publicidad
El marfil destruido fue decomisado en 2009 en una tienda de Philadelphia

Lucha contra los cazadores furtivos de elefantes en Times Square

Lucha contra los cazadores furtivos de elefantes en Times Square

Las autoridades estadounidenses destruyeron más de una tonelada de marfil en esta mítica plaza de Nueva York.

El marfil destruido fue decomisado en 2009 en una tienda de Philadelphia
El marfil destruido fue decomisado en 2009 en una tienda de Philadelphia

Por Clemente Álvarez: @clementealvarez

La mítica plaza Times Square de Nueva York ha sido escenario este viernes de la destrucción de más de una tonelada de marfil ilegal. En medio de un ruido ensordecedor, una máquina pulverizadora ha ido triturando colmillos enteros y cientos de objetos decorativos de este material, la mayoría procedentes de una tienda de antigüedades de Philadelphia (Pensilvania), cuyo propietario fue condenado a 30 meses de cárcel (además de una multa de 7.500 dólares y la pérdida de 150.000 dólares por el valor del material incautado).

Con este simbólico acto en una de las plazas más icónicas, el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS) ha querido mandar un mensaje contra el tráfico de marfil, una actividad delictiva que, según la organización World Wildlife Fund (WWF), está acabando con la vida de cerca de 35.000 elefantes al año en África. O lo que es lo mismo, 96 elefantes al día o un elefante cada 15 minutos.

publicidad

¿Es suficiente una máquina pulverizadora para frenar esta matanza de elefantes? “Hay que parar esto desde tres frentes diferentes”, comenta Will Garthshore, director de Politicas Públicas WWF. “Primero, hay que parar la caza furtiva en África, ayudando a los países. Tenemos que asegurarnos que los guardas que protegen estos animales tienen la formación y el equipo adecuados. Luego hay que detener el tráfico ilegal de estos productos, poniéndoselo más difícil a los criminales a la hora de transportar el marfil. Y, finalmente, hay que reducir la demanda de estos productos. Necesitamos conseguir que la gente deje de pagar por el marfil”.

De alguna forma, la máquina pulverizadora intenta acabar también con el deseo de compra de los objetos triturados. El principal mercado para el marfil ilegal está en Asia, pero no hay que irse muy lejos de Times Square para encontrar el rastro de sangre. Como detalla Garthshre, en Nueva York se han realizado varios grandes decomisos en los últimos años y en el propio Manhattan se han incautado productos relacionados con la caza furtiva de elefantes por valor de tres millones de dólares. “Sabemos que el marfil ilegal sigue entrando en Estados Unidos”, comenta el representante de WWF, que lamenta que siga permitiéndose en este país la venta de objetos de marfil con una edad superior de más de cien años, lo que se utiliza para introducir material ilegal.

publicidad

"Es realmente importante hacer que la gente entienda que cuando compran marfil están matando animales. Mucha gente en China piensa que este material son como dientes de leche de los animales, que luego les vuelven a crecer como a los niños. Una vez descubren que mueren por este marfil baja la demanda", explica el presidente de International Fund for Animal Welfare, Azzedine Downes. "Times Square es un lugar muy mediático y Nueva York es un increíble motor económico. Si podemos convencer aquí que el valor de los elefantes es mayor que el valor del marfil tenemos muchas oportunidades de ganar la batalla", destaca.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad