publicidad
Tareas de extinción en Alaska.

Aumentan los días con riesgo de incendio en el mundo

Aumentan los días con riesgo de incendio en el mundo

Mientras Alaska bate récords de acres ardidos, un estudio llama la atención sobre el aumento de los días con más riesgos de fuego por el clima.

Tareas de extinción en Alaska.
Tareas de extinción en Alaska.

Por Clemente Álvarez. @clementealvarez

Mientras estados como Alaska se enfrentan este año a uno de los peores veranos en incendios forestales, un estudio publicado hoy jueves en Nature Communications llama la atención sobre un efecto global relacionado con el clima: entre 1979 y 2013 la temporada de incendios se ha alargado de media un 18.7%. Como incide el trabajo liderado por W. Matt Jolly, de la Estación de Investigación de las Montañas Rocosas, en Montana, los días con condiciones meteorológicas más propicias para los incendios han aumentado para un 25.3% de la superficie con vegetación del planeta.

Según este estudio, se estima que cada año se queman en el mundo unos 864 millones de acres (350  millones de hectáreas). En contra de lo que se piensa, en algunos ecosistemas el fuego ha jugado históricamente un importante papel ecológico, propiciando la limpieza y regeneración de espacios naturales. No obstante, estos incendios también pueden ser muy destructivos y generar importantes emisiones de CO2, además de tener un alto coste económico. Como recalcan los investigadores, los incendios de Indonesia de 1997-1998 liberaron a la atmósfera tanto CO2 como el 13-40% de las emisiones globales de los combustibles fósiles. Y los fuegos de hace 10 años en Australia supusieron para este país un coste equivalente al 1.3% de su Producto Interior Bruto.

publicidad

Los investigadores han comprobado un aumento de la frecuencia y duración de los grandes incendios forestales en Estados Unidos en las últimas décadas, en especial en bosques de coníferas al norte de las Montañas Rocosas al incrementarse las temperaturas. Por lo general, esta tendencia suele relacionarse con derretimiento más temprano de la nieve, pero el trabajo señala también otras causas, como cambios en la humedad, mayores intervalos entre lluvias o fuertes vientos.

Como destaca el trabajo, en 2012 se registró en Estados Unidos un aumento de los días con condiciones meteorológicas más propicias para incendios en el 47,4% de las zonas con vegetación,  que luego se tradujo en el duodécimo peor año de fuegos de la historia del país. El estudio también calcula en 33 el aumento de días con condiciones más favorables para el fuego al año en bosques tropicales y subtropicales de Sudamérica.

Al mismo tiempo, este verano, en sitios como Alaska las cifras oficiales registran a 15 de julio 679 incendios y 4.7 millones de acres ardidos, lo que sitúa ya este 2015 como el cuarto peor de este estado desde hace 76 años. Y esto solo es una parte de lo que está ardiendo. En Canadá, se han calcinado unos 7.2 millones de acres, que sumados a los de Alaska suponen más de 11 millones de acres, tantos como si hubiera ardido la República Dominicana.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad