publicidad

Casas abandonadas, un problema

Casas abandonadas, un problema

Las casas en foreclosure abandonadas son el refugio ideal para habitantes no deseados por el resto del vecindario.

Habitantes no deseados

La crisis del mercado de bienes raíces ha provocado que miles de áreas a lo largo de todo el país se vayan pareciendo a vecindarios fantasma. Esa es la sensación que tiene Norma Suárez, que vive en Wheaton, Maryland. En algunos bloques de esa zona del condado de Montgomery hasta cinco casas han caído bajo ejecución hipotecaria.

Sin embargo, las viviendas víctimas del foreclosure no siempre están vacías. Como una gran tentación por su condición de “abandonadas”, muchas de ellas están siendo un imán para insectos, ratas, vagabundos, ladrones y hasta adolescentes que buscan lugares en donde armar la fiesta.

“Al lado de mi casa, hay una casa reposeída por el banco. Hace unos días, era casi la medianoche y nos sorprendió con mi esposo que se escuchara música fuerte, algo que no es usual en esta cuadra, y cuando nos dimos cuenta que el ruido venía de la casa de al lado, que supuestamente está vacía, llamamos a la policía”, cuenta Suárez.Cuando los oficiales llegaron se encontraron con un grupo de adolescentes bebiendo alcohol. Aunque el hecho no pasó a mayores, los jóvenes fueron devueltos a sus casas en incipiente estado de embriaguez y no hubo cargos por invasión de la propiedad, el hecho refleja un costado distinto del problema inmobiliario.

En el país, 243.353 hogares han recibido al menos un aviso de ejecución de hipoteca en abril, según un informe de RealtyTrac Inc. Estas casas entran en un proceso que puede durar meses.

publicidad

Y en ese lapso de tiempo quedan en un limbo en el cual nadie se hace cargo de ellas: ya no hay un dueño que corte la grama, saque el agua de lluvia de macetas o limpie la piscina. “Por distintas razones, son casas de alto riesgo”, define el Joint Center for Housing Studies de la Universidad de Harvard.

Problemas de mosquitos

Y justamente en el condado Maricopa de Phoenix, Arizona, durante los primeros tres meses de 2008 se recibieron 2,069 quejas vinculadas a piscinas desbordantes de agua verde, repletas de todo tipo de insectos, contra 597 reclamos en el mismo período de 2007, dice Johnny Dilone del Departamento de Medio Ambiente. El experto asegura que el 75 por ciento de estos reclamos corresponden a casas abandonadas por ejecuciones hipotecarias.

“Estamos enviando una notificación especial a todos los dueños de viviendas con piscinas, con un aviso que indica que, en caso de que las casas sean hipotecadas, se debe drenarlas antes de mudarse para que queden vacías”, explica John Townsend, del Programa de Control de Vectores de Maricopa.

Los mosquitos transmiten enfermedades como el dengue y el Virus del Nilo, de esta última enfermedad hubo casos en el país, y justamente el abandono de albercas y macetas contradice con las advertencias básicas de organismos como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que recomiendan  evitar, especialmente en los meses de verano, el almacenamiento de agua en todo tipo de recipientes, desde piscinas, macetas y floreros hasta llantas de carros porque es el hábitat en donde los mosquitos se multiplican exponencialmente.

publicidad

Según explica Jorge Arias, supervisor del Departamento de Salud de Fairfax, en Virginia, si los dueños no están en la casa porque la propiedad está en proceso de ejecución o ya está ejecutada, el condado averigua el nombre del banco responsable y la intimación llega directamente a esa entidad para que se haga responsable de limpiar los focos infecciosos. “Para evitar que el problema hipotecario se transforme en otro de salud pública”, define.

También han  distribuido 425 mil folletos educativos en inglés en las casas del condado para alertar a los vecinos sobre los riesgos de la proliferación de mosquitos y las posibles acciones preventivas.

El sueño de los 'homeless'

Ali Schageter, una de las coordinadoras del área dedicada a los que no tienen casa ( homeless) del gobierno de San Francisco, California, considera que la crisis de las viviendas abandonadas abruptamente también empieza a ser un problema en el mundo de los desamparados. “

"Hemos tenido algunos casos de personas que llamaron a la policía porque vieron entrar personas a casas vacías"”, explica. En los casos registrados se trataba de hombres que no tenían donde dormir y decidieron meterse de incógnito en una propiedad privada. “Aunque aún no es un fenómeno significativo, creemos que se pueden presentar más de estas situaciones”, afirma Schageter.

El coordinador también hace referencia a leyendas urbanas que comienzan a tejerse en derredor de casas abandonadas, parece ser que cuanto más grandes son, más fantasmas habitan en ellas.

publicidad

Como sea, los gobiernos locales comienzan a preocuparse por estos temas reales, admiten que se trata de crisis completamente nuevas y que no hay nada escrito al respecto, por eso, ya están discutiendo normativas.

Por ejemplo en Cleveland, Ohio, una de las zonas más castigadas por el desempleo, la crisis hipotecaria está derivando en problemas más grandes, y más difíciles de combatir que un mosquito.

En esa ciudad, el código postal que corresponde al vecindario de Slavic Village ha sufrido el mayor número de embargos en lo que va del año a nivel nacional, según RealtyTrac Inc. 

Según Jim Rokakis, tesorero del condado de Cuyahoga, en donde está Slavic Village, hay más de 800 casas vacías. Esta área fundada en la primera mitad del siglo XVIII por inmigrantes polacos que trabajaban en las fundidoras de acero hoy es tierra de nadie. Y las viviendas abandonadas, un lugar en donde prolifera el crimen.

Mark Wiseman, director del Programa de Prevención de Ejecuciones Hipotecarias de Cuyahoga, asegura que muchas casas han sido tomadas a menos de tres días de quedar vacías. “Hoy en día algunos vecinos se están organizando para vigilar las cuadras en donde hay más casas abandonadas, porque se están transformando en guaridas de criminales y narcotraficantes”.

Fenómenos que van a contramano del floreciente mercado de bienes raíces de años atrás que reflejaba el sueño americano, y que se quebró como un espejismo, como un fantasma de un vecindario fantasma.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad