publicidad

Miles corrieron el maratón de Chicago 2012

Miles corrieron el maratón de Chicago 2012

Chicago recibió este año a más de 45 mil corredores inscritos en el 35 Maratón Internacional. Etiopia fue el gran ganador.

Chicago, Illinois- Durante el 35 Maratón Internacional de Chicago celebrado este domingo, un corredor sufrió un paro cardiaco casi al finalizar la carrera, otros nueve fueron transportados en ambulancia a hospitales por diferentes problemas físicos y mil 300 participantes que completaron el recorrido se quedaron sin medalla.

Diane Wagner, vocera del Bank of America, patrocinador principal de la justa deportiva, informó que un hombre de 47 años de edad tuvo un problema en el corazón sin consecuencias fatales en la milla 21 de las 26.2 que integraron el recorrido.

El deportista fue sometido a observación y este lunes se encontraba en recuperación, mientras que nueve más reportaron lesiones o dolencias que no requirieron hospitalización.

La portavoz dijo que de los 37 mil 455 participantes que finalizaron el maratón cruzando la meta antes de siete horas, mil 300 se quedaron sin medalla debido a la inesperada cantidad de corredores que completaron el trayecto, lo que fue posible por el clima favorable que hubo en Chicago para la carrera pese al frío.

Indicó que las preseas correspondientes que reconocen el esfuerzo de cumplir el recorrido y cruzar la línea de meta serán enviadas por correo a quienes no alcanzaron a recibir una.

"Nos quedamos sin medallas" se quejaron algunos corredores 

El primer lugar en las categorías varonil y femenil obtuvo 100 mil dólares, al segundo correspondió 50 mil y para el tercero el premio fue de 25 mil dólares, aclaró Wagner al ser cuestionada.

publicidad

En el informe preparado para los medios de comunicación destaca que ante un clima fresco los etiopes dominaron el podio haciendo el 1-2-3 en la carrera de hombres, con Tsegaye Kebede a la cabeza batiendo el récord anterior en casi un minuto, al cronometrar 2:04.38 horas.

El triunfo en la competencia femenil fue de su compatriota Atsede Baysa, quien detuvo los relojes en 2:22.03 horas y que superó por apenas un segundo a la keniana Rita Jeptoo.

"No puedo pensar en una mejor manera de celebrar el 35 aniversario del Maratón de Chicago-Bank of America que reescribiendo los libros de su historia", dijo el director ejecutivo de la carrera, Carey Pinkowski, en un comunicado difundido.

En la declaración los organizadores precisaron que el maratón inició bajo una temperatura de 42 grados fahrenheit (6 centígrados), con vientos suaves.

FOTOS: Chicago se inunda de corredores

Por Estados Unidos destacó Dathan Ritzenhein, originario de Michigan, quien llegó en noveno lugar y mejoró su marca personal al cronometrar 2:07.47 horas y convirtiéndose en el tercer mejor maratonista estadounidense de todos los tiempos.

Mientras, de los participantes latinoamericanos la mejor ubicada fue la mexicana Columba Montes, que terminó la carrera femenil en el lugar 38 con un tiempo de 2:55:02 horas.

El clima fue tan favorable, que al pasar por una calle donde enormes bocina reproducían la canción "YMCA", de Village People, los participantes sin dejar de correr realizaban con los brazos y de manera espontánea la coreografía de la famosa melodía, como si se tratara de una tabla gimnástica.

publicidad

Como todos los años, al pasar por el vecindario mexicano Pilsen, ubicado en la milla 19 de la ruta, los corredores fueron recibidos por sus residentes con entusiasmo, un mariachi y con una banda que tocaba en vivo; además, dos enormes monigotes animaban a los corredores.

 Muchos mexicanos llevaban la bandera nacional elevada y sonran al escuchar el apoyo de los connacionales, incluso un corredor disminuyó su paso para preguntar en un puesto dominguero de tamales el precio del alimento y encargar algunos "¡para el rato que regrese!".

El corredor Sergio Pérez, de la Ciudad de México, quien corrió con la cámara fotográfica en mano, se salió del grupo varias veces para tomarse fotos del recuerdo con los paisanos, mientras que otro ideó una forma de sacar impresiones sin perder el ritmo de su carrera adhiriéndose una cámara en la frente con un cable adaptado para hacerla funcionar.

Pilsen una vez más reunió a familias de diferentes razas que apoyaban a su corredor con carteles, matracas o banderas, como el caso de tres pequeñas anglosajonas que acompañadas de una adulta portaban grandes pancartas con las frases "Vamos mamá!", "No dejes de correr!" y "Te queremos!".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad