publicidad

Millones participaron en el "Great California ShakeOut"

Millones participaron en el "Great California ShakeOut"

Millones de residentes del sur de California participaron en el ejercicio sísmico más grande organizado en EU.

Simulacro más grande en EU

LOS ÁNGELES, California – Millones de residentes del sur de California se tiraron al piso y avanzaron lentamente por debajo de sus escritorios el jueves como parta de un ejercicio regional de preparación para un terremoto en donde se asumió que el área había sido sacudida por un sismo de 7.8 grados de magnitud que habría provocado la muerte de casi 2 mil personas y saturado a las agencias de emergencia.

El ejercicio, bautizado The Great California ShakeOut (la "Gran Sacudida de Califormia"), involucró a más de 5.3 millones de personas y fue considerado como el más grande jamás realizado en Estados Unidos. El objetivo fue poner a prueba las capacidades de agencias locales y estatales, a la vez de mostrar a los californianos lo que necesitan hacer para prepararse para un desastre de gran magnitud.

"Si estás preparado, eso te proporciona una sensación automática de calma porque tienes las herramientas y el equipo necesario para funcionar", dijo el capitán Steve Ruda del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, quien tomó parte del ejercicio de preparación en la preparatoria Bishop Alemany High en Mission Hills.

En escuelas en toda la región, los estudiantes evacuaron salones de clases y se reunieron en campos atléticos. Muchos negocios hicieron que sus empleados buscaran protección y practicaran sus rutas de evacuación.

publicidad

Durante el ejercicio se imaginó a 1,800 personas muertas, 53 mil con heridas y 1,500 edificios colapsándose por un temblor que causaría $213 mil millones en daños y que se originaría en la Falla de San Andrés con una intensidad 50 veces más alta a la del terremoto de Northridge el 17 de enero de 1994.

El sismo de Northridge, que ocurrió en una falla cercana a la de San Andrés, tuvo una magnitud de 6.7, mató a 57 personas y causó $20 mil millones en daños.

Ruda dijo que su casa resultó dañada por el terremoto de Northridge y que su nivel de preparación le ayudó a que él y su familia permanecieran seguros.

"¿Qué nos falta aquí hoy? El trauma de la tierra moviéndose. Pero todo lo demás lo podemos simular", dijo.

De los 5.3 millones de participantes en el ejercicio del jueves, unos 3 millones fueron estudiantes de escuelas en los condados de Los Ángeles y Riverside.

En la preparatoria Bishop Alemany, equipos de bomberos simularon el colapso de un edificio con 300 – 500 estudiantes lastimados. Muchos estudiantes tomaron parte en el ejercicio posando como víctimas. Los estudiantes se tiraron al piso simulando quejidos – que alternaron con risas y bromas entre sus compañeros – conforme los equipos de rescate se apresuraban para ayudarlos mientras docenas de reporteros tomaban notas.

Sean Parker, un estudiantes de 17 años de Northridge, hizo el papel de una víctima de una herida en la cabeza causada por un abanico en un salón de clases.

publicidad

"Vives en California, va a haber un terremoto", dijo. "Siempre los hay".

Parker dijo que podía apreciar cómo el ejercicio le ayudó a los equipos de bomberos prepararse para un desastre mayor. Pero también dijo que le sirvió a él para aprender como responder en caso de un terremoto grande.

"Si veo a alguien lastimado.. me ayuda a saber qué hacer", dijo.

Tejido social también se puso a prueba

El ejercicio no sólo puso a prueba a las agencias responsables de atender emergencias, sino al tejido social de la región, dijeron expertos.

"¿Qué es lo que hace que un desastre natural se vuelva una catástrofe?", preguntó Lucy Jones del Servicio Geológico de California. "Eso va a depender de qué tanto pueda mantenerse nuestro sistema social. Cuando tienes los peores eventos puedes ver que la comunidad entera se desintegra".

El simulacro asumió que habría 1,600 incendios. Los departamentos de bomberos en toda la región participaron en ejercicios de respuesta que incluyeron eventos simulados con varias personas lastimadas, un edificio colapsado, una situación con materiales peligrosos y fuegos en lugares con poco acceso a agua.

"Entendemos claramente que, dada la magnitud y los predecible del terremoto, los servicios de seguridad pública, de bomberos, de aplicación de leyes, servicios médicos y gubernamentales se verán saturados", dijo el Jefe de Bomberos del Condado de Los Ángeles Michael Freeman.

publicidad

Durante el simulacro ShakeOut, que inició a las 10:00 a.m., el terremoto hipotético empezará en la Falla de San Andrés en la playa Bombay, al noreste de Salton Sea. El sismo viajara por Cajon Pass, causando daños en la Autopista Ontario (15), doblegando ferrovías, rompiendo tuberías y líneas de transmisión eléctrica y causando explosiones y derrumbes, según el Servicio de Geología de EU.

La ciudad de Los Ángeles podría experimentar sacudidas fuertes durante 55 segundos, un período de tiempo mucho más largo que el experimentado durante el sismo de Northridge. El sur de California posiblemente experimentaría decenas de miles de réplicas.

Preparativos básicos

Los californianos deberán de estar preparados para ser autosuficientes durante 72 horas después de un terremoto o algún otro desastre. Eso incluye contar con un equipo de primeros auxilios, comida y un galón de agua para cada miembro de la familia, según oficiales. Otros preparativos incluyen:

  •  Saber cómo apagar el gas en su casa o apartamento.


  • Mantener zapatos cómodos cerca de la cama o el auto.
  • "Puedo decirlo sin duda, Los Ángeles es la ciudad mejor preparada en Estados Unidos. Eso no significa que no hay mucho más qué hacer", dijo el concejal Greig Smith.

    publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    publicidad