publicidad
Vielka MacFarlane quería la mejor educación para su hijo y actualmente tiene en total tres escuelas charter.

Vielka McFarlane, transformando vidas

Vielka McFarlane, transformando vidas

Vielka MacFarlane quería la mejor educación para su hijo y actualmente tiene en total tres escuelas charter.

Vielka MacFarlane quería la mejor educación para su hijo y actualmente t...
Vielka MacFarlane quería la mejor educación para su hijo y actualmente tiene en total tres escuelas charter.

La persona más importante en la vida de Vielka fue su abuela, quien no le enseñó que para ella no había ninguna barrera, ni siquiera la pobreza, para alcanzar lo que se propusiera. "Desde antes que yo tuviera la edad para ir a la escuela ya mi abuela me había puesto en la cabeza la idea de que yo tendría la responsabilidad de hacer una diferencia en la vida de mi familia y en la vida de todas las personas con las cuales yo tuviera contacto", relata Vielka y así fue.Cuando ella llegó a Estados Unidos desde Panamá, obtuvo su credencial de enseñanza, comenzó a dar clases, luego se convirtió en directora, y a continuación la ascendieron como administradora en el Distrito Escolar de Los Ángles (LAUSD). Sin embargo fue en 2005, frustrada por la falta de escuelas de calidad, que decidió hacer la diferencia e hipotecó su casa para poder abrir una escuela charter en uno de los vecindarios más delictivos de Los Ángeles.Escuelas charter"No pude adquirir ningún tipo de apoyo financiero, así que decidí sacar un préstamo utilizando mi casa como aval. Rente un edificio de 24 mil pies cuadrados y gaste un millón de dólares para remodelarlo antes de poder abrir la escuela", comenta Vielka.A sus 45 años, Vielka es dueña de tres escuelas charter, con puntuación API de 664 y un 98 por ciento de asistencia en una zona donde la tasa de ausentismo y deserción escolar alcanzaba entre el 50 y el 40 por ciento. Vielka ha introducido algunas sorprendentes proyectos para sus estudiantes, entre ellos uno que aborda los objetivos de desarrollo del milenio -erradicar el hambre, pobreza, enfermedades, etc. para el año 2015 alrededor del mundo-, llamado Dream Project, con el fin de enseñarle a los niños a ayudar a otros tanto a ellos mismos."No hay una herramienta mas poderosa para impulsar a alguien al éxito que hacerle saber que puede cambiar una vida, una aldea, o un país", explica Vielka.Enseñar a ayudarY como parte de este proyecto, ocho de sus estudiantes viajaron con ella a Honduras para reunirse con el presidente y la primera dama, así como para que vieran que había necesidades en la escuela a la que visitamos y se comprometieran a juntar fondos para ayudarlos."Los estudiantes regresaron a Estados Unidos y crearon la campaña Pocket Change for Change para recaudar fondos y ayudar a la escuela hondureña. Y cuando se les preguntó que por qué habían adoptado a esa escuela, la respuesta fue simplemente 'porque nos pidieron la ayuda'", dice Vielka. Para ella ser latino significa ser parte de una cultura universal. "Somos una hermandad con una historia exuberante y diversa. No puedes ir a ningún rincón del mundo y no encontrarnos rápidamente por muy pequeño que sea ese rincón", finaliza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad