publicidad

Las mejores razones para comprar casa ahora

Las mejores razones para comprar casa ahora

Existen buenas razones para decir que el mejor momento para adquirir una casa es ahora. Entérate cuáles son.

Ocho grandes motivos

Los compradores de vivienda en Estados Unidos siguen indecisos a comprar a pesar de las bajas tasas de interés hipotecario, que han registrado una caída récord en décadas. Pero existen razones de peso por la que los expertos aseguran que este es el mejor momento para adquirir una casa. Mira cuáles son.

1. Las bajas tasas hipotecarias.

Los intereses de las hipotecas no habían estado tan bajos desde mediados de 1950. Según un sondeo de Freddie Mac, la tasa media nacional es de 4.5% en una hipoteca a 40 años con tasa fija. “Con esto puedes incluso ser capaz de pagar una hipoteca a corto plazo, con tasa fija de 15 años, y obtener tu casa 15 años más rápido”, sugiere Belinda Fuchs, CPA y Presidente de OwnYourMoney.com.

2. Fabulosas casas se están vendiendo. 

Las ejecuciones hipotecarias son la oportunidad que estabas esperando para adquirir esa propiedad soñada. Los propietarios de viviendas están gastando en mantenimiento y reparación de su hogar, según el Harvard Joint Center on Housing. Por un lado los propietarios buscan que sus casas se vendan en el mejor precio del mercado y tú consigues las mejores ofertas.

3. Los precios son realistas.

Por fin el valor de las casas se alinea con la realidad del mercado. Fannie Mae ha ajustado nuevamente sus directrices para valuar una casa. Ahora los tasadores deben tener conocimientos necesarios de la localización geográfica y el tipo de propiedad para realizar una valoración de calidad profesional. Así que ahora puedes comprar una casa que realmente refleje el precio real de la propiedad.

publicidad

4. Infinidad de programas dan apoyo.

Existen infinidad de programas que buscan impulsar el mercado de vivienda, que combinados con las tasas hipotecarias bajas incrementan la posibilidad de obtener una casa hoy en día.

Algunos de estos programas gubernamentales son:  el Programa de Estabilización de Vecindarios (NSP) que provee una reducción del 20% en el precio de compra de una casa que esté bajo ejecución hipotecaria; también el Certificado de Crédito Hipotecario (MCC, por sus siglas en inglés) que crea una deducción del impuesto sobre la renta que reduce el impuesto federal aplicable a la familia y permite que ésta disponga de más ingresos para realizar los pagos de la hipoteca.

5. Obtienes más valor por tu dinero. Para Belinda Fuchs, las casas están realmente 'de oferta'. Mientras el inventario aumenta, puedes obtener más valor por tu dinero, una mejor ubicación y calidad para tu nueva casa. “El creciente número de casas a precios bajos –ya sea por foreclousure y short sales process- ha contribuido a que los precios disminuyan y ayuden al nuevo comprador a obtener más por su dinero”, añade Fuchs.

6. Comprar a la larga es mejor que rentar. “Aún cuando sumes todos los costos por ser propietario, comprar una casa puedes ser más económico que rentar. Así como comprar un coche contra rentar uno, cada pago que hagas por tu hipoteca ayuda a construir un patrimonio y obtener una deducción fiscal por el monto pagado de la hipoteca, a diferencia de gastar tu dinero por tener un techo encima sin tener nada a cambio a futuro.

publicidad

7.  La crisis incluye medidas desesperadas. Debido a que los bancos convencionales están siendo muy estrictos para dar un préstamo, el gobierno también ha generado medidas para que la gente logre acceder al mercado crediticio con más facilidad.

Préstamos como los que ofrece la Administración de Viviendas Federal (FHA, por sus siglas en inglés), requieren un pago inicial del 3.5 %, cosa que otros préstamos no podrían permitir pues requieren al menos del 5% de pago inicial.

8. Es aún la mejor forma de invertir a largo plazo. A pesar de que los precios de las casas han caído, invertir en una propiedad sigue siendo mejor que invertir en el mercado.

“La clave para que así sea es tener seguro un trabajo, no dejar de pagar tu nueva hipoteca así como asumir los nuevos costos relacionados con la casa. Una vez que hagas números y te asegures que estas razones te convienen, es hora de comprar”, finaliza Belinda Fuchs.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad