publicidad

Cuidado con hipotecas falsas

Cuidado con hipotecas falsas

Antes de hacer caso a los anuncios de préstamos demasiado buenos, asegúrate de que no sea publicidad engañosa.

Intereses falsos

María Levaniz, una inmigrante hondureña de 28 años, cuenta que la vida le cambió cuando leyó, hace dos años, un anuncio en un periódico local de Gaithersburg, en Maryland. El aviso de una financiera prometía préstamos para viviendas con "cero down payment" y cuotas mensuales con intereses inferiores al 5 por ciento.

"El 2006 había sido un año muy bueno para mí", asegura. "Recibí mi tarjeta de residencia y conseguí un trabajo en una empresa de limpieza con beneficios. La casa era el próximo paso".

Soltera y sin compromisos, María se lanzó a la aventura de firmar papeles, pedir cartas, presentar comprobantes de miles de cosas y en menos de dos meses, tuvo su vivienda: un pequeño apartamento de un cuarto y "un bello balcón".

Pero el alegre comienzo de una nueva vida en Estados Unidos duró apenas seis meses. El 5 por ciento fue creciendo geométricamente hasta un 12 por ciento.

La explicación que le dieron estaba, por supuesto, en la letra chica que jamás leyó de uno de los cientos de papeles que firmó, en donde se especificaba que el préstamo que le habían otorgado no sólo no era con una cuota fija mensual sino que la tasa de interés "bailaría" al ritmo de la economía. Conclusión: para no caer en la temida palabra " foreclosure " María vendió su efímera propiedad.

publicidad

¿Esta historia ya la escuchaste? Es muy posible porque hay miles de hispanos que han sido víctima de publicidades engañosas. 

No revelan los procedimientos

Un análisis de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés)  realizado en junio de 2007 y destinado a captar anuncios de hipotecas engañosos, detectó por los menos 200 publicidades que estarían violando el Truth in Lending Act: una ley federal promulgada en 1968 para proteger a los consumidores en las transacciones crediticias, que obliga a los financistas a revelar los puntos clave del tipo de interés y  costos a lo largo de todo el contrato.

Los anuncios fueron identificados durante un proyecto orientado a recolectar y analizar promociones de hipotecas para detectar anuncios con declaraciones cuestionables. La exploración abarcó avisos en periódicos, revistas, mensajes de correo electrónico, correo regular e Internet, e incluyó anuncios difundidos en todo el país en inglés y en español. 

Lydia Parnes, directora del Buró de Protección del Consumidor de la FTC, explicó que "varios anunciantes de hipotecas están haciendo publicidades posiblemente engañosas sobre tasas y cuotas de pago increíblemente bajas sin contarle la historia completa a los consumidores.

Por ejemplo, omiten informar que esas tasas y cuotas bajas solamente son aplicables por un corto período y que pueden aumentar considerablemente al terminar el período inicial del préstamo".

publicidad

Y agregó que "el 'sueño americano' de la casa propia puede convertirse en una pesadilla para aquellos consumidores que obtengan un préstamo hipotecario sin comprender sus términos, algo que es esencial, especialmente para aquellos compradores que estén pensando en un préstamo hipotecario no-tradicional".

Palabras 'dulces'

La FTC detectó que algunos anuncios promocionaban tasas de interés de sólo el '1%' pero omitían informar adecuadamente que la tasa declarada en el anuncio era la 'tasa de pago' –y no la tasa de interés – y que sería solamente aplicable durante el período inicial del préstamo. Tampoco decían que los pagos de bajo monto anunciados estarían vigentes por un corto período porque la tasa de interés era variable

En las cartas que envió a las 200 empresas, la FTC recomendó firmemente a los anunciantes que consultaran los materiales educativos para negocios y consumidores  disponibles en inglés y en español en el sitio web de la FTC para informarse detalladamente sobre las leyes y requerimientos más relevantes. 

También se enviaron advertencias a los medios de comunicación que difunden estos anuncios, advirtiéndoles que estaban publicando anuncios posiblemente engañosos y se les ofreció consejos para ayudarlos a examinar los avisos que contienen declaraciones publicitarias de dudosa veracidad. 

publicidad

Una catarata de avisos

Para expertos de la Comisión de Vivienda de Virginia, el estudio es esclarecedor y ayudará muchísimo a limitar este tipo de publicidades. Sin embargo, agregan, es muy difícil frenar la catarata de avisos que rozan el fraude, y que surgieron con el auge del mercado inmobiliario.

En un documento reciente, esta área advierte sobre una de las frases que resultan más engañosamente atrapantes para los que desean una vivienda, y muy especialmente para los hispanos: la leyenda Todos califican.

"Se trata de una de las mayores mentiras que se ha dicho en los últimos tiempos", asegura Luis Morales, asesor financiero. "Esa trampa de creer que, se tenga el historial de crédito que se tenga, se puede acceder a un crédito para una vivienda de $400 mil, sin down payment y con tasas de interés irrisorias ha sido lo que, a mi juicio, ha llevado al boom del foreclosure". 

Como siempre, la clave es conseguir información fidedigna. Para ayudarles a los consumidores a reconocer anuncios hipotecarios engañosos, la FTC publicó una Alerta para Consumidores, " Anuncios de Hipotecas Engañosos: Lo que Dicen y lo que Omiten", disponible en la red.

También se puede consultar un modelo de la carta de advertencia de la FTC en el sitio web ftc.gov ó bien solicitándola por correo al FTC's Consumer Response Center, 600 Pennsylvania Avenue, Room 130, NW, Washington, DC 20580.

publicidad

El teléfono del FTC para consultas es: 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357), hay que presionar el número 9 para la opción en español.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad