publicidad

Miles protestaron contra la SB 1070 y pidiendo una reforma migratoria integral en Chicago.

Miles protestaron contra la SB 1070 y pidiendo una reforma migratoria integral en Chicago.

Más de 8 mil personas se reunieron en el Parque Unió, en protesta a la ley recientemente aprobada en Arizona y por una reforma migratoria.

Miles protestaron contra la SB 1070 y pidiendo una reforma migratoria in...

Illinois no es Arizona

CHICAGO, Illinois - Se calcula que unas 8 mil personas fueron las que participaron el sábado en la quinta marcha pro inmigrante por el Día del Trabajo en Chicago, motivadas no sólo por su rechazo a la ley de Arizona, sino por señales de que la reforma inmigrante puede ser posible.

Los manifestantes, algunos procedentes de los suburbios, se reunieron el sábado aproximadamente a 1 p.m. en el Parque Unión, cerca del Consulado de México, para marchar hasta la Plaza Federal.

De acuerdo con los partidarios de la reforma inmigratoria, se ha visto una actividad efervescente desde que se promulgó la medida la semana pasada, reportó Notimex.

Un día antes de la marcha el sacerdote activista y uno de los organizadores, José Landaverde, comentó que el signo más importante de esta marcha es que, a diferencia de los dos últimos años, se han superado desigualdades entre los grupos pro inmigrantes, y se espera la participación de todos.

publicidad

"Se han comprometido a marchar, no hay división como en años anteriores pese a los protagonismos políticos que existen en algunos líderes", señaló Landaverde, quien consideró que esta unión se debe al empuje de los jóvenes inmigrantes.

"La juventud esta renovando este movimiento y a las viejas organizaciones no les queda más que añadirse a los jóvenes que han mostrado un mayor compromiso", agregó.

"Ahora, tanto la ley racista de Arizona como una nueva perspectiva de que va a ocurrir algo con las leyes migratorias, aseguran más marchistas", señaló el sacerdote de la iglesia Misión Nuestra señora de Guadalupe.

De igual manera, el presidente del Frente Unido de Inmigrantes, Carlos Arango, expresó que la marcha es para repudiar la ley de Arizona, presionar por una reforma migratoria justa y comprensiva, y por una moratoria para que se detengan las redadas y deportaciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad