publicidad

Mexicano exonerado encara la vida sin rencor tras 20 años de prisión injusta

Mexicano exonerado encara la vida sin rencor tras 20 años de prisión injusta

Después de pasar veinte años en prisión por delitos que no cometió, Ángel González, dijo que encara la vida "sin rencores". 

Sin rencor hombre encarcelado 20 años por error /Univision

CHICAGO,ILLINOIS-  Después de pasar veinte años en prisión en Estados Unidos por delitos de secuestro y violación que no cometió, el mexicano Ángel González, liberado este martes, dijo hoy a Efe que encara la vida "sin rencores" y con planes de estudiar para reintegrarse a la sociedad.

González, que en la actualidad tiene 41 años y que había sido condenado a 55 años de prisión, abandonó el martes en la noche el Centro Correccional Dixon, en el noroeste de Illinois, acompañado de familiares, personal del consulado y de sus abogados.

"Ahora estoy despertando a la realidad, al mundo que dejé hace muchos años. Todo ha cambiado y tengo mucho que aprender", dijo en entrevista telefónica con Efe.

González agradeció a Dios el "estar vivo y libre", y a todas las personas que le quieren "ayudar a recorrer el buen camino, un paso a la vez".

A pesar de los años vividos en la cárcel, dijo no sentir rencor por la condena equivocada que lo llevó a prisión y expresó que "el pasado es el pasado".

González, que fue sentenciado a 55 años de prisión por su supuesta participación en la violación y secuestro de una mujer de 35 años, ocurrido en 1994 en la ciudad de Waukegan, Illinois, fue exonerado el lunes por la fiscalía del condado de Lake.

publicidad

La corte declaró improcedente la sentencia, después de que la defensa probara su inocencia con una prueba de ADN, en un caso que demandó varios años de litigio a cargo de abogados del Proyecto Inocencia, una organización nacional que se dedica a demostrar la inocencia de personas condenadas injustamente.

La prueba señaló que los fluidos corporales recogidos por la policía en el lugar del crimen pertenecían a dos hombres que no han sido identificados.

Sin embargo, su libertad se demoró un día más porque los abogados tuvieron que obtener además la anulación de tres años de prisión que se habían agregado a la sentencia inicial por la destrucción de un lavabo mientras estaba en confinamiento solitario.

González dijo a Efe que a su regreso a Waukegan lo esperaba una celebración familiar, donde participaron sus padres, hermanos, tíos, primos "y muchos sobrinos que todavía no conocía", con algunos de sus platillos favoritos como chile relleno y pescado.

"Fue una noche muy larga, no conseguí dormir y confieso que todavía me siento un poco incómodo y abrumado", señaló.

Mientras estuvo en la prisión, González obtuvo un certificado de equivalencia de enseñanza secundaria y obtuvo conocimientos básicos de electrónica, mecánica y construcción. Como pasatiempo aprendió a pintar.

publicidad

Según dijo hoy, su próximo paso será ir a un colegio comunitario para especializarse en mecánica y luego seguir estudiando "para ayudar a otros".

La abogada Lauren Kaeseberg, del Proyecto Inocencia de Illinois, informó a Efe de que el próximo paso a resolver de inmediato es el estatus migratorio de González, quien había iniciado el trámite de residencia permanente en 1994 antes de ser arrestado.

"Toda su familia se ha naturalizado y se solicitará lo mismo para el", agregó.

Según el cónsul general de México en Chicago, Carlos Jiménez Macías, la Oficina de Inmigración y Aduanas resolvió no deportar a González, pero mientras se resuelve su estatus se le gestionará una visa humanitaria. EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad