publicidad

Metrolink pagara $30 millones a victimas de descarrilamiento en 2005

Metrolink pagara $30 millones a victimas de descarrilamiento en 2005

La mayoría de las demandas surgidas a partir del choque de trenes Metrolink en la hace casi cinco años han sido saldadas.

Aún quedan dos demandas

LOS ÁNGELES, California – La mayoría de las demandas surgidas a partir del choque de trenes Metrolink en la frontera Glendale-Los Ángeles hace casi cinco años fueron saldadas por $30 millones, según un abogado para muchas de las partes demandantes.


Entre los casos resueltos se encuentra una demanda por homicidio culposo contra Metrolink que fue entablada por la viuda de James Tutino, oficial del Alguacil del Condado de Los Ángeles, quien murió en el descarrilamiento del 26 de enero de 2005, anunció el abogado Jerome Ringler.

“Ella se encuentra extremadamente complacida con el acuerdo”, dijo Ringler sobre Rita Kay Tutino.

Su esposo era un agente del orden con 23 años de experiencia quien ocasionalmente usaba el tren para ir a su trabajo en la Cárcel Central para Hombres en el centro de Los Ángeles. El residente de 47 años de Simi Valley fue uno de los 11 pasajeros de Metrolink que murieron en el accidente, que también dejó a otras 180 personas lastimadas.

En esas fechas, se trató del choque más mortífero en los Estados Unidos desde 1999, y en la historia de Metrolink, que inició operaciones en 1992.

El ex residente de Compton que causó el descarrilamiento fue sentenciado en agosto de 2008 a 11 cadenas perpetuas consecutivas.

Juan Manuel Álvarez testificó que él trataba de suicidarse aparcando su Jeep verde en las vías al sur de la calle Chevy Chase en Glendale alrededor de las 6:00 a.m. pero que cambió de parecer y no pudo sacar a la camioneta de las vías, de manera que la abandonó.

publicidad

Le dijo al jurado que nunca le cruzó la mente que alguien a bordo del tren pudiera resultar lastimado. Pero los fiscales sostuvieron que el entonces hombre de 26 años y ex trabajador en la construcción y padre de dos tenía la intención de causar una catástrofe para llamar la atención de su pareja.

“El ingeniero de hecho vio este Jeep a un cuarto de milla antes de chocar con él, y el testimonio del conductor fue que al momento de ver el perímetro del Jeep, debió haber puesto al tren en emergencia”, le dijo Ringler a la emisora radial KNX. “Nunca lo hizo”.

Ringer argumentó que si el conductor hubiera puesto al tren en modalidad de emergencia, el tren se hubiera impactado de cualquier forma con el Jeep pero la locomotora no su hubiera descarrilado, causando las muertes y los heridos.

El vocero de Metrolink, Francisco Oaxaca, no regresó llamadas buscando comentarios.

Ringler dijo que muchos de los casos de lastimaduras no-fatales contra Metrolink fueron saldados tempranamente, pero que el impulso para resolver las demandas más grandes como la de Tutino creció durante los tres últimos meses conforme su caso se aproximaba.

Sólo quedan dos demandas por homicidio doloso por resolver.

Ringler ha logrado ganar varias demandas con compensaciones multimillonarias para víctimas de accidentes ferroviarios. Recientemente, negoció un acuerdo por $8.5 millones para un conductor de Metrolink lastimado en un choque en abril de 2002 en el Condado de Orange.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad