publicidad

Ante la crisis, piensa en verde

Ante la crisis, piensa en verde

Ir al súper con una lista, compartir el coche o utilizar bombillas de bajo consumo: consejos para ahorrar y ser bueno con el planeta.

Ayuda al mundo y ahorra

Hacer la compra, encender la luz o abrir el grifo no tienen por qué suponer un tormento para las familias. Acudir al supermercado con una lista de las necesidades, compartir el coche o utilizar bombillas de bajo consumo, son algunos consejos para ahorrar en tiempos de crisis económica.

La crisis económica y los precios cada vez más altos de los productos de primera necesidad sugieren que las familias cambien sus hábitos de consumo, busquen las formas de arreglárselas para gastar menos y llegar "a trancas y barrancas" hasta fin de mes.

Para no tener que estirar tanto el dinero se aconseja comprar con eficiencia y a un buen precio. Es lo que están haciendo en la Florida (EU) muchas familias hispanas que han optado por comprar en tiendas de la cadena ALDI donde los precios son un 50 por ciento más bajos que los supermercados tradicionales, según informó Efe.

Otro recurso para que las familias ahorren es que pueden unirse dos personas sean vecinas, compañeros de trabajo o familiares para acudir juntos a los supermercados de venta al por mayor donde sólo se admiten a grupos o mayoristas.

Las personas que no tienen esta posibilidad siempre podrán comprar productos de las llamadas "marcas blancas", que según la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), "evitará que gastemos entre un 30 por ciento y un 40 por ciento más de lo previsto".

publicidad

En comida y gasolina

Aún así, se recomienda aprovechar las ofertas de las tiendas de comestibles, que en ocasiones suelen proponer un artículo gratis con la compra de otro, comprar los productos de temporada, que son siempre más baratos o adquirir los alimentos frescos en pequeños comercios o mercados regionales mejor que en las grandes superficies y supermercados.

Si utilizamos el coche para nuestros desplazamientos, es bueno saber que aumentar la potencia del aire acondicionado, llevar el maletero repleto de objetos inútiles o usar un aceite inapropiado ocasiona gastos innecesarios. Según la fundación Alianza Para Ahorrar Energía las familias estadounidenses gastarán en 2008 una media de $6,300 en energía para sus casas y sus vehículos, $2,350 de los cuales irán destinados al hogar y los $3,950 restantes a la gasolina.

Para evitar este despilfarro, esta organización recomienda contener la furia al manejar en carretera, dejando a un lado la alta velocidad, las aceleraciones rápidas o las frenadas bruscas, lo que puede disminuir el consumo del combustible anual hasta 364 litros, que en términos monetarios se traducirían a $310 de ahorro.

Ahorro energético

El ahorro energético se puede aplicar también en casa, como hizo el gobierno argentino al repartir de forma gratuita, en enero de 2008, 25 millones de bombillas de bajo consumo a cambio de otras tantas incandescentes, que fueron destruidas.

publicidad

Y si somos más ambiciosos, podemos acogernos a programas como la "hipoteca verde", lanzado por el gobierno mexicano en marzo de 2008 y que consiste en la concesión de un crédito "verde" para adquirir una vivienda ecológica que incluye un calentador solar, lámparas fluorescentes ahorradoras de energía y dispositivos ahorradores de agua.

En este sentido, el uso habitual del lavavajillas sería recomendable. De hecho, un estudio realizado por el Canal de Isabel II (España) ha revelado que la utilización de este electrodoméstico para fregar los platos supone un ahorro medio del 10 por ciento, unos 32 litros, en el consumo de agua diario de un hogar común.

Rebaja tus facturas

Según los resultados de esta investigación, que se presentaron en la Expo de Zaragoza 2008, el lavavajillas supone un ahorro medio de 100 litros cada vez respecto al lavado a mano. Asimismo, y puesto que la mayor parte del agua ahorrada es caliente, también se ha constatado un ahorro de energía de 3 kilovatios hora en cada lavado.

Tanto el lavavajillas como la lavadora se pondrán siempre que estén completamente llenos, lo que permite ahorrar un 30 por ciento de la factura de electricidad, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Este organismo sugiere usar electrodomésticos de clase A, que son aparatos más caros, pero a la larga abaratan la factura, consumen un 55 por ciento menos.

publicidad

En opinión de esta asociación española de consumidores, el ahorro en el consumo de energía depende en buena medida de que se haga un uso eficiente de los electrodomésticos del hogar. De ahí la recomendación de no dejar electrodomésticos como la televisión, reproductores de video, DVD, TDT en "stand by", con lo que se ahorra un 10 por ciento de energía.

Tener controlado el termostato de la calefacción o del aire acondicionado, aislar correctamente las viviendas para que el calor o el frío no se escapen, puede significar hasta el 30 por ciento de la factura energética, que no es poco en estos tiempos de turbulencias financieras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad