publicidad
.

Monóxido de carbono hospitalizó a ocho logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c...

Monóxido de carbono hospitalizó a ocho

Monóxido de carbono hospitalizó a ocho

Ocho personas, entre ellas cinco niños, fueron hospitalizadas tras inhalar monóxido de carbono; habían colocado un generador portátil en su casa.

Los bomberos se presentaron, el miércoles alrededor de las 8:45 p.m., a

una residencia localizada en el 289 Fourth Avenue, y al ingresar al

inmueble encontraron a ocho personas que requerían inmediata atención

médica, dijo Harold Schapelhouman, jefe de los Bomberos de Menlo Park.Entre las víctimas había cinco niños, tres de los cuales habían perdido

el conocimiento, aclaró Schapelhouman. Los menores, que oscilaban entre

los 2 y los 12 años de edad, fueron sacados de la vivienda donde fueron

atendidos por equipos de emergencia que le suministraron oxígeno.Algunos de los afectados mostraron los síntomas de envenenamiento de monóxido de carbono como desorientación y vómitos.Acto seguido, las víctimas fueron trasladadas al Centro Médico

Stanford, en Palo Alto, y al Centro Médico Kaiser Permanente, en

Redwood City, donde están siendo observados por los médicos y se espera

que obtengan una completa recuperación, afirmó el funcionario.La causa del envenenamiento de monóxido de carbono aparentemente fue el

tubo de escape de un generador eléctrico de 4 mil vatios que estaba

funcionando en el sótano de la residencia para alimentar las bombillas

y otros enceres eléctricos de la casa.Según Schapelhouman, el servicio eléctrico había sido desconectado de

la residencia el miércoles temprano debido a rastrazos de pago.El monóxido de carbono, que es inodoro e incoloro, aparentemente había

publicidad

llenado el sótano y pasado al resto de la vivienda a través del piso y

el sistema de ventilación, explicó."Nos sentimos afortunados porque ellos pudieron llamarnos a tiempo, de

no haberlo hecho, los ocho pudieron haber muerto", enfatizó

Schapelhouman.Entre 12 y 17 personas estaban viviendo en la residencia al momento del

accidente, y algunas modificaciones ilegales y peligrosas fueron

descubiertas en el inmueble por las autoridades, se informó.Los inquilinos no podrán regresar al lugar por el momento, al menos

hasta que oficiales de incendios e inspectores de edificios revisen la

propiedad, pero Schapelhouman destacó el hecho de que todos son

afortunados por estar aún con vida.Gleen Grant, jefe del Batallón de rescate del Departamento de Bomberos

de Menlo Park, comentó: "Tan pronto nuestros bomberos entraron a la

casa, pudieron oler los gases del tubo de escape del generador"."Al leer el aparato para medir los niveles [de monóxido de carbono],

nos sorprendimos porque el medidor subió a los parámetros más

elevados", indicó Schapelhouman. "Llegó al máximo de saturación de

monóxido de carbono que el medidor puede leer, por lo que el hecho de

que pudieron aguantar allí y luego caminar es sorprendente".El suceso en Redwood City ocurrió la misma semana que tres mujeres que

publicidad

trabajaban en el complejo para esquiadores Squaw Valley USA fueron

halladas sin vida en el interior de un automóvil en lo que la policía

del Condado de Placer ha calificado como un accidente a consecuencia de

monóxido de carbono.Se estima que alrededor de 500 personas mueren cada año en Estados

Unidos a consecuencia envenenamiento de este "asesino silencioso". Por

lo que las autoridades reiteran la importancia de no colocar los

generadores eléctricos portátiles en el interior de las casas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad