publicidad
Dreamers durante una protesta para pedir que les permitan ingresar a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Mike Coffman: Déjenlos servir

Mike Coffman: Déjenlos servir

Les quiero compartir la historia de un constituyente mío llamado Humberto, un dreamers que llegó a los 2 años.

Dreamers durante una protesta para pedir que les permitan ingresar a las...
Dreamers durante una protesta para pedir que les permitan ingresar a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Por el Congresista Mike Coffman (*)

Les quiero compartir la historia de un constituyente mío llamado Humberto. Sus padres lo trajeron a los Estados Unidos a los dos años de edad y se mudaron a Colorado cuando Humberto tenía solo seis años. Hace unos años Humberto se graduó de Aurora Central High School, la secundaria a la que yo asistí antes de salirme después de mi primer año para alistarme en el Ejército.

Como yo, el sueño de Humberto es servir a su nación en uniforme. Quiere ser un Marino. A diferencia de mí, debido a la decisión de sus padres de traerlo a los Estados Unidos ilegalmente cuando tenía dos años, Humberto no puede ir a la oficina del reclutador y enlistarse en la milicia del único país que conoce.

publicidad

Debemos darles a los jóvenes como Humberto la oportunidad de servir en las Fuerzas Armadas de este país. De servir al país que llaman su país natal.

Recientemente, durante el debate sobre el proyecto de ley de defensa anual, apoyé la enmienda que ayudaría a que el Departamento de Defensa alistara a jóvenes como Humberto. El texto fue retirado a última hora de la ley de defensa, pero quiero explicar por qué sigo firmemente apoyándolo y también por qué sería en el mejor interés de nuestra milicia.

Aquellos que estaban en contra de la enmienda razonaron que su oposición se basó, en parte, en el hecho de que hay un gran número de jóvenes que quieren unirse a la milicia y que la ampliación del número de cupos para la gente traída a este país ilegalmente no solo es innecesaria sino probablemente injusta para los ciudadanos estadounidenses que podrían ser desplazados por el aumento de la competencia.

La realidad es que, según el Departamento de Defensa, sólo el 1% de los jóvenes de hoy son "elegibles e inclinados" a inscribirse para servir. De hecho, el año pasado el Pentágono estimó que el 71% de los jóvenes de 17 a 24 años de edad en los Estados Unidos no serían elegibles para servir en el ejército debido a deficiencias educativas, problemas médicos, dependencia de drogas y alcohol o antecedentes penales.

publicidad

Esto se debe a que los militares de hoy tienen estándares increíblemente altos de alistamiento. Tenemos el personal más calificado para servir en uniforme en la historia de nuestro país, gracias a esos altos estándares.

Vi de primera mano lo que ocasionan los bajos estándares durante mi primer despliegue con la primera División Blindada del Ejército de Estados Unidos en Europa, de 1972 a 1974, durante la Guerra Fría. La milicia había desplazado una fuerza de voluntarios a Vietnam y estaban desesperados por llenar sus filas y demasiado dispuestos a tomar a personas con poca educación formal y bajos números en las pruebas. Esto animó, incluso, a que se unieran delincuentes. Se sabía que los jueces les daban la opción a los acusados de unirse a las fuerzas armadas o ir a la cárcel.

Como resultado, los problemas disciplinarios eran extremadamente altos y uno de cada cuatro soldados no terminaba su primer alistamiento y recibía una baja menos que honorable. La fuerza en general sufrió también.

Poder seleccionar de un espectro más amplio de candidatos, con el fin de mantener un alto nivel, se traduce en una fuerza total lista para enfrentar los desafíos de seguridad nacional que tenemos ante nosotros.

En mi opinión, los jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos ilegalmente cuando eran niños, por causas ajenas a ellos mismos, y que crecieron aquí, se graduaron de la secundaria aquí y a menudo no saben sobre ningún otro país, deben tener la oportunidad de servir a este país si pueden cumplir con todos los requisitos.

publicidad

No es una amnistía. Es una oportunidad de servir a la nación más grande, una oportunidad que solo se les dará a los mejores y a los más brillantes. Al extender esa oportunidad a los jóvenes como Humberto, nuestros militares y nuestro país estarán mejor gracias a ello.

( *) El Congresista Mike Coffman tiene en total 21 años en la fuerzas armadas, entre la Armada, la Reserva de la Armada, el Cuerpo de Marines y la Reserva del Cuerpo de Marines. Es miembro del Comité de Servicios Armados y del Comité de Asuntos Veterano de la Cámara de Representantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad