publicidad
.

leyendas hispanas logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

leyendas hispanas

leyendas hispanas

Este prestigioso especialista ha sido distinguido como "Héroe Hispano" de Cadillac por su labor humanitaria en Ecuador y Dominicana

leyendas hispanas 67b44297b61e40a2bafde75928fc5b91.jpg

"Siempre quise ayudar"

Edwin Moreano es un prestigioso cirujano plástico, de origen ecuatoriano, de Nueva York, que creó la fundación "Middle of the World Medical Mission", para ayudar a niños de escasos recursos, con malformaciones, en su país natal y en República Dominicana. Cadillac lo ha distinguido como "Héroe Latino". Conoce su historia.

¿Cómo surgió la idea de hacer cirugías gratuitas?

"La idea de retornar a Ecuador y empezar a hacer campañas de cirugías gratuitas surgió en 1999. Y desde entonces, cada año hemos regresado y el grupo de cirujanos que se han unido a nuestras campañas de cirugías gratuitas ha aumentado. Cada año, hacemos reconstrucciones gratuitas de cirugía plástica, de cirugía de ojos, de cirugía de nariz, oído y garganta, y de odontología".

publicidad

¿Cómo comenzó la fundación?

"Empecé la organización con mi hermana en 1999, y de ahí comencé a reclutar colegas amigos míos de diferentes especialidades; algunos que nos graduamos juntos. Nos dimos cuenta que teníamos que formar una organización sin fines de lucro para poder obtener donaciones de equipos para nuestra labor en un tamaño más amplio.  Fue entonces que formamos la organización "Middle of the World Medical Mission". Esta es una entidad sin fines de lucro, en Estados Unidos, y a través de esa organización se reúnen muchísimos especialistas, enfermeras, anestesiólogos, médicos generales, que nos ayudan a hacer nuestra labor, no solo en Ecuador, sino también en República Dominicana".

  ¿Cada cuánto hacen las jornadas humanitarias?

"Hasta ahora, hemos venido haciendo dos jornadas anuales en Ecuador y en República Dominicana. Para los profesionales que no reciben ningún pago en estas campañas, es muy difícil dedicarse más de dos semanas al año a obras benéficas, ya que realmente les secuestro de sus familias, de sus hijos para que vayan a hacer esta labor. Realmente, el corazón de ellos es bastante amplio. Pero también eso tiene un límite, en cuanto a tiempo se refiere".

¿Cómo hace para sacar este tiempo cada año?


publicidad

"Bueno, trato de llevar a mi familia conmigo, cuando vamos a las misiones; así mis hijos también ven las necesidades que tienen niños en otros países, que no tienen muchas veces qué comer; y aquí, hasta cierto punto, son privilegiados, porque no les falta un lecho, un plato de comida. Para mí, es importante que ellos participen también y se den cuenta que hay gente bien necesitada en el mundo y que podemos hacer una diferencia". 

Cuándo comenzó, ¿pensó en lo grande que podía ser esta fundación?

"No realmente; siempre quise ayudar, pero no sabía hasta qué nivel podía llegar y, la verdad, gracias a la colaboración de tantos médicos americanos que realmente abren su corazón y donan toda su tecnología para estas misiones, ha crecido esta misión, al nivel que está ahora internacionalmente".

Aproximadamente, ¿cuántos casos han tratado?

"Desde 1999, cuando empezamos las cirugías, son más de 3,000 niños que se han operado con nosotros. Y hemos atendido muchos más, para darles medicinas y otras especialidades que no requieren cirugía. Yo diría, como unos 10,000 mil niños se han visto en nuestras misiones anuales".

¿Recuerda algún caso en particular?

"Hay muchos niños que realmente hemos ayudado y para nosotros todos los casos son memorables; sobretodo, ver la sonrisa de la familia de los niños. Pero sí hay casos que a uno le llegan bastante por el nivel de sufrimiento que han pasado estos niños. Recuerdo una niña que tenía unas deformidades severas del cráneo facial; inclusive estaba ciega. Tenía el labio leporino; había nacido con problemas en la nariz. Esto la aislaba de la sociedad, y a través de la misión, pudimos corregirle el labio leporino, la nariz y también la dentadura.  Esta niña pudo, por lo menos, comer normalmente y verse casi normal, excepto que ella no podía ver. Pero sí hicimos una obra en la cual la niña y los padres de la familia estaban encantados de que por lo menos hubo solución parcial, aunque no total de su problema".


publicidad

¿Cómo se siente después de ver los resultados en uno de sus pacientes con deformaciones graves?

"Es enorme la satisfacción que conlleva reconstruir a una persona que está totalmente deformada, que no sale a la calle, que vive con una manta en su cara para ocultar la deformidad, que teme por la reacción que esta deformidad genera en los demás. Quitarle esa deformidad y que esta persona pueda sonreír y salir a la calle como tú o como yo, como cualquier persona que nace y crece y que es parte de la sociedad,  esos cambios son realmente  satisfactorios, porque de no ser por nuestra misión gratuita, estas personas a lo mejor nunca tendrían la oportunidad de una operación de reconstrucción".

Debe ser una misión muy agotadora, ya que en pocos días deben hacer muchas cirugías...

"Sí. Al principio de cada campaña, cuando uno llega al hospital el primer día y ve todos los niños que tienen que evaluarse, que muchas veces son una cuadra entera de niños y familias que han dormido dos o tres días antes en el hospital para asegurar un turno para verse, y uno piensa, esta es una montaña bien grande este año. Y ya al final, cuando ya vamos terminando los últimos casos de la misión, realmente creo que dios nos da fuerzas extraordinarias para trabajar, porque hacemos muchísimas cirugías diariamente. Muchas más que las que hacemos en nuestra práctica diaria en Estados Unidos. Además de la satisfacción que uno tiene al regresar, sabiendo que ya todos los niños están operados. En el vuelo viene uno durmiendo, porque realmente uno no ha dormido en toda la semana en ese país".

publicidad

Háblenos de su práctica en Nueva York...

"Mi práctica es de cirugía estética. Me concentro en la parte estética de las personas, para que luzcan mejor. Gracias a dios tengo una buena recepción dentro del medio y opero bastantes actrices, cantantes, que ponen su confianza en mí para su rostro, para su cuerpo.  Además, soy profesor de cirugía practica en la Universidad del estado de Nueva York. A mí me encanta la parte académica de la plástica. Me crié a tres cuadras de donde está el edificio de la préctica. La verdad es que fue un placer regresar a mi barrio y poner mi consultorio aquí mismo, en esta área".

Datos personales

Dr. Edwin H. Moreano.

37-55 91 st.

Queens, New York 11372

Tel: 718-478-2852

Fax: 718-478-3877

Celular: 516-532-0423.   

Email: edmoreano@yahoo.com


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad