales de Perú, el tema de los caballos de paso es uno de los menos celebrados y hasta casi desconocido”, comentó Andrés Pruna, productor y fotógrafo del reportaje. “Justamente por su magia es algo que tiene que ser traído a la luz”.

Cuerpo ancho, compacto y musculoso. Extremidades largas y fuertes. Y, más notable que nada, un andar muy peculiar. El Caballo Peruano de Paso es una raza oriunda de esa nación sudamericana que desciende de los caballos que fueron traídos a América durante la Conquista.

En este reportaje especial de Series del 34, Annabelle Sedano hace un perfil de esta raza equina única, la cual ha desarrollado sus características tras 400 años de selección de los criadores.

En Los Ángeles, el “Club de Jinetes” de Caballos de Paso Peruano del Sur de California ha representado orgullosamente esta tradición por varios años en el Desfile de las Rosas de Pasadena. 

En su tierra original la apreciación por estos preciosos animales -- los cuales se presumen descienden de la raza andaluza -- está bien arraigada. Por ejemplo, el primer concurso de Caballos Peruanos de Paso se organizó el 24 de junio de 1929 por el Concejo Distrital del Rímac, en Lima. Además, desde 1992 esta raza está reconocida y protegida por Decreto de Ley como Patrimonio Cultural de La Nación del Perú.

publicidad

“Es el único caballo en el mundo que tiene término: elevación en la mano, estiramiento y volteo del casco, que es lo que le da esa gracia al caballo”, comentó Guillermo More, uno de los criadores de esta raza. “El caballo nace con estos pisos naturales de trote”.

Los jinetes de estos caballos también tienen un nombre especial: los ‘chalanes’. Si bien la mayor parte de su vestuario típico es de color blanco (con poncho, bufanda y sombrero), también incluyen elegantes atuendos con color marrón o vicuña. Las mujeres, por otro lado, usan faldas y blusas bordadas con colores que hacen juego a los del chalán.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad