publicidad
Científicos aseguraron que tardará 10 años en conocerse el daño causado por el derrame en el Golfo de México a las tortugas marinas.

Tardará años medir daños de derrame

Tardará años medir daños de derrame

Científicos aseguraron que demorará 10 años en conocerse los daños causados por el derrame en el Golfo de México a la población de tortugas.

Científicos aseguraron que tardará 10 años en conocerse el daño causado...
Científicos aseguraron que tardará 10 años en conocerse el daño causado por el derrame en el Golfo de México a las tortugas marinas.

Alarma por tortugas marinas en el Golfo de México

PANAMA - Los efectos que sobre las tortugas marinas ha tenido el derrame de petróleo en el Golfo de México no se conocerá hasta dentro de una década, afirmaron científicos de todo el continente que este miércoles iniciaron un encuentro en Panamá.

Científicos de 15 países pertenecientes a la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas tratan por primera vez los efectos que sobre esa especie tendrá el derrame sobre el Golfo de México de 780 millones de litros de petróleo.

"El efecto quizá del derrame de petróleo se verá en 10 años", mientras tanto, "está en duda lo que va a pasar en el área de tortugas, si fueron dañadas o en qué volumen (por el derrame)", dijo René Márquez, Vicepresidente del comité científico de la Convención.

publicidad

"Estamos preocupados y es una desgracia. No tenemos otra manera de definirlo", dijo Verónica Cáceres, secretaria pro tempore de la Convención.

Vertido histórico

El derrame del pozo petrolero de la firma British Petroleum (BP), a 1,500 metros de profundidad, se produjo en abril pasado y fue contenido a mediados de julio, luego de que 4.9 millones de barriles de crudo se vertieron en el Golfo de México.

Los científicos alertan que si bien pareciera que se está limpiando la superficie marina, el problema podría venir por el daño que el petróleo hará al fondo del Océano, donde se encuentran muchas especies que forman parte de la cadena alimentaria de la tortuga.

"La cadena alimenticia es donde se pueden afectar porque las tortugas marinas, especialmente la Lora, que está en mayor peligro de extinción, se alimenta de camarón, cangrejo, moluscos y todo está en el fondo", dijo Márquez, ex coordinador del programa de tortugas marinas en México por más de 30 años.

También se desconoce el paradero de muchas tortugas juveniles, debido a que el derrame se produjo al inicio de la temporada de nacimientos.

Los más vulnerables

"Los juveniles fueron los más impactados por este derrame", dijo Jeff Seminoff, biólogo de tortugas marinas y delegado de Estados Unidos para la Convención.

Según este experto, los juveniles de tortugas "se agrupan para alimentarse" en una zona afectada por el derrame, por lo que "están casi atrapadas allá porque no tienen la capacidad de migrar ni moverse a mucha distancia".

publicidad

Según los científicos, de todas las especies de tortugas marinas que llegan a las costas del continente americano, seis están en peligro de extinción, siendo especialmente crítica la situación de las tortugas lora, canal y carey.

Las pesquerías, la extracción de huevos en las playas de anidación, la construcción desordenada de hoteles en las playas y sus luces (la tortuga con mucha luz se desorienta y no anida), además de la depredación natural de las pequeñas tortugas y los efectos del cambio climático son los mayores enemigos de esta especie.

"Si están tan mal es porque nosotros hemos puesto más presión de la que pueden aguantar", dijo Cáceres.

"El área de Missisipi es sobreexplotada y si se le agrega el derrame de petróleo entonces ahí el problema es grave", concluyó Márquez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad