publicidad

Moratoria a comida rapida

Moratoria a comida rapida

El Concejo de Los Ángeles adoptó una ordenanza que restringirá la apertura de restaurantes "fast food" en el sur de la ciudad.

Moratoria a comida rapida 0fd69f484d8b4ce6a396df1b78ed5aec.jpg

Falta de opciones nutritivas

LOS ANGELES, California - El concejo angelino adoptó el martes un fallo que prohíbe a las cadenas de comida rápida abrir nuevos locales en algunos barrios pobres, informó una fuente municipal.

El Consejo Municipal de Los Ángeles adoptó por unanimidad este texto que impide cualquier nueva instalación de este tipo de restaurante en el sur de la ciudad, donde viven una mayoría de las minorías latina y negra que cuentan con uno de los índices de obesidad más altos dentro de la población, precisó a la Agence France Presse la portavoz del consejo municipal, Jan Perry.

Esta prohibición es válida por un año y prolongable y está dirigida a una zona de 32 millas cuadradas que alberga los barrios Los Ángeles Sur, Adams Oriente, Baldwin Hills y Leimert Park, en donde viven 500 mil personas, la octava parte de la población de Los Ángeles, y donde un niño de cada cuatro que vive allí sufre de obesidad.

publicidad

La ordenanza define a los restaurantes de comida rápida como "cualquier establecimiento que sirve comida para ser consumida en sus instalaciones, y que tienen las siguientes características: Un menú limitado, artículos preparados con anticipación o preparados o calentados rápidamente, imposibilidad de ordenar en la mesa y comida servida en envolturas o contenedores desechables".

Se espera que la ordenanza dure hasta que el Departamento de Planeación de la ciudad complete su plan comunitario para el sur de Los Ángeles, reportó City News Service.

Uno de los objetivos principales de esta decisión es también estimular a los restaurantes clásicos y cadenas de supermercados que ofrecen comida sana a que se instalen en los lugares pobres de la ciudad, donde el éxito de la comida rápida radica en lo económico de sus menús.

"La gente debe de tener opciones", dijo Perry. "Esta ordenanza nos dará tiempo para crear guías de planeación estratégica que atraerán a una variedad de activos comunitarios como restaurantes de servicio completo y supermercados. Esto no es sobre prohibir la comida rápida".

Cuestión de clases sociales

En Los Ángeles son muy populares los restaurantes vegetarianos, los supermercados de verduras y frutas orgánicas y las ferias de calle con alimentos frescos, pero todas las opciones están en barrios más acaudalados alrededor de Beverly Hills, West Hollywood, Los Feliz, Santa Mónica y Venice, entre otros.

publicidad

La Agencia de Redesarrollo Comunitario está tratando de atraer a supermercados y restaurantes al área sur de la ciudad con paquetes de incentivos que abarcan atención prioritaria por parte de de agencia, créditos fiscales, descuentos en las cuotas de electricidad, entre otros.

Un reporte divulgado el año pasado por el Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles encontró que 25 por ciento de los niños en Los Ángeles son obesos.

En el sur de Los Ángeles, cerca del 30 por ciento de los jóvenes caen en esta categoría.

En un verdadera batalla contra la obesidad, la semana pasada el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, promulgó una ley que prohíbe el uso de ácidos grasos provenientes de las grasas hidrogenadas (" trans fats") en los restaurantes, como una medida de salud pública en Estados Unidos.

Nueva York fue la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir ese tipo de grasas, y Filadelfia (Pennsylvania) siguió el ejemplo el año pasado. Ahora California es uno de los primeros estados que adopta una medida contra las " trans fats" para toda su población.

La obesidad aumentó radicalmente en la última década en Estados Unidos, donde según estadísticas de la asociación American Heart, 65 por ciento de los mayores de 20 años son obesos o tienen exceso de peso, es decir, 75 por ciento más que en 1991.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad