publicidad

Monseñor Romero será beatificado el 23 de mayo

Monseñor Romero será beatificado el 23 de mayo

Millones de salvadoreños que esperan orgullosamente la beatificación de Monseñor Romero recibieron con alegría el anuncio de la fecha para el evento.

Monseñor Romero, será el santo de las Américas Univision

LOS ANGELES, California. " Millones de salvadoreños que esperan orgullosamente la beatificación de Monseñor Romero recibieron con alegría el anuncio de la fecha para el evento.

El clérigo, que murió en su natal El Salvador como mártir durante la guerra civil, será beatificado el 23 de mayo.

Los católicos de El Salvador y del mundo celebran el anuncio reciente del Vaticano de que el proceso de beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, entró en su etapa final, paso automático a la canonización.

Norma Roque viajó a El Salvador, en asignación especial, para presentar una serie especial sobre el histórico martirio, más sobre la familia y la vida de monseñor y la gran esperanza de los salvadoreños  en su primer santo.

Pareciera que el tiempo se detuvo en aquel  24 de marzo de 1980 en la Capilla del Hospital de la Divina Providencia, cuando la bala de un francotirador acabó con la vida de Monseñor Romero.

Según la Comisión de la Verdad, el francotirador estaba en un auto en marcha apuntando al religioso.

Ese día marcó la última homilía de  Monseñor Oscar Arnulfo Romero, Arzobispo de San Salvador.

En ese momento, el país centroamericano atravesaba por uno de los capítulos más tristes de su historia, la guerra civil de 13 años.

Solo días antes de su asesinato,  Monseñor pidió: “Alto a la represión.”

publicidad

El clérigo también declaró en sermón: “Mi sangre será semilla de liberación."

El Arzobispo José Luis Escobar recordó a su colega fallecido: "Monseñor nunca fue un líder político ni agitador. Fue un pastor quien murió defendiendo y por los pobres y por los más sufridos durante el conflicto. La voz de los sin voz."

Por morir como mártir su sucesor, Monseñor Arturo Rivera y Damas sustentado por el clero, inició en 1994, la causa de Monseñor Romero para elevarlo a los altares.

Y tras 21 años de lucha se logró el reconocimiento  de los teólogos del martirio de Monseñor Romero.

De acuerdo a la ley canónica, para la beatificación de un mártir no se requiere de un milagro pero si para la canonización,  sin embargo queda en manos del actual Papa Francisco dispensarlo.

Sus restos descansan en la misma catedral metropolitana donde tantos y tantos domingos ofició misa, donde tantos y tantos fieles también perdieron la vida durante su sepelio.

Entre tanto millones de salvadoreños se preparan para un hecho sin precedentes; la canonización de Monseñor Romero  y la petición de ellos para el primer santo nacido en El Salvador.

***Redacción de Norma Roque / Noticias 34

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad