publicidad
Nube de monarcas en Michoacán (Ingo Arndt/WWF).

Detectadas talas ilegales en santuarios de invierno de la mariposa monarca en México

Detectadas talas ilegales en santuarios de invierno de la mariposa monarca en México

Los datos de 2015 muestran una pérdida de 51.9 acres en estos bosques claves para una de las migraciones más extraordinarias de la naturaleza.

Nube de monarcas en Michoacán (Ingo Arndt/WWF).
Nube de monarcas en Michoacán (Ingo Arndt/WWF).

Por Clemente Álvarez: @clementealvarez

Los datos de 2015 del monitoreo anual de los bosques de México donde pasa el invierno la mariposa monarca muestran una pérdida de 51.9 acres (21.01 hectáreas) de estos santuarios clave para la que es una de las migraciones más espectaculares de la naturaleza. Como explicaron hoy martes en Ciudad de México la alianza de World Wildlife Fund (WWF)-Telcel  y el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la mayor parte de la superficie degradada corresponden a talas ilegales en  47.2 acres (19,13 hectáreas) de la comunidad de San Felipe de los Alzati, dentro de este espacio protegido considerado Reserva de la Biosfera y Patrimonio Mundial de la Unesco.

publicidad

Esta es solo una pequeña parte del núcleo de 33,485 acres (13,551 hectáreas) de estos santuarios donde empieza a llegar a principios de noviembre la mariposa de alas naranjas en su larga migración de hasta 2.800 millas desde Canadá y Estados Unidos. Sin embargo, para comprender el valor de esos 51.9 acres perdidos en el último año hay que tener en cuenta que en la temporada 2013-2014 se contabilizaron en el conjunto de estos bosques 7 colonias de mariposas  (3 en Michoacán, 4 en el Estado de México) que no ocuparon más de 1.6 acres (0.67 hectáreas), la menor superficie desde que en 1999 se empezaron a tomar mediciones.

“Las colonias se van moviendo, no están cada año en el mismo lugar, por eso son tan importantes todas las hectáreas del núcleo”, incide Omar Vidal, director de WWF en México. “Además, no hay que cortar todos los árboles de un bosque para dañar a las mariposas, quitando suficientes árboles en diferente lugares se puede acabar con el microclima que protege a las colonias, exponiéndolas a que entre el viento frío y la lluvia”.

En este caso, lo que se trata de proteger no es tanto esta especie de mariposa (que puede encontrarse en otras partes del continente y del mundo), sino  la excepcional migración que realizan estas poblaciones uniendo tres países. “Lo que está amenazado es esta migración de las monarca, la segunda más larga  realizada por un insecto vivo”, detalla Vidal, que explica que en otra similar en la costa oeste de Estados Unidos los lepidópteros se quedan en California y no bajan tan al sur.

publicidad

En 2014, el presidente de México Enrique Peña Nieto, el presidente de Estados Unidos Barack Obama y el primer ministro de Canadá Stephen Harper crearon un grupo de trabajo trinacional para proteger a la monarca y su hábitat. Y, este año, la agencia de Pesca y Vida Silvestre de EEUU (US Fish & Wildlife Service) anunció que estudiaría la posibilidad de catalogar a la monarca como una ‘especie amenazada’. “Igual que México debe cuidar estas áreas de invierno, es muy importante que Estados Unidos proteja también las zonas de reproducción del verano”, incide el director de WWF México, que asegura que “la principal causa de la reducción de las monarcas en EEUU es el uso de pesticidas para acabar con el algodoncillo, la planta donde pone los huevos la mariposa”.

En México, existe un Fondo para la Conservación de la Mariposa Monarca para incentivar la protección de estos bosques de oyameles, pinos, cedros y encinos. Coordinado por WWF y el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, este fondo ha repartido hasta ahora 40 millones de pesos mexicanos (unos 3 millones de dólares) entre las 32 comunidades de esta zona para que protejan los árboles. Para recibir el dinero, debe demostrarse el buen estado de los bosques, lo que se realiza a través del monitorio anual presentado hoy. Aquellas comunidades en las que se hayan degradado los santuarios de las mariposas pierden su derecho a estos incentivos, tal y como ha ocurrido con la de San Felipe de los Alzati en los últimos tres años.

publicidad

“Nuestro llamado a las autoridades es para incrementar la vigilancia en la zona, pero también para apoyar a la comunidad y averiguar por qué se está dando la tala ilegal ahí”, destaca Vidal. "Hay que conseguir que estas comunidades consideren más valioso cuidar de los árboles que talarlos para vender su madera".

La mariposa monarca ( Danaus plexippus) se diferencia de otros lepidópteros por su longevidad: mientras que el ciclo vital de otras mariposas dura unos 24 días, el de las monarca puede alargarse hasta 9 meses. Las  poblaciones que invernan en México proceden de las Montañas Rocosas y los Grandes Lagos. Durante su viaje y estancia en México se cortejan y reproducen los ejemplares adultos y nace la generación que volará en marzo hacia EEUU y Canadá.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad