publicidad

La Academia Infantil de Fort Worth ofrece un programa de música integral

La Academia Infantil de Fort Worth ofrece un programa de música integral

Niños y adolescentes aprenden en una escuela de Texas el legado de una gran tradición mexicana, la música de mariachi. Esta es su historia...

Una escuela infantil lo hace posible

FORT WORTH, Texas - En sus pulmones llevan el aire suficiente para hacer sonar la trompeta; sus dedos se han acostumbrado al rasgueo de las cuerdas de la guitarra y la compleja coordinación del arco deslizándose por cuatro cuerdas en el violín. Un gran reto que ha superado un grupo de niños y adolescentes que conforman una singular escuelita de mariachis en el norte de Texas.

Se trata de chicos que pudieron haber estado en clases de karate, gimnasia, o para aprender a ser porristas o jugadores de fútbol soccer, el deporte rey entre los hispanos.

Pero no... Los 44 niños y jóvenes de la Academia Infantil de La Gran Plaza, prefirieron profundizar en sus raíces y empaparse en el legado de la musical regional mexicana, la música de mariachi.

En el área metropolitana de Dallas y Fort Worth hay más de 75 agrupaciones de mariachis. Todos ellos músicos de profesión que en su mayoría han llegado de México y otros más que han aprendido el oficio en la rutina diaria de las serenatas en Estados Unidos.

Pero una escuela específica para mariachis no había, mucho menos para niños. No hasta hace año y medio que José Antonio Laguna, fundador del "Mariachi Mexicanisimo" tuvo la visión de hacerlo realidad.

"Simplente pensé en los niños, pensé en mi hija y supe que la música puede ayudarles a desarrollar su talento, no precisamente el musical, sino sus habilidades sociales y motrices que todos los adultos necesitamos para tener una vida exitosa", explicó Laguna, quien es el instructor de trompeta.

publicidad

Y es que para este veterano mariachi, los videojuegos, la ociosidad de no hacer nada y el peligro latente de andar en las calles, fueron los elementos que lo ayudaron a planear esta escuelita junto con otros compañeros mariachis. Un argumento más que suficiente para ser avalado por los padres de familia.

Todos los niños pueden aprender, no hay requisitos de admisión. Únicamente que continúen siendo buenos estudiantes y cumplan con sus tareas escolares.

Todos pueden aprender

"Los niños son muy receptivos y su cerebro capta rápidamente todo lo que se les enseña. Por ello, primero es el instrumento, después la teoría musical", precisa Laguna.

Y vaya que lo son, pues este grupo infantil tiene en su repertorio más de 15 canciones y la noche del pasado 15 de septiembre fueron el mariachi oficial para tocar el Himno Nacional Mexicano en la ceremonia del Grito de Independencia en La Gran Plaza de Fort Worth.

Ataviados en sus impecabe indumentaria de mariachi, dieron un concierto que fue ovacionado por los asistentes. Un aplauso sincero que reconoció el profesionalismo a su corta edad.

Aunque la mayoría de los padres de familia tienen el ferviente deseo de que sus hijos continúen con la educación musical para que su futuro sea ganarse la vida como mariachis, Laguna reflexiona al respecto.

"Aquí vamos a darles las bases, el conocimiento musical, pero les queremos brindar otra perspectiva de la vida a través de la música. Que algún día ellos pueden valerse por sí solos si por alguna circunstancia ya no está papá o mamá. Ellos podrán tomar su instrumento y ganarse la vida, quizá pagarse sus estudios. Pero si van a escoger el camino de la música que estudien en la universidad y de ahí, el sueño será mucho mayor", finalizó.

publicidad

Ahora, están a la espera de sus trajes de mariachi que están siendo confeccionados en Guanajuato, México y que tendrán un costo de $300 dólares cada uno. De estos, $200 pagará la familia y $100 será un apoyo de La Gran Plaza.

Las ilusiones son muchas, la vida da muchas vueltas y los caminos son diversos. Quizá algún día se conviertan en cantantes, directores de orquesta sinfónica, profesores de música o un mariachi que contribuya a legado de la música mexicana.

Un fácil método de enseñanza

Es un método de enseñanza muy sencillo y que ha funcionado. Se basa en la práctica y la digitación del instrumento. En el caso de la guitarra, les enseñan la posición de LA, y su variante segunda que es MI y su tercera que es RE.

Los trompetistas que son tres adolescentes y un niños, aprendieron primero la escala musical de siete notas observando la mano derecha de Laguna que pisa y libera los pistones de a trompeta para producir los sonidos.

Posteriormente se les enseña las escalas cromáticas, que son las que llevan las notas sostenidas y bemoles.

Para los violinistas, le enseñanza es más compleja, pero no difícil, porque se trata de la sincronización de la mano derecha que manipula un arco que se desliza a la mitad del violín y cuatro dedos de la mano izquierda que oprimen las cuatro cuerdas.

publicidad

Se les enseña las notas musicales pero en el instrumento, posteriormente se pasa al pizarrón y a los cuadernos para que identifiquen los valores de cada nota y por supuesto, su nombre y resonancia.

En un año, todos ellos han aprendido a tocar la guitarra, la trompeta, el violín y el guitarrón gracias al apoyo de otros compañeros mariachis de Laguna.

Salvador Estrada, oriundo de Celaya, Guanajuato es el director musical, arreglista y asesora a todos los alumnos con sus instrumentos. Rubén Laguna, de Comonfort, Guanajuato, es el instructor de violín. Y Daniel Reyes, originario de Puebla, es el instructor de guitarra.

De hecho, Alicia Laguna, hija de José Antonio y quien cursa la secundaria, forma parte de la banda de música de su escuela y sus profesores están asombrados por el avace tan rápido en sus conocimientos musicales.

"Me enseña mi papá", les ha comentado Alicia. Ahora, los profesores le han pedido a José Antonio Laguna la posibilidad de que compartan con ellos su método de enseñanza musical.

La Academia Infantil de La Gran Plaza está respaldada por la gerencia de este lugar quienes han acondicionado un espacio decoroso para que se impartan las clases los lunes y martes, de 6 a 8 p.m. Para mayor información sobre esta academia, llame al 214-641-1314 ó al 214-492-1232.

Grandes sueños para el futuro

El vínculo entre los padres se ha estrechado con el tiempo y juntos comparten sus experiencias y sus ilusiones con sus hijos.

publicidad

Graciela Narváez, de Haltom City, tiene a sus tres hijos en la academia. Juan Vicente, de 15 años, toca violín; Alejandro, de 11, canta y toca guitarra; y Natalie, de 6, también violinista.

"Estoy contenta y satisfecha con lo que han aprendido mis hijos y tienen mi apoyo para que ellos dedican lo que quieran ser de grandes", refiere la señor Narváez.

Y es que Alejandro le gustaría seguir este camino y ser artista, montar a caballo y cantar. Llegar a ser tan grande como Don Antonio Aguilar.

El caso de Juan Vicente es diferente. Tiene un dispositivo auricular pero las clases le han permitido desarrollar al máximo otro oído. Pero su anhelo es ser mecánico de aviones.

"Saca hasta las canciones de oído, las oye una, dos veces y enseguida les encuentra el tono. Estas clases lo han ayudado", comenta emocionada su mamá.

Dentista y Mariachi

Blanca Laguna esperaba que su hija Alicia tocara violín, pero repetinamente le nació el gusto por la trompeta.

"Creo que quiso seguir los pasos de su papá y ahora ya domina ese instrumento", comenta la esposa de José Antonio.

Pero el sueño de Alicia es ser dentista, pero en su tiempo libre quiere seguir siendo mariachi, seguir tocándo la música mexicana.

"Es un orgullo seguir la tradición de mi papá y de mi familia" (su abuelo y su tío también son mariachis), destacó la pequeña trompetista.

publicidad

Que sea mariachi...

Silvia Tapia, de Fort Worth, trajo a su hija a que aprendiera guitarra para que conozca la tradición familiar. Y es que ella lo fue durante muchos años al igual que su padre cuando estaban en México. Pero después se casó y la vida cambió.

"Ahora tengo que trabajar para sacar a mi familia adelante, pero como trabajo en las noches no puedo enseñarle a mi hija, además que no tengo la paciencia para hacerlo", explicó la señora Tapia.

Doble responsabilidad

A sus nueve años de edad, Jacqueline Macias lleva sobre sus espaldas dos talentos. Ser cantante y violinista.

"Desde pequeña le gustaba cantar y su papá toca la guitarra y pues creo que por ahí le nació el gusto. Y definitivamente esta actividad le ha ayudado en sus estudios porque sus profesores me lo han dicho", señala su mamá, María Pérez.

Jacqueline es una buena estudiante que quiere ser entrenadora de animales cuando sea grande.

Ayuda a relajarlo...

Miguel Angel Espinos tiene 9 años, pero tiene problemas de aprendizaje. Es muy inquieto y se apoya de un dispositivo auricular para escuchar bien.

"Lo traje porque desde pequeño tuvo una guitarrita y le gustó, entonces supe de esta academia y lo traje. Desde entonces, se ha relajado más e su comportamiento, es mejor estudiantem, pone más atención y cuando se anda portando mal, le digo que no lo traeré a esta clases y enseguida cambia su comportamiento", indicó la señora Evangelina Espinos, de Fort Worth.

publicidad

Ella, quiere que Miguel Angel sea cantante y toque la guitarra de manera profesional.

Así están integrados...

Violines:

1.- Vicente Narváez

2.- Lucelia Rentería

3.- Diana Cervantes

4.- Karla Coronado

5.- Alejandro del Castillo

6.- Steven García

7.- Rubén Ramírez

8.- Jacqueline Macías

9.- Angélica Angel

10.- Alejandra Martinez

11.- Natalie Narváez

Guitarras:

1.- Jeovanni Almánzar

2.- Anabeli Martínez

3.- Efraín Fernández

4.- Francisco Franco

5.- Iván Gómez

6.- José Mejía Jr.

7.- Alejandro Narváez

Trompetas:

1.- Crisol Cervantes

2.- Gualupe del Castillo

3.- Alicia Laguna

4.- Diego Nevarez

Cantantes:

1.- Jacqueline Macias

2.- Francisco Franco

publicidad

3.- Alejandro Narváez

Más los que se vayan acumulando...

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad