publicidad
.

Militares en frontera no es la solución logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6...

Militares en frontera no es la solución

Militares en frontera no es la solución

El gobernador de California afirmó que el despliegue de agentes de la Guardia Nacional no es la solución.

"Creo que quizás no es la manera" de reforzar la frontera, dijo Schwarzenegger sobre la posibilidad de disponer tropas de la Guardia Nacional en los límites del sur de Estados Unidos, una de las opciones consideradas por el presidente George W. Bush.

Según Schwarzenegger, los soldados que regresan de la guerra de Irak deberían tener la posibilidad de retomar sus trabajos habituales, en vez de ser enviados a la frontera.

La posición del gobernador sobre el tema migratorio es observada de cerca porque el ex actor de origen austríaco es actualmente el inmigrante de mayor poder en la política de Estados Unidos. Además, es la máxima autoridad del estado con mayor númeto de extranjeros ilegales en el país, estimados en 2,4 millones en California.

Como Bush, Schwarzenegger se ha mostrado partidario de un programa de trabajo temporal para los indocumentados. Pero el gobernador no ha detallado cómo cree que debería implantarse esa opción.

Sin embargo, ha dejado claro no estar a favor de un amnistía plena para los inmigrantes, aunque considera poco práctica pensar en deportaciones masivas para los 11 millones de ilegales que habitan en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
publicidad