publicidad
.

Calendarios mexicanos logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

Calendarios mexicanos

Calendarios mexicanos

Editan un catálogo en inglés y español que reúne la mayor colección de calendarios mexicanos del siglo pasado.

Calendarios mexicanos 1f976020596b43e89872713785ee0259.jpg

Mujeres de colección

Una estadounidense que hace una década se enamoró de los calendarios tradicionales mexicanos ha llevado su pasión al extremo de publicar el mayor catálogo de este tipo con 175 almanaques, un homenaje a las mujeres de este país.

Ángela Villalba comenzó esta singular aventura en 1979, cuando fue a vivir a Oaxaca, sur del país, para establecer un negocio de artesanía y quedó prendada por las hermosas imágenes de las mexicanas.

"Los temas me entusiasmaron, la belleza de las imágenes me encantó", recordó en entrevista con EFE esta pequeña empresaria que vive enamorada de la cultura popular de México y de estas imágenes tradicionales.

Entre las imágenes hay algunas de mujeres que acompañaron a sus hombres en tiempos de la Revolución (1910-1917), otras vestidas a la usanza de pasadas épocas, y algunas más en poses convencionales, destinadas a fines publicitarios.

publicidad

Durante diez años Ángela, de vuelta a su hogar en Los Ángeles (California), ha visitado varias veces México para reunir más de 250 almanaques originarios en papel, visitando tianguis (mercados callejeros), tiendas de antigüedades o incluso subastas en México y Estados Unidos que le permitieron formar la colección.

"En 1999 el Museo Soumaya organizó una exposición en Los Ángeles de calendarios originales en formato grande", dijo Villalba, a quien le entusiasmó aquel acervo.

Sin embargo, entonces apenas encontró información de los artistas que habían hecho los calendarios con excepción del más conocido, Jesús Enrique de la Helguera (1910-1971).

La californiana decidió entonces volver a México para investigar qué había detrás de aquellos calendarios, les siguió el rastro en el museo y siguió buscando.

Villalba contactó con Galas de México, la principal fábrica de los almanaques, y también con su competidora, Litografía latina, que lleva desde 1886 lanzando cada año este tipo de calendarios que tienen como protagonistas a hermosas mujeres mexicanas.

"En la actualidad continúan pero su época dorada fueron los años treinta y cuarenta del siglo pasado", explicó la coleccionista vocacional.

Bellas de catálogo

Gracias a sus colaboradores y a su propia investigación, recopiló mucha información sobre autores como Eduardo Cataño, Antonio Gómez o Jaime Sarduní, las plumas tras las hermosas imágenes de los almanaques.

publicidad

Ángela Villalba presentó su libro en el mismo museo de donde partió la idea de hacer el mayor catálogo de almanaques mexicanos compilado hasta la fecha en el mundo, llamado Mexican Calendar Girls.

El libro recién presentado incluye 175 de los 250 calendarios mexicanos de la colección de Villalba, detalla datos sobre los autores y las fábricas de los mismos, además de datos sobre la historia de México para entender mejor la temática de las estampas.

La obra, escrita en español e inglés, incluye además treinta postales y una agenda.

Aunque recopilar el catálogo le ha llevado a esta estadounidense más de cuatro años de intenso trabajo, la coleccionista no descarta realizar proyectos similares en el futuro porque su acervo "sigue adelante".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad