publicidad
.

Contagio a otros mercados logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3...

Contagio a otros mercados

Contagio a otros mercados

La crisis inmobiliaria aún no ha tocado fondo según el análisis de los expertos. Mientras tanto, salpica otros mercados.

Así estamos

La crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos ha provocado el bajón en las Bolsas de todo el mundo y el desplome de importantes fondos de inversión. El pánico se frenó con la inyección en el sistema financiero de miles de millones de dólares, del nivel que hubo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Pero muchos especialistas dicen que no se ha tocado fondo: los precios de la vivienda en Estados Unidos siguen cayendo a niveles históricos.

Está claro que  no hay nada más globalizado que el dinero. Lo que comenzó siendo un problema del sector hipotecario de Estados Unidos, circunscrito a los créditos subprima, ha acabado afectando, en mayor o menor medida, a todo el mundo.

Los subprima son créditos hipotecarios de alto riesgo, es decir, concedidos a personas que no acreditan suficientemente sus ingresos o que no tienen solvencia financiera, es decir bienes que avalen los préstamos.

Durante unos años el sistema funcionó bien, porque los bajos tipos de interés que disfrutaba Estados Unidos hizo que la morosidad se mantuviera en niveles mínimos, aunque todo empezó a cambiar a finales del año pasado, cuando la tasa de impagos alcanzó el nivel máximo de la última década.

Confluyeron entonces dos situaciones: el alza de los tipos de interés aumentó la tasa de impagados, que llegaron al 58 por ciento, y el estancamiento del sector inmobiliario hace que sea difícil vender las viviendas.

publicidad

Muchos especialistas dirigieron sus críticas hacia las entidades financieras, por los bajos niveles de control que habían aplicado, y también hacia las agencias de calificación, que respaldaron con sus recomendaciones los numerosos fondos de inversión que se estaban creando con el respaldo de las subprimas.

El nerviosismo comenzó a apoderarse de los mercados a partir del 9 de agosto, tras la quiebra en Estados Unidos del fondo Bear Stearms y los bancos American Home Mortgage o Homebanc; varios fondos de inversión, ya en Europa, ligados a las hipotecas de alto riesgo y gestionados desde entidades financieras con sede en Suiza, Reino Unido, Francia y Alemania han tomado medidas por las pérdidas millonarias en sus patrimonios.

En una primera reacción pública, que fue interpretada por muchos como una rectificación, Standard & Poor's  (S&P ), una de las dos principales agencias de calificación de riesgos, junto a Moody´s , advirtió el 10 de agosto de que estaba estudiando rebajar la calificación a 612 bonos hipotecarios, que gestionan un total de 12 mil millones de dólares.

Esta agencia citó como motivo la creciente morosidad entre las hipotecas de alto riesgo que sustentan estos bonos, la caída de los precios y las escasas medidas de control que aplicaron las entidades.

Horas después de S&P, fue Moody's quien reconoció que iba a rebajar la calificación otorgada a 399 fondos y que iba a revisar la de 32 fondos adicionales, con un valor global de 5,200 millones de dólares.

publicidad

Lee más sobre la crisis inmobiliaria aquí

Inyección financiera

Mientras tanto, en Europa la suspensión por BNP Paribas de tres de sus fondos por más de 1,600 millones de euros, ante la situación de iliquidez del mercado, provocó, en parte, las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE), que inyectó unos 155,850 millones de euros al cuatro por ciento de interés.

Esta cantidad supone casi la mitad de lo aportado por las autoridades monetarias mundiales, por delante de lo adjuntado por la Reserva Federal estadounidense (43,500 millones de euros), los bancos centrales de Japón (6,110 millones de euros), Australia (3,065 millones de euros), Canadá (1,170 millones de euros) y otros supervisores de Noruega y Suiza, a las que se suman otras inyecciones anunciadas en Dinamarca, Indonesia, Coria del Sur o Filipinas.

Al mismo tiempo, el temor a una crisis de liquidez en el sistema financiero mundial arrastró a la baja a la mayoría de Bolsas latinoamericanas, que cerraron con pérdidas tanto el 9 con el 10 de agosto, al compás marcado por Wall Street.

Tras los sucesivos aportes de liquidez, la tasa interbancaria –es decir el dinero que se prestan entre sí los bancos para cubrir sus compromisos con los clientes-  bajó a los niveles normales, y se calmó algo el nerviosismo en las bolsas.

Viviendas y tipos de interés

La confianza en la economía mundial fue ratificada por el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), que en un comunicado reafirmó la confianza de esa institución en la economía mundial y aseguró que el restablecimiento de la "disciplina" a la hora de otorgar créditos es algo "positivo".

publicidad

No obstante, la mayoría de los analistas pronostican que la crisis aún no ha tocado fondo, por el alto nivel de ejecuciones de hipotecas y el endurecimiento por parte de los bancos de las condiciones para otorgar créditos a los estadounidenses, lo que reduce la demanda de viviendas.

Ante esa situación, los precios de las viviendas en estados tan importantes como Florida, California y Arizona están cayendo a un ritmo similar al de la Gran Depresión de 1929.

Las dificultades de los bienes raíces "han provocado un efecto en cadena" y se ha comenzado a extender a la economía en general, según explicó a EFE Larry Young, operador de bolsa de Infinity Futures.

Este experto teme que los consumidores contendrán el gasto en el importante mes de septiembre, cuando los niños vuelven a la escuela en Estados Unidos, al tiempo que aumentará el desempleo de personas con bajo nivel educativo y se reducirán las ventas de automóviles.

Ante esta perspectiva, ha renacido el peligro de una recesión. "El gran riesgo es una reducción generalizada del crédito", alertó el banco de inversión ING en una nota enviada a sus clientes.

Ante esta situación, una medida que los analistas dan casi como segura es que el Reserva Federal de EU abarate el precio del dinero antes de finales de año.

"Hay claramente potencial para una bajada de intereses", añadió. La mayoría de los analistas prevén que la Fed abarate el precio del dinero antes de finales de año.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
publicidad