publicidad

Cómo puede complicar tu embarazo una hipoteca

Cómo puede complicar tu embarazo una hipoteca

Estar embarazada debería ser motivo de alegría para una familia y no obstáculo para conseguir un préstamo hipotecario.

Qué afecta tu hipoteca

Estar embarazada debería ser motivo de alegría para una familia y no obstáculo para conseguir un préstamo hipotecario, asegura Shaun Donovan, secretario del departamento de vivienda de Estados Unidos (HUD, por sus siglas en inglés). Sin embargo dicho organismo ya investiga si los prestamistas están actuando de manera ilegal al negar la hipoteca a una mujer sólo porque está embarazada o a personas que pasan por una incapacidad de corto plazo.

“El prestamista quiere asegurarse de que el prestatario tiene el ingreso necesario para pagar el préstamo y si tiene planes de regresar al trabajo”, explica Patricia García Duarte, Presidenta y Directora Ejecutiva del Neighborhood Housing Services de Phoenix.

Ya sea que la mujer vaya a regresar a trabajar después de dar a luz o sea dueña de la casa, un prestamista se hace las siguientes preguntas antes de aprobar un crédito:

  • ¿Cambiará su estatus o su salario en su empleo?
  • ¿Trabajará de tiempo completo o parcial?  ¿Tendrá un nuevo puesto?
  • ¿Tendrá gastos adicionales que afecten su ingreso disponible? (cuidados especiales para el bebé, visitas al doctor, seguro, necesidades caseras)
  • También factores como el historial del empleo, el ingreso económico, créditos y activos actuales se analizan para validar una aprobación de hipoteca.
publicidad


"Toda esta información puede ser corroborada por el Departamento de Recursos Humanos –de donde trabaja la embarazada- y la documentación es otorgada al prestatario en cuánto la mujer es dada de baja por maternidad”, añade García Duarte.

Siete consejos básicos

1. Pedir una carta a tu empleador con tu salario y la fecha de tu regreso incluida, puede ratificar a los prestamistas que volverás al trabajo después de tener a tu bebé.

Obtén toda la documentación posible para respaldar tu proceso de aplicación, incluso donde expliques cualquier otra necesidad que tendrás durante este proceso.

2. Mantén un expediente con documentos importantes relacionados con tu baja temporal, incluyendo todos los recibos, ordenes del doctor, estatus de empleo, etc.

3. Si rentas, ahorra. Es una buena opción rentar al mismo tiempo que reservas dinero para el primer depósito de una casa. Una buena regla es apartar una cantidad de dinero cada que estés haciendo tus pagos mensuales.

Este ahorro puede servirte para dar el depósito de una casa, que en general es del 10% del general de la casa, pero mientras mayor sea el pago adelantado de la casa ( downpayment) más bajo será el pago de la casa. Sin embargo asegúrate que los términos de la renta son favorables. Esto debe beneficiar a la familia y ayudarlos a alcanzar la meta de ahorrar dinero cada mes para poder comprar una casa.

publicidad

4. Busca ayuda. Durante el periodo de renta, investiga organizaciones en tu comunidad -como Neighborhood Housing Services de Phoenix- que tienen programas de asistencia para dar el anticipo, clases de finanzas, asesoramiento de pre-compra y educación para el comprador de casa.

5. No mientas. Cuándo completes la aplicación para comprar casa, prepárate para validar toda la información que estés proveyendo en la aplicación. Si dices que ganas $3 mil al mes y tienes $3 mil en tu cuenta de banco, necesitarás comprobar esta información por medio de tus talones de cheque, verificación de empleo y tu estado de cuenta reciente.

6. Planea y ahorra. Y la más importante: ahorrar y planear con tiempo para un futuro evento como es un bebé, siempre trae el éxito.

Derecho de investigar o discriminación

Shaun Donovan, secretario del HUD, aseguró en un comunicado que los prestamistas tienen todo el derecho de verificar los ingresos de las familias para determinar si son elegibles para un préstamo hipotecario. Pero no tienen derecho a utilizar un embarazo o una incapacidad de corto plazo como causa para negar una hipoteca.

De hecho la Administración Federal de Vivienda de Estados Unidos (FHA, por sus siglas en inglés) exige a los prestamistas revisar los ingresos del prestatario para determinar si podrá seguir pagando su hipoteca durante los tres primeros años del préstamo.

publicidad

Sin embargo para  Steven Glassberg, abogado radicado en Nueva York, los bancos están temerosos ante la crisis. "Están buscando cómo rechazar las aplicaciones de la gente, antes no habían considerado rechazar los papeles de las mujeres embarazadas”, dijo. Para Glassberg, los prestamistas pueden estar actuando discriminatoriamente si sólo se basan en el estatus de una mujer para tomar una decisión.

“Tener un hijo debe ser un motivo de celebración y no razón para que exista una práctica abusiva respecto a un préstamo”, resaltó Donovan.

La ley de Equidad de Vivienda del HUD protege a los consumidores de ser discriminados en base a la licencia de maternidad si el prestatario puede demostrar que tiene la intención de volver al trabajo y continuará cumpliendo con los requisitos de ingresos para calificar para el préstamo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad