publicidad
Los trangéneros son víctimas de abusos; la sociedad no los tolera y prefieren rechazarlos, en ocasiones con violencia.

Mitos y realidades sobre el transgénero

Mitos y realidades sobre el transgénero

Los trangéneros a veces son víctimas de abusos y discriminación. Pero los expertos dicen que esto se debe a la falta de información sobre ellos.

Los trangéneros son víctimas de abusos; la sociedad no los tolera y pref...
Los trangéneros son víctimas de abusos; la sociedad no los tolera y prefieren rechazarlos, en ocasiones con violencia.

En el año 1995, el Comité de Derechos Humanos de San Francisco incluyó el término "identidad de genero" en sus ordenanzas anti-discriminatorias.Sin embargo, a pesar de esta victoria legal, algunos opinan que aún queda mucho camino por recorrer. Sobre todo en el área de la educación de la misma comunidad local.En la actualidad, se estima que cerca de 80 mil personas transexuales viven en el área de la Bahía. Aún así, continúa siendo un grupo sobre el cual existen muchos conceptos erróneos.La doctora Lynette Martínez trabaja con la comunidad transexual en la Clínica Tom Waddell de San Francisco. Según ella, el problema radica en que muchas personas no entienden la diferencia entre una persona homosexual y un transgénero."Un transgénero es una persona que nace dentro de un cuerpo, ya sea de hombre o de mujer, pero que no se identifica con ese cuerpo", explicó la experta. No obstante, aclaró, "una persona homosexual tiene su género bien claro; sí es hombre, sabe que es hombre lo único es que su preferencia sexual es con personas de su propio género".Damas o caballeros, ¿cuál baño deben utilizar los transgéneros?, ¿el de los hombres o el de las mujeres?"Aquí en la ciudad de San Francisco, la ley es que cualquier persona puede entrar a cualquier baño", explicó Jovida Ross, quien trabaja como consejera para la Organización Nacional Unida Contra la Violencia (CUAV). "Lo que pasa es que nuestro cerebro automáticamente piensa antes de entrar en el baño que nos corresponde".Muchas personas piensan que el ser transexual u homosexual es una elección. Sin embargo, estudios señalan que las tendencias sexuales de las personas tienen una raíz genética."Muchos padres cometen el error de llevar a sus hijos al médico para que le receten hormonas", señaló Adela Vásquez, una transexual que trabaja con la organización Trans Thrive de San Francisco."Lo primero que tienen que hacer es no llevarlos al médico porque ser transexual no es un problema médico, y no se quita con hormonas", agregó. Cuando un joven recibe hormonas, "el resultado es una chica transexual con mucho pelo".Vásquez también aconsejó no utilizar métodos "menos convencionales" que a veces aplican algunos padres."El escenario típico es dar golpes para convertirlo en hombre o decirles no pongas la mano así, y eso lo que hace es poner más distancia entre usted y su hijo", explicó.Según Martínez, lo que sí se ha encontrado es que los cerebros de las mujeres transexuales se parecen más a los de las mujeres biológicas que al de los hombres.

Por otro lado, en cuánto a la búsqueda del amor se refiere, muchas

publicidad

personas no entienden qué tipo de pareja busca una chica transexual.En

el caso de Chessega Gómez, una transexual mexicana que inmigró a

Estados Unidos hace dos años, su preferencia es un hombre heterosexual.

Pero eso no siempre es así."Como mujer tu puedes escoger a tu pareja, que puede ser una mujer o

un hombre, o puedes realmente ser asexual, y lo mismo pasa con las

transexuales", precisó Vásquez.Dentro de la comunidad transexual, también hay personas como Luke

Woodward, quien nació mujer y está bajo un tratamiento hormonal para

físicamente asemejarse más a un hombre."Muchas veces los hombres transexuales son mas invisibles que las mujeres, estas son más fáciles de identificar", dijo Woodward.Lo que pocos se explican es cómo ocurre la transformación completa

de hombre a mujer o viceversa. Para aclarar los detalles, la doctora

Martínez expuso la siguiente definición:"Se utiliza el miembro masculino como base, se toma la piel y se

invierte para formar lo que se llama la 'neovagina' y parte del tejido

de sensación que tiene el miembro se deja para crear lo que se llama el

clítoris", dijo la galena. "Visualmente queda muy bien y además se

mantiene la sensación".Del otro lado de la moneda, la cirugía de mujer a hombre no ha resultado tan exitosa, según Martínez.En Estados Unidos, la cirugía de cambio de sexo tiene un costo de

publicidad

alrededor de $20 mil dólares, por lo que muchos optan por viajar a

Tailandia donde el proceso es mucho más económico.De hecho, existen organizaciones en San Francisco que ayudan a

miembros de la comunidad transgénero a salir adelante a orientarlos con

la operación. A continuación algunos contactos donde puedes encontrar

ayuda.Clínica Tom Waddell: 415-355-7500CUAV: 415-333-4357 | http://www.cuav.orgTrans Thrive: 415-409-4103El/La: 415-964-7278

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad